viernes, mayo 24, 2024

Piden juicio político contra Mauricio Vila

MÉRICA, YUCATÁN. – Por abuso de autoridad y violentar el Estado de Derecho que desde hace más de dos años prevalece en Yucatán, sindicatos y agrupaciones civiles solicitarán al Congreso del Estado y al de la Unión, un juicio político en contra del Gobernador Mauricio Vila Dosal.

De acuerdo con Sol Yucatán, todo ello aunado a las numerosas arbitrariedades cometidas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), pues en diversas ocasiones Vila Dosal ha ordenado el empleo de la fuerza pública para atacar a la ciudadanía, así como efectuar violentos desalojos sin la respectiva orden de un juez.

A principios de 2020, personas que realizaban una marcha de protesta por el Primer Informe de Gobierno, esquinas antes de llegar al Centro Internacional de Convenciones, fueron detenidos por los uniformados, quienes lanzaron gas lacrimógeno, afectando a mujeres, menores de edad y senescentes.

Ahora, pretende despojar a los ferrocarrileros de su patrimonio, al ordenar el uso de más de una centena de elementos de la SSP, fuertemente armados, para el desalojo y despojo de su patrimonio a los ferrocarrileros, ubicado en la “Plancha”, así como del robo de diversos objetos resguardados en el inmueble.

«Arrepentido estoy de apoyarlo en su campaña como candidato a Gobernador», pues verbalmente le prometió que, de ganar, legalizará el campo deportivo, así como también cancelará el proyecto del exgobernador Rolando Zapata Bello de entregar el lugar a la UNAM.

Recordó que el 4 de julio de 2018, Zapata Bello donó a la UNAM el predio número 414-D de la calle 50 con 43 del Centro Histórico, con una superficie de 4,430 metros cuadrados, según la escritura pública 1,600 de la Notaría Pública 89.

El ahora exgobernador aprovechó la situación que prevalecía en el sindicato para pretenderlos despojar de su patrimonio y apalabró la entrega del inmueble a la UNAM, pero como ya no le quedaba mucho tiempo en la administración, de manera inmediata lo donó.

CHAPULÍN A LA FUERZA

Sonda Castro reconoció que por muchos años perteneció al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y, debido al conflicto con Zapata Bello, renunció a la militancia.

Comentó que gente de Vila Dosal lo contactó en dos ocasiones y se negó a hacer tratos con él, pero en la tercera aceptó a sostener una reunión privada.

En el aquel entonces candidato del Partido Acción Nacional (PAN) se comprometió a solucionar la problemática a favor de los ferrocarrileros, así como legalizar el deportivo para evitar futuros problemas, a cambio de que su sindicato lo apoye con sus votos.

«Vila Dosal me dijo: ‘sé que tienes problemas con el cabrón de Rolando (Zapata Bello), sé que les quiere fregar su campo, si tú me apoyas, líder, me comprometo, te doy mi palabra de que en la primera semana de que me siente como Gobernador lo soluciono, le voy a donar al sindicato, para que no tenga problemas y legalices los papeles de ese deportivo y no sólo eso, sino que te voy a ayudar a construirlo. Ese cabrón quiere hacer negocio con tu terreno, por los millones que le estaban ofreciendo, pero lo vamos a fregar, cuando llegue se lo vamos a quitar», acotó.

Por tal motivo decidió apoyarlo tanto con su sindicato como con recursos, y todo estaba bien hasta que surgió el proyecto del Tren Maya y el Gobierno Federal donó al Ejecutivo Local más de cuatro mil hectáreas del terreno de Ferrocarrileros de la República Mexicana.

AM.MX/fm

Artículos relacionados