sábado, junio 15, 2024

Muere Kirk Douglas a la edad de 103 años

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA.- El actor y productor de cine estadounidense Kirk Douglas falleció este miércoles a la edad de 103 años, informó el sitio de espectáculos TMZ a través de redes sociales.

Hasta el momento no se han dado a conocer los detalles ni causas del fallecimiento del intérprete que destacó por interpretaciones como la del pintor Vincent van Gogh en El loco del pelo rojo y como el protagonista de Espartaco, película de Stanley Kubrick.

Por su extensa y reconocida carrera recibió un Premio Óscar honorífico en 1996. Es padre del también actor Michael Douglas.

Después de la actriz Olivia de Havilland, fue el superviviente más longevo de los actores del cine clásico de Hollywood, pues sólo ellos superaron los cien años de edad.

Kirk Douglas nació el 9 de diciembre de 1916 en Amsterdam, Nueva York, procede de una modesta familia de emigrantes.

Hijo de Bryna Sanglel y Herschel Danielovitch, un comerciante de caballos en Rusia que se vio obligado a convertirse en trapero. Inmigrantes judíos de Chavusy (hoy Bielorrusia). La familia hablaba yiddish, y el hermano de su padre, que emigró antes, utilizó el apellido Demsky, que la familia adoptó en los Estados Unidos.

Creció como Izzy Demsky y cambió su nombre legal por el de Kirk Douglas antes de entrar en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial.

En su juventud, y a causa de la escasa económica familiar, Kirk tuvo que trabajar en varios oficios (entre ellos practicante de lucha y botones) para conseguir pagar la matrícula en la Universidad St. Lawrence, lugar en el que comenzó a interesarse por el mundo del teatro.

Más tarde estudió Interpretación en la American Academy of Dramatic Arts.

Después de acudir al ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, Kirk comenzó a labrarse un nombre en el teatro neoyorquino de Broadway.

Gracias a la relevancia de sus actuaciones, Douglas firmó un contrato con Hal Wallis y debutó en la magnífica película de Lewis Milestone “El Extraño Amor De Martha Ivers” (1946), mezcla de drama y cine negro con Barbara Stanwyck y Van Heflin en el reparto.

La figura del rubio intérprete no pasó desapercibida para el público y menos lo iba a hacer en sus trabajos posteriores.

Antes de finalizar los años 40, Kirk apareció en “Al Volver a La Vida” (1947) de Byron Haskin, primera película en la que compartió créditos con Burt Lancaster.

El film adaptó una obra teatral de Theodore Reeves con Lizabeth Scott como co-protagonista.

Sus mejores títulos en esta primera etapa de su carrera son “Retorno Al Pasado” (1947), cine negro dirigido por Jacques Tourneur con el co-protagonismo de Robert Mitchum y Jane Greer; “Carta a Tres Esposas” (1949) película de Joseph L. Mankiewicz, basada en una novela de John Klempner, en la que Kirk estaba casado con Ann Sothern; y “El Ídolo De Barro” (1949), un film sobre el mundo del boxeo dirigido por Mark Robson que le convirtió definitivamente en estrella y que sirvió para que le nominasen por primera vez al Premio Oscar por su papel de Midge Kelly. Esta última película, llamada “Champion” en original, adaptó un cuento escrito por Ring Lardner.

En los años 50 Douglas se convirtió en una de las grandes personalidades de Hollywood.

Títulos como “El Trompetista” (1950), un film de Michael Curtiz sobre un músico de jazz, “El Gran Carnaval” (1951), sátira al periodista sensacionalista de de Billy Wilder, o “Brigada 21” (1951), película de ambiente policial dirigida por William Wyler que Kirk co-protagonizó con Eleanor Parker, fueron espléndidos trabajos en los que las enérgicas habilidades interpretativas de Kirk se hicieron sentir con vigor escénico.

Con la obra maestra de Vincente Minnelli “Cautivos Del Mal” (1952) Douglas, interpretando al productor cinematográfico Jonathan Shields, obtuvo de nuevo una nominación al premio Oscar.

En la década de los 50 protagonizó películas importantes como “Río De Sangre” (1952) de Howard Hawks, “20.000 Leguas De Viaje Submarino” (1953), adaptación de Julio Verne dirigida por Richard Fleischer en la que Kirk Douglas interpretó el personaje de Ned Land junto a James Mason; “Pacto De Honor” (1955), un western de André De Toth co-protagonizado por Elsa Martinelli; “La Pradera Sin Ley” (1955), otro film del Oeste que fue dirigido por King Vidor; “El Loco Del Pelo Rojo” (1956), biografía del pintor Vincent Van Gogh con dirección de Vincente Minnelli por la que fue nominado por tercera y última vez como mejor actor al Oscar; “Duelo De Titanes” (1957), western de John Sturges sobre la historia de Doc Holliday y Wyatt Earp; “Senderos De Gloria” (1957), film antibélico dirigido por un joven Stanley Kubrick con Douglas como el coronel Dax en la Primera Guerra Mundial; la épica “Los Vikingos” (1958) otra vez dirigido por Fleischer con Kirk interpretando el personaje de Einar; o “El Discípulo Del Diablo” (1959), un film de Guy Hamilton basado en una obra teatral de George Bernard Shaw.

En la última película citada apareció de nuevo con Burt Lancaster, tándem de actores que protagonizaron, junto a las citadas “Al Volver a La Vida”, “Duelo De Titanes” y “El Discípulo Del Diablo”, las siguientes películas: “El Último De La Lista” (1963) de John Huston, “Siete Días De Mayo” (1964) de John Frankeihemer y “Otra Ciudad, Otra Ley” (1986) de Jeff Kanew.

En televisión compartieron grabación en el telefilm “Victory En Entebbe” (1976).

En “Senderos De Gloria” la producción corrió a cargo de su propia compañía llamada Bryna (por su madre) Productions.

Con Kubrick mantuvo una buena amistad y admiración mutua.

Le volvió a contratar tras expulsar a Anthony Mann del rodaje de “Espartaco” (1960), un péplum que supuso un espléndido comienzo de decenio para Kirk.

Esta película también sirvió para rehabilitar el nombre de un condenado por la “Caza de Brujas”: el guionista Dalton Trumbo.

Los años 60 volvieron a ser importantes para Douglas, aunque la calidad de sus films se alejaron de su mejor época, la parte final de los años 40 y toda la década de los 50.

Aún así se merece destacar “El Último Atardecer” (1961) de Robert Aldrich, “Los Valientes Andan Solos” (1962) de David Miller, “Dos Semanas En Otra Ciudad” (1962) de Minnelli, “Ataque Al Carro Blindado” (1967) de Burt Kennedy o “Mafia” (1968) de Martin Ritt.

La siguiente década comenzó con una meritoria película, “El Día De Los Tramposos” (1970), dirigida por Joseph L. Mankiewicz, pero continuó con títulos bastante olvidables a excepción de “La Furia” (1978) de Brian de Palma.

En ese momento, el ya veterano Douglas decidió probar fortuna como director y filmó y protagonizó la estimable “Los Justicieros Del Oeste” (1975).

Anteriormente había debutado con “Pata De Palo” (1973).

Desde los años 80 en adelante compaginó la televisión con la gran pantalla.

La Academia de Hollywood le otorgó un merecido Oscar honorífico por toda su carrera en el año 1995.

Su última película cinematográfica fue “Illusion” (2004), cinta dirigida por Michael A. Goorjian en la que interpretó a un director de cine.

Su último trabajo como actor fue el telefilm “Los Asesinatos Del Empire State” (2008).

Kirk Douglas, progresista con inquietudes sociales, se casó en dos ocasiones.

La primera con la actriz Diana Douglas (1943-1951, nacida en 1923) -con la que coincidió en “Pacto De Honor” (1955)- y la segunda con Anne Buydens (nacida en 1919), con quien contrajo matrimonio en el año 1954.

Tiene 4 hijos, entre ellos, el famoso actor y productor Michael Douglas, hijo de Diana nacido en 1944.

Con Diana, Kirk también tuvo a su hijo Joel (1947).

Con Anne tuvo a dos hijos más: Peter (1955) y Eric (1958).

AM.MX/fm

Trabaja bomberos en atención a incendios forestales en Cancún

La población debe reportar al 911 cualquier incendio ante las autoridades correspondientes para su atención inmediata. El gobierno municipal mantiene total vigilancia, debido a las temperaturas calurosas.

Artículos relacionados