fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- A la ombudsperson de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra, el presidente de la República le contestó que no está de acuerdo en que haya una “crisis humanitaria” sobre el éxodo de centroamericanos a nuestro país: “No coincido con ella pero respeto su punto de vista y además vamos a respetar sus recomendaciones”.

López Obrador indicó que le pidió a la Guardia Nacional salvaguarde los derechos humanos de los migrantes y que al canciller Marcelo Ebrard dio la instrucción de vigilar su seguridad al regreso a sus países y que haya atención médica.

“Todos los días estamos recomendando, hoy lo hice: ‘muy bien, lo más importante es que se respeten los derechos humanos, que se cuide que no haya heridos, le dije al secretario de la Defensa, transmite al general Vicente, encargado de esta acción mi reconocimiento por no usar la fuerza, le dije General Bucio -que estaba ahí- haga lo mismo con los oficiales de la Guardia Nacional. Le dije al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, cuiden bien la seguridad hasta de los regresos asistidos…cuiden que no vaya a haber un accidente, que no falten los medicamentos, la atención médica”, indicó en conferencia de prensa.

Calificó como “muy bien” la actuación de la Guardia Nacional y explicó que son “casos aislados” los hechos que involucran el gas lacrimógeno. Agregó que no hay lesionados.

“Muy bien la Guardia Nacional, resistiendo, no utilizando la fuerza… yo no las he visto, realmente no se ha utilizado la fuerza, han hecho muy buen trabajo… en algunos casos hubo un hecho aislado… puede ser pero es mínimo, no hemos tenido afortunadamente lesionados, se les ha dado refugio, se les ha dado atención médica, yo tengo información de que la Guardia Nacional ha actuado bien, respeto otros puntos de vista”, comentó.

Cabe recordar que este jueves, elementos de la Guardia Nacional se desplegaron en la frontera en Tapachula, Chiapas, para contener el avance de la caravana migrante, quienes lanzaron piedras a los uniformados. En respuesta, la Guardia lanzó gas lacrimógeno.

Un grupo de entre 800 y mil centroamericanos intentaron cruzar a territorio mexicano, por lo que elementos cercaron al grupo, mientras algunos decidieron arrodillarse y alzar los brazos en señal de rendición.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios