fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de agosto (AlMomentoMX).- Para Neymar, dejar el Barcelona para irse al Paris Saint Germain (PSG) fue la decisión “más difícil” de su vida y le dio vueltas una y otra vez hasta, casi el último momento. Pese al jugoso contrato, lo que llevó al jugador brasileño de cambiar de club -y hasta de país- fue la búsqueda de “nuevos desafíos”.

“Fue una de las decisiones más difíciles de mi vida, estaba en un gran club, tenía amigos, no fue fácil en absoluto (venir al PSG), lo puedo garantizar”, afirmó el jugador de 25 años durante la presentación con el equipo francés.

“Quería algo más grande, quería nuevos desafíos y mi corazón me decía que era el momento de cambiar. Seguí mi corazón”, afirmó Neymar, quien aseguró que quiere escribir la historia de ese equipo y puso a la Liga de Campeones como su principal objetivo.

“Estoy aquí para dar lo mejor, para ayudar a este equipo a ganar trofeos”, insistió el futbolista, quien rechazó que su llegada a París estuviera motivada por dinero.

Al respecto, el presidente del club, Nasser Al-Khelaïfi, quien consideró a Neymar “el mejor jugador del mundo”, aseguró que el fichaje del jugador “quizás hoy parezca caro, pero en dos años no lo será tanto”.

“Nunca me ha motivado el dinero, nunca ha sido mi primera motivación, ante todo pienso en mi felicidad y en la de mi familia, siempre sigo a mi corazón, independientemente del dinero”, aseguró el propio jugador.

El brasileño aseguró que su marcha tampoco se debe a la imposibilidad de brillar por completo en un Barcelona donde la estrella indiscutible sigue siendo el argentino Lionel Messi.

“Todo lo contrario”, afirmó, “mi marcha del Barcelona no ha sido por Messi, él era mi ídolo y quería jugar con él”, fue por ese motivo por el que se acercó al club catalán hace cuatro años y hasta hoy le está agradecido “por todo lo que me ha enseñado”. Ahora sin embargo ha llegado el momento de emprender el vuelo en solitario.

Neymar se convirtió en el fichaje más caro de la historia después de que el PSG desembolsara 222 millones de euros (263 millones de dólares) para comprar al “mejor del mundo”, como lo calificó Nasser al Khelaifi, presidente del cuadro francés.

El jugador se dijo ansioso por empezar cuanto antes su nueva aventura, aunque reconoció que aún no ha discutido con su nuevo entrenador, Unai Emery, en qué posición jugará ni cuándo comenzará.

La gran duda es si el nuevo 10 del PSG aprovechará el primer partido, este sábado, para dar sus primeros pasos en su nuevo equipo o si en esa ocasión se limitará a hacer la presentación oficial ante la afición.

“He jugado en la pretemporada, me he entrenado, paré dos días pero estoy listo, he visto el terreno y tengo ganas de llevar esta camiseta y jugar, aunque tengo que esperar la orden”, sonrió.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios