domingo, marzo 3, 2024

Reforma constitucional en materia electoral busca fortalecer democracia y reducir burocracia: José Narro

CIUDAD DE MÉXICO.- El senador José Narro Céspedes afirmó que el objetivo de la reforma constitucional en materia electoral, propuesta por el titular del Ejecutivo federal, busca fortalecer la democracia y reducir el aparato burocrático electoral.

En conferencia de prensa, el legislador de Morena explicó que la propuesta no plantea la desaparición del Instituto Nacional Electoral, sino que se transforme y adecue a las nuevas circunstancias del país; además, que pueda desarrollar otras tareas como las consultas ciudadanas y la revocación de mandato.

Por ello, agregó, se propone que se llame Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.

Además, dijo, se plantea una democracia limpia, no más fraudes y un ahorro de 40 mil millones de pesos, que se podrían invertir en educación, empleo, en mejoras al sistema de salud, ya que se eliminarían 200 diputados y 32 senadores plurinominales.

Narro Céspedes enfatizó que son muchas las irregularidades y controversias sin resolver las que motivaron cambios al aparato electoral, a fin de fortalecer la democracia, reducir la burocracia y la carga al erario en materia de financiamiento a partidos políticos, así como “eliminar los privilegios a los altos ejecutivos del INE”.

Consideró que la democracia debe ser asequible y limpia; que no puede haber un órgano electoral rico y un pueblo en pobreza, ya que la visión de la Cuarta Transformación es contar con una verdadera democracia, pero nunca con el sacrificio de los sectores más vulnerables.

El senador José Narro recordó que el Instituto Federal Electoral inició operaciones en 1990, y es el órgano autónomo que más ejerce presupuesto; refirió que en las elecciones de 2020, en comparación con las de 2021, los recursos se incrementaron 123 por ciento, ya que pasó de 12 mil 500 millones de pesos, a 27 mil 800 millones de pesos, cifra independiente del financiamiento a los partidos políticos.

Refirió que en un comparativo del presupuesto que recibieron los partidos políticos en 2000 y 2012, para el PAN el incremento representó 87.64 por ciento; para el PRI, 78.48 por ciento; mientras que para el PRD, 5.1 por ciento.

El fondo es que los ciudadanos decidan la composición de los órganos electorales, darle el poder realmente a la ciudadanía y no a las burocracias partidarias que hoy se han hecho dueñas de lo que aparentemente hoy se llama democracia. “La democracia es que el pueblo tenga el poder”, acotó.

“Lo que planteamos nosotros es hacer un órgano que siga siendo muy confiable, que mejore su confianza, pero que la confianza no se reduzca a que el proceso electoral dependa de los dineros para los partidos, que no se reduzca a que gane la elección el que tenga más dinero, sino que gane la elección aquel que tiene más autoridad política, moral, ética y de servicio, a favor del pueblo de México”.

Narro Céspedes consideró que esto es el inicio de un nuevo proceso en México, para que el voto se ejerza con libertad y democracia, en donde no sea el dinero el que resuelva la composición de los partidos políticos, ya que han dejado de tener militantes para tener empleados.

Se trata de que la gente que esté interesada en participar en la vida política del país lo haga de forma autónoma, enfatizó el senador.

Por ello, expresó el respaldo a las y los diputados federales para que, en caso de que no se apruebe la reforma constitucional, “avancemos en la reforma secundaria, tan necesaria para México, para ir construyendo un nuevo esquema, un nuevo sistema electoral democrático, en donde el poder realmente resida en el pueblo de México”, concluyó.
AM.MX/fm

Artículos relacionados