fbpx

José SÁNCHEZ LÓPEZ
EL viernes 10 de febrero de este año. ROSA SUÁREZ, ex empleada del Consejo de la Judicatura Federal, envió un mensaje a JOSÉ LUIS LÓPEZ DÍAZ BARRIGA, director general de Inmuebles y Mantenimiento del Consejo de la Judicatura Federal y éste a su vez, lo reenvió a ROSA MARÍA VISCONDE ORTUÑO, secretaria ejecutiva de administración del CJF. El mensaje iba acompañado de la foto de un auto Sentra, blanco.
“Rosy, creo que debes saber esto! En el estacionamiento del Ajusco está estacionado este carro y le encontraron una bolsa con un millón y medio de pesos en efectivo adentro, me dicen que corresponde a obras, pero nadie se atreve hacértelo saber, pero pues yo no me puedo quedar con esa información, nadie sabe que te lo estoy diciendo”, escribió JOSÉ LUIS.
El hallazgo ocurrió en el edificio del CJF en la carretera Picacho Ajusco 170, en la Colonia Jardines de la Montaña, Delegación Tlalpan.
Se procedió a revisar el automóvil y, efectivamente, se encontró en la cajuela una bolsa, pero no con millón y medio, sino con 3 millones 400 mil pesos.
Ante el hallazgo, se investigó el nombre del propietario y resultó que había sido asignado a FRANCISCO JAVIER PÉREZ MAQUEDA, director de Inmuebles y Mantenimiento de dicho tribunal, quien al momento del hallazgo no se encontraba en la Ciudad de México, sino en una comisión en Tepic, Nayarit. Al ser enterado de lo que se encontró en su coche, negó cualquier relación y aseguró que “se los habían sembrado”.
ROSA MARÍA redactó el oficio SEA/0356/2017 e informó a sus superiores.
MIGUEL FRANCISCO GONZÁLEZ CANUDAS, director general de Asuntos Jurídicos del CJF, presentó la denuncia y se inició la carpeta de investigación FED/CDMX/SZC/0001306/201.
Se dispuso que PÉREZ MAQUEDA, al igual que MICHEL HIDALGO GONZÁLEZ, secretario particular; PAOLA SILVA LARIOS, secretaria técnica de Proyectos y Presupuestos; RODOLFO MARTÍNEZ QUINTERO, director de la Secretaría Técnica de Obras y Mantenimiento y JUAN CARLOS HERNÁNDEZ PAREDES, chofer de PÉREZ MAQUEDA, fueran separados de sus cargos, aunque los dos últimos renunciaron antes de la resolución.
Hasta ahí, todo indicaba que se actuaría con todo rigor, pero fue entonces cuando comenzaron los asegunes.
La orden de separación de sus cargos, se tomó el 15 de febrero, pero la notificación fue hecha hasta el 29 de marzo, un mes y cuatro días después y surtía efectos hasta el día siguiente.
También se ordenó la separación de JOSÉ ALEJANDRO MCNAUGHT SALGUERO, director de Presupuestos y Concursos, pero gracias a un amparo que le otorgó la jueza ALMA DELIA AGUILAR CHÁVEZ NAVA, del Juzgado XV de Distrito en Materia Administrativa, no surtió efecto la disposición.
Por otra parte, otro personaje del Poder judicial de la Federación, el juez XIV de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, ERIK ZABALGOITIA NOVALES, concedió una suspensión provisional a PÉREZ MAQUEDA contra cualquier mandato judicial o ministerial privativo de su libertad.
Lo descubierto en el auto de PÉREZ fueron 3 millones 400 mil pesos y la suspensión le costó ¡mil pesos! con ello evitó ir a la cárcel.
El juez fijó para el 27 de febrero, la audiencia incidental para definir si otorgaba o no el amparo definitivo. Hasta la fecha se desconoce cuál fue la resolución final.
En teoría, la carpeta de investigación que inició la PGR sigue su curso, lo cierto es que ni en el CJF ni en el MPF informan cuál es el estado que guardan las indagatorias, por lo que todo apunta a que se dio el clásico carpetazo.
Lo más grave es que al archivarse el asunto, resulta imposible saber el origen del dinero, que, por la manera cómo se descubrió, todo apunta que no es lícito y que detrás podría haber situaciones llenas de mayor “sospechosismo”.
Otro caso de “irregularidades” en el CJF, pero más añejo, es el de los hermanos MARÍA EUGENIA, CARMEN y JORGE NAME SIERRA, que quieren o ya vendieron al CJF un inmueble, en avenida Revolución 1884, a espaldas de otro predio del consejo, en ¡20 millones de dólares!
El clan NAME, se ha valido de amenazas, extorsiones, maniobras legaloides y triquiñuelas para desalojar a los inquilinos, pese a que los contratos de arrendamiento están vigentes.
En el ajo también está involucrado el arquitecto LUIS BERNARDO ARGÜELLES Y MEDRANO, esposo de MARÍA EUGENIA.
Todos ellos fueron investigados en el 2011 por lo ocurrido el 14 de abril en el moderno, costoso y automatizado conjunto arquitectónico del Senado, en Reforma e Insurgentes.
Al día siguiente de su inauguración, falló el sistema electrónico de votación, los sótanos se inundaron, los sanitarios no funcionaron en su totalidad, hubo demoras, sobreprecios, fallos de operatividad por la mala planificación, etc.
LUIS BERNARDO era corresponsable de instalaciones en la nueva sede de la Cámara de Senadores. Los sobreprecios fueron por parte de la empresa “Urba Ingeniería”, propiedad del clan NAME-SIERRA.
Ahora, nuevamente los referidos personajes enfocan sus baterías hacia el CJF y todo parece indicar que se saldrán con la suya.
Si las componendas se dan a ese nivel, ni para dónde hacerse.***SÍ LA LEY ES CLARA Y PRECISA, AL JUEZ SÓLO LE RESTA COMPROBAR EL HECHO.***AU REVOIR.
joebotlle@gmail.com

Comentarios

comentarios