fbpx OTRAS INQUISICIONES: Unidad Nacional | Almomento | Noticias, información nacional e internacional
Pablo Cabañas Díaz/ 
Gustavo Díaz Ordaz expresaba en su Cuarto Informe de Gobierno: “ La unidad nacional es indestructible porque se funda en la voluntad soberana del pueblo; manteniéndola y robusteciéndola proseguiremos hacia adelante, perfeccionando y no destruyendo, reforzando y no debilitando”. Han pasado 49 años, y quienes nos gobiernan siguen repitiendo casi las mismas frases e ideas parecidas.  Enrique Peña Nieto declaraba el pasado 30 de enero: “ La unidad nacional debe ser la piedra angular de la estrategia y las acciones hacia dentro del país y hacia el exterior”.
Carlos Montemayor en su libro :“La Guerrilla Recurrente” reflexionaba sobre estos “llamados presidenciales” y puntualizaba “en nuestro sistema político se confunde la tarea del gobernante con una especie de privilegio privado que él puede ejercer en cualquier circunstancia y momento. Pero las tareas públicas y el poder no son patrimonio personal. No puede estar la memoria histórica, institucional, de México, a merced del capricho, buena disposición, valentía o generosidad privada”.
La vigencia de lo que escribió Montemayor se puede apreciar en la entrevista concedida por Enrique Peña Nieto a Rosa Elvira Vargas del diario La Jornada (23/05/16) en la que el  titular del poder ejecutivo expone: “No he logrado entender cuándo pasó el gobierno a ser culpable” por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal”. Lo que no se puede entender es la duda, porque el gobierno federal es autoridad en todo el país,  y su  norma fundamental debería ser la de ofrecer  las garantías necesarias a las personas para que éstas ejerzan sus derechos y, por tanto, evitar que otras autoridades o individuos las lesionen o les impongan  algo  indebido.
La ausencia de una visión de Estado se hizo presente el 1 diciembre de 2014, ese día fue la primera visita  de Peña Nieto a Guerrero desde la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa  y tuvo la mala ocurrencia de hacer un llamado  al país  para “superar” el dolor de lo acontecido a los estudiantes.  ” Vayamos hacia delante y podamos realmente superar este momento de dolor”.  Las criticas fueron a estas palabras en las redes sociales no se hicieron esperar.
Hoy,  el presidente lidia con las hostilidades del nuevo gobierno de Estados Unidos. Para  respaldar su gestión un grupo de ciudadanos tuvieron la idea de organizar una marcha a la que los expertos en mercadotecnia bautizaron como “Vibra México”, y que en un inicio  fue para protestar contra el gobierno de  Donald Trump, en pro de la transparencia y en contra de la corrupción. En unas horas, la marcha  se convirtió en un botín político y terminó siendo  una convocatoria de apoyo a las autoridades del gobierno federal. “Se fueron metiendo” expresaba la señora Isabel Miranda de Wallace.
Las críticas en redes sociales se acentuaron con la incorporación de Miranda de Wallace. “¿Unidad nacional? ¿Marcha de personas que nunca marchan? La presidenta de la asociación Alto al Secuestro, que es parte de la marcha del domingo, comentó : “No queremos que sea una marcha contra el  gobierno, sino a favor de los mexicanos. Nuestro Presidente tiene que llegar fuerte a la negociación con Trump”.  ¿Será un remembranza de la marcha del 28 de agosto de 1968 convocada para apoyar a Diaz Ordaz  en uno de los momentos más difíciles de su sexenio y  que al paso de los años se le conoce como la “marcha de los borregos?.

Comentarios

comentarios