Patriotas vence 13 a 3 a Rams y se lleva el Super Bowl

246

ATLANTA, ESTADOS UNIDOS, 4 de febrero (AlmomentoMX).- La ofensiva de los Rams fue tan inoperante en sus primeras ocho series del partido, que el protagonista fue el pateador Johnny Hekker, quien escribió su nombre en los libros de récords, al ser el primero que despeja tras los primeros ocho ataques de su equipo.

Además, logró la patada más larga en la historia del Super Bowl, al conseguir una de 65 yardas, en la que tuvo la ayuda del bote, que le favoreció después de haber despejado desde su zona de anotación.

Fue hasta la novena serie del partido que el ataque de los Rams carburó y amenazó con anotar. De hecho, estuvo a nada de hacerlo, pero Jared Goff tardó en lanzar un pase a Brandin Cooks, quien estaba desmarcado y el ovoide tardó en llegar y la secundaria de los Patriots reaccionó para desviar el pase.

La mejor serie de los Rams fue frenada con una captura de quarterback de Dont’a Hightower, por lo que tuvo que aparecer Greg Zuerlein para romper el cero de su equipo, con un gol de campo de 53 yardas para empatar la pizarra 3-3.

En esa serie tuvieron 10 jugadas, en la que recorrieron 42 yardas.

La defensiva del campeón de la Conferencia Nacional ha mantenido en el juego de su equipo, pero el cansancio de estar tanto tiempo en el campo de juego, les podría cobrar fractura en el periodo final.

Aunque apenas lo pudieron canalizar con una ventaja de 3-0 con el segundo intento de gol de campo de Stephen Gostkowski, quien se sacó la espina y acertó una patada de 42 yardas, para darle la ventaja a los Patriotas 3-0.

El receptor Julian Edelman ha sido la pieza clave del ataque de los monarcas de la AFC, con 7 recepciones y 93 yardas.

La ofensiva de los Rams, la segunda mejor en puntos durante la temporada regular con 32.9 en promedio por partido, no encontró su ritmo y fue contenida por la defensiva de Nueva Inglaterra.

El equipo de Los Angeles despejó en sus primeras seis series ofensivas del partido.

La inexperiencia de Jared Goff se reflejó al no poder concretar en tercera oportunidad para mantener vivas las ofensivas de los Rams. Tuvo cinco pases incompletos y fue capturado en otra ocasión, mientras buscaba a alguien abierto.

El Super Bowl LIII se va al descanso con el segundo marcador más bajo en la historia del Juego de Campeonato de la NFL, sólo superado por la edición IX, cuando el duelo entre Steelers y Vikings se fue 2-0 al medio tiempo.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra abrieron el marcador con un gol de campo de su pateador Stephen Gostkowski durante el segundo cuarto y así avanzar 3-0 sobre los Carneros de Los Ángeles.

El primer cuarto fue dominado por los Patriots, con mayor posesión de balón y ofensivas sostenidas, que, sin embargo, no pudieron aprovechar sacando puntos.

En la serie ofensiva inaugural, cuando Nueva Inglaterra amenazaba con abrir el marcador después de mover el ovoide por tierra con Sony Michel, Tom Brady cometió un error al sufrir una intercepción en el primer pase que intentó.

En la historia del Super Bowl, fue la tercera vez que un quarterback fue interceptado en su primer intento, le sucedió a Jim Kelly, en la edición XXVI y a Ron Jaworski, en la XV.

Además, los Patriots fallaron un gol de campo de 46 yardas en otra oportunidad que tuvieron para romper el cero, pero el intento de Stephen Gostkowski se fue desviado, cargada al lado izquierdo.

Una captura de John Franklin-Myers, la primera que permite la línea ofensiva de Nueva Inglaterra en estos playoffs, provocó un balón suelto de Brady, que recuperaron los Patriots, pero ello frenó una nueva ofensiva del campeón de la Conferencia Americana.

Previamente, la emoción se detonó cuando la defensiva de los Carneros y la habilidad de Cory Littleton interceptaron el primer pase que lanzó Brady

Tom Brady, el voraz quarterback ganador de los Patriots, o Sean McVay, el entrenador prodigio de Rams, buscarán convertirse en héroes de los suyos cuando se vean las caras en el estadio Mercedes-Benz de Atlanta.

El evento deportivo del año en Estados Unidos, por encima de la Serie Mundial de béisbol o las Finales de la NBA, congregará a más de 100 millones de telespectadores solo en el país norteamericano, que vibrará con la tercera participación consecutiva de Brady y los Patriots y con la insultante juventud de los Rams, llegados para acabar con la hegemonía de sus rivales.

Brady puede conducir a los Patriots a su sexto título, lo que convertiría a la escuadra de Nueva Inglaterra en la más condecorada de la historia, empatada con los Pittsburgh Steelers.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios