miércoles, abril 17, 2024

Secretaría del Trabajo debe apoyar y asesorar a trabajadores que no hayan recibido utilidades, consideran senadores

CIUDAD DE MÉXICO.- El trabajo es un factor fundamental para la productividad y el desarrollo económico del país, por ello, resulta inaceptable que se niegue el reparto de utilidades a las que tiene derecho toda persona trabajadora dentro de una empresa, aseguraron senadores del PT.

Por tal motivo, presentaron un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, a que apoyen y orienten jurídicamente a las y los trabajadores que, a causa de exigir el pago de utilidades hayan sido acosados, amenazados o en última instancia despedidos injustificadamente de su empleo.

En el documento, las senadoras Geovanna Bañuelos de la Torre, Cora Cecilia Pinedo Alonso y Martha Cecilia Márquez Alvarado, así como el senador Joel Padilla Peña, también plantean hacer un llamado a dicha Secretaría para que incremente la difusión sobre el derecho de las personas trabajadoras a recibir el pago de utilidades y los mecanismos e instancias competentes en caso de que se vulnere este derecho.

Los senadores señalaron que el reparto de utilidades es un derecho constitucional que tienen las personas trabajadoras, de tal forma que puedan recibir una parte de las ganancias que obtiene una empresa o patrón por la actividad productiva o los servicios que ofrece en el mercado.

Pese a lo anterior, advirtieron que existen empresas que se niegan a cumplir con este derecho o lo otorgaron de forma incompleta.

Destacaron casos como el de Grupo Corona, donde 40 trabajadores se fueron a huelga en el estado de Aguascalientes, debido a que sus utilidades se redujeron 50 por ciento respecto a las del año pasado.

Mencionaron que, en la industria hotelera se presentaron casos en los hoteles Thomson, The Fives y Paradisus, ubicados en Playa del Carmen, y en Cancún, así como en el Hotel Moon Palace, en los que sus trabajadores se manifestaron por la misma razón.

Los integrantes del Grupo Parlamentario del PT manifestaron que un hecho aún más preocupante es que existen empresas que despiden injustificadamente a los trabajadores que se manifiestan o entran en huelga para exigir el reparto digno de utilidades.

Refirieron que empleados de Sum Autotapetes señalaron que la empresa ubicada en la comunidad de Santa María Quelites, en Tepeji del Río, Hidalgo, sólo les otorgó un monto de 300 pesos por concepto de pago de utilidades, pero al expresar su descontento mediante una protesta, fueron llamados a la oficina del gerente, quien les informó sobre su despido por la manifestación.

Indicaron que el caso más mediático ha sido el de Cinemex, donde los trabajadores del complejo de Salina Cruz, Oaxaca, hicieron paro de labores y suspendieron los servicios de manera pacífica, ya que desde el año pasado la empresa no ha cumplido con esta prestación que les corresponde, por lo que posteriormente se les notificó a los trabajadores que habían sido despedidos.

Puntualizaron que estos casos son ejemplo de las injusticias laborales que se dan por empresas y patrones que no realizan el reparto de utilidades como lo marca la ley, por lo que es necesario que las autoridades salvaguarden los derechos laborales de todas las personas trabajadoras.
AM.MX/fm

Artículos relacionados