fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.— El aplicar pruebas de Covid-19 a toda la población sería “un desperdicio de tiempo, de esfuerzo, de recursos”, ante el tamaño de la pandemia, en México y todo el mundo, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gattel.

Luego de las protesta de senadores opositores, que exigen la aplicación de más pruebas de para detectar casos de Covid-19, el funcionario federal destacó que ningún país sabe exactamente cuántos casos tiene de Covid-19, ni siquiera Estados Unidos que aplica el mayor número de pruebas.

No nos interesa porque es inútil, costoso e inviable aplicar una entrevista (o prueba) a todas las personas de un país (…) nadie sabe cuántos casos reales hay en su país, y esto no debe considerarse una negligencia.

Se ha manejado que sólo México no tiene un registro completo de casos, falso, pero la diferencia estriba en que el Gobierno mexicano ha declarado que no tiene como propósito contar cada uno de los casos, sino acudir a los mecanismos eficientes modernos y probados para atajar la pandemia”, señaló.

Con cubrebocas con la frase ‘Pruebas’, los legisladores panistas exigieron que se diera información sobre el tema. “México es uno de los países donde se han aplicado menos pruebas para detectar el Covid-19. Hay que realizar el mayor número de pruebas si se quiere llegar a un aplanamiento en la curva de contagios”, afirmó Mauricio Kuri, coordinador de los senadores panistas.

Al respecto, el subsecretario  insistió en la ineficiencia de las pruebas al poner como ejemplo que en China se realizaron 9 millones pruebas, de las cuales solo una salió positiva, por lo que ese gasto se debe canalizar a otros sectores para atender la pandemia.

López-Gatell defendió la estrategia del confinamiento no obligatorio. “México tiene una larga y lamentable historia de falta de abusos por parte de fuerzas del estado a la población civil que, nos guste o no, ha sido ampliamente documentada. Aún sin el uso de la fuerza, el 60 por ciento de la movilidad se redujo”, apuntó.

Admitió que hay hospitales que se han visto rebasados en la fase tres de la pandemia, ya que las personas llegan en una etapa tardía de la enfermedad y requieren atención de la red de Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG).

También destacó que “por más de 35 años se documentó una subinversión en el sistema de salud, un retraso en la capacitación de profesionales de la salud y poca renovación del equipo médico”, y con ello, dijo, tuvo que lidiar el gobierno actual.

Te recomendamos:

Iniciaría AMLO gira en Cancún el 2 de junio con banderazo a Tren Maya

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Por Redacción/dsc

Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.