fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.— No corro, no grito, no empujo. La Ciudad de México realizó el primero de tres macrosimulacros que se realizarán este año, con el objetivo de reforzar la cultura de prevención y así los ciudadanos sepan cómo actuar antes, durante y después de un sismo.

En punto de las 11:00 horas, la alerta sísmica sonó a través de los 12 mil 411 alta voces que están en la CDMX, aunque previamente se escuchó la frase “simulacro”. Mientras que cuatro helicópteros sobrevolaron la capital, y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana realizaron cortes a la circulación para agilizar la salida de los capitalinos que se unieron a este ejercicio preventivo.

A través de redes sociales, ciudadanos reportaron que algunos altavoces no sonaron o lo hicieron con un volumen bajo, por lo que el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano ya está atendiendo los señalamientos. En estos casos se debe reportar al Sasmex a través de su cuenta de Twitter o al Locatel, en el número 5658-1111.

Este macrosimulacro tuvo como hipótesis un sismo de magnitud 7 con epicentro en Acambay, Estado de México, zona en la que se originó un movimiento telúrico el 19 de noviembre de 1912. Este ejercicio se realizó en varios estados del país, en donde tuvieron una hipótesis diferente de riesgo.

Por su parte, la  jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, participó en este ejercicio tras salir  de su oficina ubicada en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y se mantuvo en un punto seguro por un breve momento. Posteriormente caminó por la plancha del Zócalo capitalino y posteriormente se trasladada hacia el C5 en donde supervisó el macrosimulacro.

Recordemos que el 19 de septiembre de 2017, un sismo de 7.2 sorprendió a los capitalinos a la 13:14 horas, luego de que estos realizaron horas antes un simulacro en memoria del sismo de 1985.

Te recomendamos:

Gobierno CDMX alista primer macrosimulacro del año

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Por Redacción/dsc

Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.