fbpx

AYALA, MORELOS, 22 de mayo (AlmomentoMX).-.- Sabiendo que la rúbrica estampada en un documento oficial no salió de su puño y letra, el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se negó por segunda ocasión a que especialistas en grafoscopía analizaran su firma.

En esta ocasión, su fundamento fue, según él, porque ya opera el sobreseimiento del amparo y ya había sido vinculado y esperaban saber cual habría sido el acuerdo del Juez, al respecto.

El ex mandatario quintanarroense no quiso afrontar la prueba grafoscópica que lo podría enviar a su estado para ser juzgado, y volvió a mostrar una actitud retadora e intolerante.

La prueba serviría para que se determine si son apócrifas sus firmas y así el ex gobernador quintanarroense caiga en otro delito, falseó de declaraciones. Lo anterior como seguimiento a la audiencia programada en varias ocasiones y por problemas logísticos no se ha llevado a cabo.

Como se recordará, el pasado 17 de abril Borge Angulo con la mirada retadora, envalentonado y lanzando consignas contra sus juzgadores, asistió a su audiencia en la cual se negó a firmar (por primera vez) para encarar la prueba grafoscópica.

En ese entonces dijo, que los términos habían cambiando… En esa audiencia estuvieron presentes representantes de la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo, y otras autoridades federales, quienes han aportado pruebas para que el ex funcionario sea juzgado en su estado.

A días de que cumpla dos años de haber sido encarcelado -en Panamá- el ex gobernador todavía cree que sigue siendo poderoso y puede comprar a las autoridades estatales y federales, respectivamente.

Es por eso que continúa intolerante y con aires de grandeza; hasta se atreve a “retar” a las autoridades judiciales, anticorrupción y toda aquella que esté siguiendo su caso.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios