domingo, febrero 25, 2024

Parkinson, un mal que también afecta a jóvenes

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril (AlMomentoMX).—  El Parkinson es una enfermedad que durante mucho tiempo fue relacionada exclusivamente con los adultos mayores; sin embargo, también afecta a jóvenes.

Imagen relacionadaEs la segunda enfermedad neurogenerativa más frecuente en el mundo después del Alzheimer y aunque en México no se tiene un dato preciso del número de personas que son afectadas por este padecimiento, la Secretaría de salud estima que cerca de 250 mil mexicanos viven con Parkinson.

En el marco del Día Mundial del Parkinson, que se conmemora el 11 de abril, el neurólogo Daniel Martínez Ramírez explicó que este padecimiento progresa en forma lenta y se puede presentar en personas de 20 hasta 40 años. Se caracteriza por el daño a varios circuitos o sistemas dentro del cerebro, y no todos los pacientes presentan síntomas de temblor en sus movimientos.

En entrevista con Notimex, el neurólogo destacó que este padecimiento afecta de igual forma a adultos como a jóvenes. “Se puede presentar en cualquier edad, y lo que hemos registrado es que afecta más a hombres que a mujeres, en una relación de dos a uno; la causa no está bien definida”, señaló.

Precisó que el principal síntoma de esta enfermedad, que afecta a las células nerviosas en el cerebro encargadas de controlar movimientos, es la lentitud de las personas al ejecutar cualquier acción.

“En el caso particular de las células cerebrales que producen dopamina, se van perdiendo con la presencia del Parkinson y se produce síntomas motores como rigidez y lentitud del movimiento”, indicó Martínez Ramírez, quien señaló que esta enfermedad también afecta otras células cerebrales que producen síntomas no motores.

Algunos de los síntomas de esta enfermedad son: insomnio, estreñimiento, disminución del olfato, ansiedad, depresión, fatiga, temblores en manos, brazos y piernas, movimientos lentos en piernas y brazos, rigidez muscular sobre todo en la zona de la mandíbula. En atapa avanzada hay un desequilibrio o inestabilidad postural.

En caso de presentar estos síntomas, es necesario que acudas a un centro de salud pues aunque aún no se ha encontrado una cura para esta enfermedad, sí existen algunos tratamientos que pueden mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

No existe una cura para esta enfermedad, pero sí hay dos tipos de tratamiento que pueden mejorar la calidad de vida de quien la padece. Uno de ellos es mediante la toma de medicamentos llamados ‘agonistas dopaminérgicos’, los cuales ayudan a compensar la escasez de dopamina cerebral.

La segunda opción es quirúrgica, donde se conecta un electrodo cerca del tálamo que funge como ‘estimulador’ al descargar pequeños impulsos eléctricos, lo que controla alguno síntomas más no cura el Parkinson. Sin embargo esta cirugía es costosa.

AM.MX/dsc

Artículos relacionados