martes, julio 23, 2024

OTRAS INQUISICIONES: Grandes maestras: Colette Álvarez

Pablo Cabañas Díaz.

Colette Álvarez Urbajtel Erlich (1934-2020), fue una fotógrafa franco-mexicana, cuyo trabajo, en su mayoría de la vida diaria, fue en blanco y negro hasta 1990. Su obra fue exhibida ampliamente tanto en México como en el extranjero. Estudió en la Facultad de Derecho y en el Instituto de Estudios Políticos durante los años cincuenta en Francia. Llegó a México en 1959 en el marco de un intercambio cultural franco-mexicano para hacer una tesis de doctorado en Economía. Para este viaje, su hermano le regaló su primera cámara, que la acompañó en sus primeras experimentaciones. Vivió en México desde 1962, donde se casó con el fotógrafo Manuel Álvarez Bravo. Fue su asistente e impresora y contribuyó a difundir su obra. De 1969 a 1981 trabajó como administradora, asistente y fotógrafa en el Fondo Editorial de la Plástica Mexicana fundado por Manuel Álvarez Bravo.

Acompañó a Álvarez Bravo en sus excursiones en la Ciudad de México y otras partes de país. A través de su esposo tuvo contacto con otros artistas y fotógrafos. El matrimonio duró hasta la muerte de Álvarez Bravo en el 2002.

Algunas exhibiciones fueron las realizadas en la Galería Midtown, Nueva York (1976), La Esmeralda (1979), Salón de la Plástica Mexicana (1980, 1990 and 2007), Galería des Femmes, París (1983), Museo Carrillo Gil (1981 y 1990-1991), Agathe Gaillard Gallery, París (1990), Zelda Cheatle Gallery, Londres (1990), la Escuela Activa de Fotografía (1994), el Centro de la Imagen (2007), Galería Juan Martín (2008) y la Casa de Francia (2008, 2010). Sus obras y las de su esposo fueron presentadas juntas en varias ocasiones, entre ellas, una en la Galería de Fotografía Contemporánea (1994-1995) y en la Galería Rose en Santa Mónica, California

Su trabajo fue presentado en el libro “Cuatro mujeres mexicanas fotógrafas”:Graciela IturbideMariana Yampolsky, Colette Alvarez Urbajtel, Lola Alvarez Bravo (1996) así como Mujeres del Salón de la Plástica Meixcana (2014) y puede ser encontrado en las colecciones del Museo de Arte Moderno en Nueva York y el Instituto Ucraniano de América.

La artista contribuyó a la Revista de Bellas Artes en 1976 y en libros como Skulptur im Licht en Alemania (1997), Los niños de México (1981), “Luz y tiempo, colección fotográfica formada por Manuel Álvarez Bravo para Fundación Cultural Televisa (1995) Establece que la fotografía llegó a ella de manera natural, ya que cuando era niña le gustaba deambular por las calles y grabar escenas en su mente de las personas comprando pan, el diseño de los árboles en la calle y el acomodo de lugares como  el Sainte Genevieve Plaza.

Su trabajo se enfocó en escenas tranquilas y actividades diarias, algunas veces imágenes irónicas o divertidas de su familia, plantas, animales e insectos. Generalmente evitaba cosas dañinas o negativas, constantemente cortando severamente sus impresiones para eliminar lo que no le agrada.

Tuvo diversas cámaras y dominó varias técnicas de fotografías en blanco y negro,  color desde 1990 y digital desde 2003. Sus obras anteriores y más extensas fueron en blanco y negro en diversos formatos. Queda como su legado el Archivo Manuel Álvarez Bravo, fundado en 2005 por ella y sus hijas Aurelia y Genoveva.

Artículos relacionados