domingo, junio 16, 2024

SENDERO POLÍTICO: Marko Cortés, lacayo de Ricardo Anaya

José Cruz Delgado

Se vislumbra una lucha encarnizada entre anayistas y calderonistas

 

Inició el proceso electoral rumbo al 2018 y muchos que sienten que el pueblo los necesita ya están tratando de hacer “amarres” con sus respectivos partidos para ver si logran una diputación federal, local, alcaldía o senaduría y muchas más buscarán la reelección.

El lacayo de Ricardo Anaya, Marko Cortés Mendoza, seguramente tratará de imponer a su gente y se servirá con la cuchara grande por órdenes del “niño llorón” y cerrarle todas las posibilidades al diezmado grupo de los calderonistas que también intentarán quedarse con algunas posiciones pero será muy difícil que lo logren ya que se dice que el control lo tienen los anayistas empezando por el dirigente estatal del PAN José Manuel Hinojosa Pérez. Cortés Mendoza sabe bien que debe estar al lado de su jefe Ricardo Anaya porque aspira la senaduría que le servirá de trampolín para buscar la candidatura al gobierno de Michoacán.

Es casi un hecho que será senador, claro, por la vía plurinominal porque de mayoría relativa no gana una porque los michoacanos están hartos de su doble discurso, de sus falsedades y proyectos personales, cansados de promesas incumplidas y que sólo se acuerda de la gente del “pueblo”, al igual que los otros panistas cuando se acercan elecciones, es entonces cuando se salen de sus cubículos para darse baños de pueblo, es entonces que se acuerdan que existen michoacanos, porque viven en la cima y si voltean hacia abajo se marean.

Pero también tenemos a la senadora Luisa María Calderón que no se acuerda de los michoacanos, porque como también es plurinominal para ella no existen. Están también los legisladores y legisladoras como Macarena Chávez, la enemiga de los periodistas Andrea Villanueva Cano, Carlos Quintana, Miguel Villegas Soto, Eduardo García Chavira, Alma Mireya González Sánchez y Héctor Gómez Trujillo, todos ellos dicen apoyar las causas populares pero solo cuando se acercan los comicios, por ello los michoacanos ya no creen en sus patrañas y perversidades. Hay que recordar que el inepto alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, conocido como Lord Baches, proviene de las filas del panismo, trae los mismos vicios y las mismas mañas, el mismo discurso falso por ello los morelianos lo detestan y ya no quieren queso sino como salir de la ratonera.Seguramente se va a desatar una lucha encarnizada por los cargos políticos entre anayistas y calderonistas.

El anayismo que representa el absolutismo, el chantaje, la intolerancia y despotismo y los calderonistas que representan la continuidad del poder como si los michoacanos, principalmente, no hubieran tenido con el infame mandato de Felipe Calderón Hinojosa.

Cambiando el tema, sucede que la inseguridad en la región de Zamora y el Bajío Michoacano es ya insoportable, se ha iniciado  el desplazamiento de familias hacia otras ciudades ante la falta de garantías por parte de las autoridades. En la última semana, los restos de ocho civiles fueron localizados en la región. 

El titular de la Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez siempre ha repetido el mismo discurso: “Hay una disputa entre células del crimen organizado por el control territorial, pero hay coordinación con los demás órdenes de gobierno para combatir este flagelo”.

Siempre que se le entrevista sobre este tema es la misma cantaleta pero no hay resultados positivos. De la Procuraduría General de Justicia a cargo de José Martín Godoy Castro mejor no hablamos, pues su desempeño ha dejado mucho que desear, incluso, se comenta que algunos policías ministeriales que trajo del estado de México se han convertido en una seria amenaza pues se dedicar a extorsionar en las colonias comúnmente llamadas de los ricos, como Altozano, cuyas víctimas no se atreven a denunciar por temor a represalias, pero el Procurador se hace de los oídos sordos y de la vista gorda.

Artículos relacionados