fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero (AlMomentoMX).- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, informó que el organismo concluyó que los policías estatales llegaron armados al operativo para desalojar un bloqueo en la autopista México-Oaxaca, a la altura de Asunción Nochixtlán, el 19 de junio de 2016.

Foto: Milenio

Al presentar los avances de la investigación ante la Comisión Especial de Nochixtlán en la Cámara de Diputados, el ombudsman afirmó que existen pruebas documentales sobre la presencia de agentes estatales armados y que hubo una deficiente revisión por parte del notario público 65 del estado, quien solamente reportó que los policías no llevaban armas de fuego ni punzocortantes.

“Previo al inicio del operativo a las 04:30 de la mañana, en el destacamento de la Policía Federal, ubicado en San Pablo Etla, el notario público número 65 de la ciudad de Oaxaca, sólo hizo un recorrido visual, sin verificar a detalle a los integrantes de las corporaciones policiales y señaló que: ‘sólo portan kit policiaco antimotines, sin armas de fuego, ni punzocortantes, sólo lanzadores simples de agentes químicos’.

“Asimismo inspeccionó los vehículos terrestres que tuvo a la vista certificando que: ‘en su interior no existían armas de fuego ni punzocortantes’, sin embargo se ha documentado que hubo elementos de las corporaciones estatales que acudieron armados al inicio del operativo”, describió.

González Pérez indicó que, según el director general del Hospital Regional del IMSS en la ciudad de Oaxaca, elementos de la Policía Federal llegaron a solicitar atención médica, pero al mismo tiempo pidieron que, “por cuestiones de seguridad, no recibiera a población civil lesionada”.

Según el oficio en poder de la CNDH, el encargado del hospital rechazó la solicitud de los policías federales, al señalar que la institución de salud está obligada por ley a prestar servicio a quien lo requiera.

El ombudsman nacional expuso que la integración del expediente ha enfrentado dificultades y desafíos, como la indebida preservación del lugar de los hechos que derivó, incluso, en que las evidencias fueran movidas por falta de resguardo.

Señaló las contradicciones entre los diversos testimonios, lo cual ha obligado a contrastarlos y confrontarlos con otros elementos.

González Pérez denunció que la respuesta de las autoridades a las solicitudes de información “no siempre han sido oportunas, ni incluyen todo lo requerido, por lo que la CNDH se ha visto obligada a dirigirse nuevamente a la autoridad correspondiente para insistirle en la información solicitada”.

Además, la CNDH concluyó que en este operativo del 19 de junio, los elementos policiacos no cumplieron con los protocolos, y está por determinarse el uso de la fuerza.

“Los hechos no pueden quedar impunes. La sociedad debe conocer la verdad de lo acontecido en esa fecha, es preciso insistir en que la CNDH no investiga delitos, eso es responsabilidad exclusiva de las autoridades ministeriales, y judiciales, lo que investiga la CNDH son violaciones a derechos humanos, en ese sentido en los hechos del 19 de junio se requiere dilucidar por qué no se cumplieron los protocolos de actuación por parte de las corporaciones policiales así como determinar lo relativo al uso de la fuerza, esto es parte de lo que estamos por concluir”, apuntó.

PGR suspende diligencia por falta de seguridad

Previamente, la Procuraduría General de la Republica (PGR) informó la suspensión de las investigaciones programadas para este 21 de febrero en Nochixtlán, debido a que no existen garantías de seguridad para el personal de la dependencia y a que las víctimas de lesiones no presentaron sus denuncias como estaba acordado.

En un comunicado, recordó que el pasado 7 de febrero, representantes del Comité de Víctimas de los hechos, de la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca y de la PGR, acordaron lo anterior y que el martes 21 se practicarían las diligencias de investigación que faltan por realizar en el lugar de los hechos.

Sin embargo, el pasado 17 de febrero, la sección 22 de la CNTE convocó a realizar un “acordonamiento a las diligencias que realice la PGR”, con fines de vigilancia y para llevar la exigencia de justicia y castigo a los culpables por las víctimas del 19 de junio del 2016.

La PGR consideró que “los actos de investigación deben materializarse en un contexto de seguridad. En vista del comunicado antes precisado y para evitar provocaciones y entornos que comprometan la integridad física del personal investigador, aunado al incumplimiento del acuerdo consistente en que las víctimas de lesiones presentarían sus denuncias a más tardar en este día, se suspende la realización de los actos de investigación programados para el día de mañana 21 de febrero de 2017”.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios