fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril (AlmomentoMX).- La presidenta de la Comisión Especial para Revisar y Analizar la Legislación y Política en materia de Atención a la Niñez y la Adolescencia con Autismo y otros Transtornos Generalizados del Desarrollo, diputada Patricia Elena Aceves Pastrana (Morena), presentó el libro “Del silencio al diálogo, el examen mental en el Autismo y en etapas preverbales”, de Jorge Escotto Morett.

En el evento, realizado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, Aceves Pastrana destacó los esfuerzos de esta comisión por apoyar y proteger los derechos de estos pacientes y subrayó la importancia de tener claridad en la cuestión legislativa de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), para poder responder a sus necesidades.

Refirió que en próximos días se dictaminará una serie de reformas a la ley de autismo, que atiende las recomendaciones de especialistas y asociaciones civiles, emanadas de foros y consultas, y aborda el tema desde las diferentes trincheras, no sólo del sector salud, sino del social y de las organizaciones civiles.

Manifestó que la ley debe abrir nuevas puertas para beneficiar a esta población y garantizar el cumplimiento de sus derechos, desde el Poder Legislativo.

Además, expresó que la Comisión Especial debe trascender a la siguiente legislatura para “que ustedes tengan representación con los próximos diputados y continuar el trabajo que se ha desarrollado”.

México va muy atrasado en esta materia, apuntó, debido a que no hay un presupuesto dedicado al autismo, motivo por el cual estos trastornos no reciben atención suficiente en instituciones públicas. “Hay una ley y aunque en su momento fue magnífica, falta mucho en materia legislativa para visualizar y reconocer esta problemática”, subrayó.

Añadió que no se debe poner un velo para no ver esta gran población, “pues no sólo son los pacientes, sino su familia completa que no sabe qué hacer ni a quién recurrir. No puede ser que en otros países del mundo haya de todo para atender estas personas, y que en México no hagamos el esfuerzo suficiente”.

Se pronunció por impulsar desde la Cámara de Diputados una política al respecto y llamó a la sensibilidad para beneficiar, desde la legislación, a todos los afectados por estos trastornos. “A nosotros no nos va a tocar implementar las políticas de salud, pero podemos brindar herramientas legislativas que respondan a la exigencia de los ciudadanos”.

Destacó lo fundamental de un diagnóstico temprano en un niño que pueda presentar algún TEA; sin embargo, detectarlo se dificulta, porque no se ha puesto suficiente atención. “Ni siquiera los pediatras, los especialistas que debieran tener noción de esto, tienen las herramientas de formación”.

Llamó a no escatimar esfuerzos, pues un diagnóstico temprano da oportunidad de contar con un mejor tratamiento a los niños. “Puede hacerse antes de los seis meses de edad y eso les permitiría ser totalmente funcionales y que los niños, que quizá no iban a hablar, lo puedan lograr”.

Recomendó la lectura del texto a padres de familia, estudiantes de medicina, pediatras, maestros de primaria “para que rápidamente puedan canalizar a los niños con los especialistas; estaríamos hablando, incluso, desde preescolar, guarderías, porque es un crimen que una persona que puede llegar a hablar se quede condenada a nunca poder comunicarse ni siquiera con su familia”.

Agregó que la nueva ley contiene una propuesta para introducir de manera obligatoria en la carrera de medicina y afines –como trabajo social, sociología, psicología— los contenidos que expliquen lo que es el TEA.

“Que no acabe aquí esta lucha, que continúe la Comisión, que la ley proteja a este sector, que les proporcione espacios, oportunidades de trabajo y atención médica, ¿por qué no se legisla que estos niños necesitan atención médica cuenten con un seguro, independientemente de que sus padres trabajen o no? Hay que dejar esta actitud discriminatoria”, enfatizó.

En su intervención, el doctor Jorge Escotto Morett, autor del libro, señaló que éste resume el esfuerzo de 40 años de estudiar y atender el autismo en una institución; lo realizó con la participación de un grupo de colaboradores. “Es mi versión del autismo y sus tratamientos”.

El texto, indicó, es una aportación a la aproximación clínica de la determinación del estado y nivel de desarrollo, a partir de un examen mental del paciente, que conlleva a un diagnóstico más preciso de cualquier TEA, independientemente de su grado, y proporciona herramientas de averiguación para desarrollar técnicas de evaluación clínica en psiquiatría infantil.

“Ojalá en algo pueda ayudar a esta labor de atención de los trastornos del desarrollo, con un conocimiento un poco más detallado del autismo”.

Al evento asistieron la magistrada Rebeca Pujol, de la Cuarta Sala de lo Familiar del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, especialistas y representantes de asociaciones civiles dedicadas al apoyo y atención de personas con autismo.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios