sábado, abril 13, 2024

Piden en el Senado impulsar educación superior inclusiva

CIUDAD DE MÉXICO.- El éxito de la educación en todos sus niveles radica en llevar la conectividad a las comunidades rurales, pues ello ayudará a elevar el nivel de vida de estas poblaciones, aseveró el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar.

Durante la presentación del libro “El futuro de la Educación Superior en México: Competencias, retos, oportunidades y tendencias”, de Christian Gabriel Ríos Rodríguez y Lesly Katherin Herrera Riveros, el senador asentó que para que México sea un país competitivo, requiere de la conectividad.

“Para volvernos competitivos en la educación primaria, secundaria, preparatoria y universitaria debemos asumir, con responsabilidad, que el mundo está dentro de una globalización y que México es parte de ella”, declaró el legislador.

Aseguró que el sistema educativo mexicano ha evolucionado desde inicios del siglo anterior, al erradicar el analfabetismo; sin embargo, apuntó que el nuevo reto es la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en el modelo educativo, por lo que es necesario impulsar la capacitación de las y los maestros.

La presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, Antares Vázquez Alatorre, subrayó que la educación superior fue víctima del neoliberalismo, ya que desde la década de 1980 comenzó la privatización de las escuelas, lo cual es una barrera de violencia estructural, además de que los programas de estudio comenzaron a incluir la ideología imperante.

En ese sentido, denunció que la mayoría de las veces la colegiatura de una universidad es superior al sueldo que se ofrece a las y los egresados. Asimismo, señaló que la educación neoliberal dejó de lado lo humano, pues convirtió a las personas en un insumo más de la economía.

Vázquez Alatorre destacó la importancia de la última reforma educativa impulsada por la Cuarta Transformación, pues puso al ser humano al centro de la propuesta y promovió la educación superior en todo el país.

“La universidad pública tiene que posibilitar el desarrollo humano de todas y todos los que quieran acceder”, expresó la legisladora.

Christian Gabriel Ríos Rodríguez, coautor del libro, sostuvo que se debe impulsar una educación más inclusiva que permita una verdadera movilidad social, pues “la universidad sí es un instrumento que genera movilidad social, pero sólo para algunos”.

Detalló que de cada 100 personas que inician la primaria, sólo llegan 37 a la universidad, de éstas, 19 logran terminarla y sólo seis se insertan en un empleo que les permita ganar un promedio de 12 mil pesos mensuales, por lo que “la movilidad social en México se encuentra estancada desde hace décadas”.

Además, informó que de cada 100 egresados que logran ganar el promedio nacional de un profesionista, sólo 12 logran incrementar sus ingresos a 45 mil pesos mensuales en un periodo de entre 15 y 20 años; sin embargo, señaló, esto no lo logran necesariamente las personas más competitivas.

A su vez, Guadalupe Valenzuela Ríos, exrectora de la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato, dijo que lo que las y los estudiantes pueden aprender hoy, quizás mañana sea obsoleto, lo cual es un gran problema. Por ello, sostuvo que se debe impulsar la actualización de los programas de estudio para empatarlos con las necesidades del mercado laboral.

En tanto, Alberto Almaguer Rocha, exsecretario de Educación de Nuevo León, aseveró que las y los jóvenes están comprometidos con el cuidado del medio ambiente, la democracia y las causas solidarias; sin embargo, advirtió que, sin oportunidades de desarrollo, educación y empleo, se podrán convertir en un “campo de cultivo para la delincuencia organizada”.

Finalmente, las y los ponentes, así como los autores del libro recibieron un reconocimiento por parte del Senado, en manos de las senadoras Antares Vázquez Alatorre y María Graciela Gaitán Díaz.
AM.MX/fm

Artículos relacionados