fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el objetivo de fortalecer los ejidos y las comunidades rurales del país, el senador José Narro Césped presentará una iniciativa para otorgarles personalidad jurídica, para que sean parte central de las políticas públicas dirigidas al campo.

La modificación que plantea el legislador de Morena al artículo 27 de la Constitución, beneficiará a cerca de 11 millones de mexicanos, toda vez que los terrenos rurales representan cerca del 51 por ciento de la tierra del trabajo del campo en el país.

En conferencia de prensa, el también presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural afirmó que el proyecto no atenta contra la propiedad privada, agrícola, forestal o ganadera, por el contrario, dijo, busca darles certeza legal.

“Proponemos al Gobierno Federal la inclusión de un componente cardenista al modelo de desarrollo de la 4T, sustentándola en el fortalecimiento de la figura de los ejidos, por ello, somos neocardenistas, no neocomunistas”, expresó.

En ese sentido, explicó que se suprimiría la participación de las legislaturas estatales en la expedición de leyes para el fraccionamiento de los latifundios o excedentes de la tierra, debido a que estos no han cumplido el mandato constitucional de crear leyes en la materia.

Agregó que dicha reforma es parte de un paquete legislativo integral que contempla una nueva Ley Agraria, un Código de Procedimientos Agrarios, así como una Ley de Organizaciones Agropecuarias, entre otros cambios.

Además, Narro Céspedes señaló que los nuevos latifundios es una nueva forma de acumulación de propiedades donde participan grandes corporativos y el crimen organizado.

Los primeros, agregó, se hacen de tierras para su aprovechamiento industrial; los segundos, se apropian de ranchos y terrenos de otras personas para actos ilícitos.

Denunció que exgobernadores como Cesar Duarte, o extitulares de otras entidades, se beneficiaron en su momento de los vacíos constitucionales, creando nuevos latifundios, por lo que, es necesario realizar cambios profundos en las legislaciones que beneficien al sector campesino en México.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios