fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el arranque de la “nueva normalidad”, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que si se registra un rebrote de covid-19, se actuará con responsabilidad y se recomendará el cierre de comercios y confinamiento.

En conferencia de prensa desde el décimo batallón de Policía Militar, el mandatario federal aseguró que la reactivación de actividades esenciales se realizará con cuidado y con responsabilidad.

No obstante, indicó que es prioritaria la reactivación económica y con ello reactivar los ingresos para las familias y empresarios.

“Desde el principio hemos podido salir adelante por la actitud responsable de la gente, han actuado de manera responsable. Si se da un rebrote será informar a la gente qué hay que quedarnos en casa, al confinamiento y salvar vidas”, expuso López Obrador en su primer día de gira por el sureste.

En ese sentido, manifestó que el regreso a la nueva normalidad es importante para mejorar la economía nacional, la popular y la familiar.

“Tan solo en Quintana Roo se han perdido 80,000 empleos, entonces necesitamos poco a poco regresar a la normalidad y garantizar el bien de la gente”, comentó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el pueblo de México estará enteramente agradecido con el trabajo que han hechos médicos y enfermeras para combatir el covid-19.

Adelantó que se entregarán reconocimientos al personal médico naval que han puesto su vida en juego para salvar la de otros.

La condecoración del personal médico naval se entregará en Isla Mujeres.

“Es oportuno agradecer a los médicos y enfermeras por su entrega y solidaridad por estar poniendo en riesgo su vida para salvar la vida de otros”, dijo el mandatario federal.

“Estamos infinitamente agradecidos con el trabajo de médicos generales, especialistas, enfermeras de todos los trabajadores del sector salud”.

De igual forma, apuntó que alrededor de 8,000 médicos y enfermeras serán reconocidos próximamente con la condecoración Miguel Hidalgo, por su gran contribución a la salud de los mexicanos.

“No vamos a dejar de reconocer lo que han hecho”, afirmó el jefe del Ejecutivo.

López Obrador explicó que no está en contra de las pruebas rápidas para detectar coronavirus o COVID-19; sin embargo, refirió que se debe saber el grado de efectividad de estas, esto ante la petición de los gobernadores para que se permita la entrada de estos test.

“Todo lo que ayude se debe de permitir, nada se debe desechar si es para saber si hay una persona infectada, contagiada. Todo lo que se haga en esa materia debe de permitirse no debe de impedirse. Hay nada más que saber el grado de efectividad de las pruebas rápidas, creo que ahí es dónde existe la discrepancia, la polémica. Yo creo que no afecta que se hagan todas las pruebas que sean”.

Informó que se dio la apertura de algunas actividades siguiendo las recomendaciones de los expertos; adelantó que, en caso de haber un rebrote de COVID-19, se recomendaría cerrar de nueva cuenta las actividades “sin imposiciones autoritarias”.

“Si seguimos cuidándonos con sana distancia, si salimos de nuestras casas solo para lo indispensable, y respetamos las medidas sanitarias entonces poco a poco vamos a ir regresando a la normalidad. Si no lo hacemos de manera ordenada con disciplina y eso produce contagios y se presentan rebrotes pues entonces vamos a cerrar de nuevo, y quiero decir cerrar es recomendar cerrar, nada de imposiciones autoritarias”.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios