fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de agosto (AlmomentoMX).- MORENA ha ido perdiendo los ideales y principios que le dieron origen, hoy vemos que la dirigencia del partido lo ha echado prácticamente a perder, señaló Jaime Hernández Ortiz, miembro del equipo de asesores de Alejandro Rojas Díaz-Durán.

Indicó que lejos de vivir esos ideales y ser un partido distinto, l que se ve son acuerdos cupulares, decisiones verticales y autoritarias, persecución al pensamiento crítico y disidente, un pragmatismo excesivo que desdibuja toda legalidad, la repetición de prácticas corporativas y clientelares de viejo cuño y una opacidad permanente.

“Vemos una soterrada ambición por repetir y reelegir en puestos y cargos. Vemos con preocupación el comportamiento que ha tenido nuestro partido, que aun antes de ganar la Presidencia ya había dado lugar a numerosas prácticas que representan lo peor de la influencia. Vemos superdelegados y servidores de la nación desatados en franca campaña por controlar el partido”.

Aun con todo esto, dijo, un gran número de militantes de Morena han decidido seguir luchando contra estas prácticas y tratar de recuperar el ideario democrático que le dio origen.

Manifestó que ante la convocatorio emitida por el Comité Ejecutivo nacional para la renovación de los órganos directivos, han presentado al menos cuarenta impugnaciones ante diversos tribunales electorales del país, tanto estatales como regionales y de la Sala Superior del tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Consideran, señala Jaime Hernández, que la Convocatoria al II Congreso nacional contraviene diversos principios constitucionales para una elección limpia, democrática y legítima.

“A continuación algunos elementos que a nuestro contravienen el Estatuto, la Ley General de partidos Políticos y nuestra Constitución:

1 Se emitieron simultáneamente tres convocatorias, con variaciones y contradicciones de forma y fondo, que al ser las tres verdaderas o falsas, violan el principio de certeza, certidumbre y de seguridad jurídica.

2 Dos convocatorias cierran la afiliación y el padrón de forma ilegal y retroactiva al 20 de noviembre de 2017, cuando el Estatuto dice que el Padrón debe estará abierto al menos 30 días antes de las asambleas distritales.

  1. las Convocatorias contienen vicios de constitucionalidad ya que ni el Comité Ejecutivo nacional ni el Consejo Nacional tienen facultades para incumplir lo dispuesto en el Estatuto pues este debe respetarse de forma irrestricta.
  2. Se suspende y restringe el derecho a la libre afiliación pues Morena no sólo se niega a abrir la afiliación sino que rechaza recibir cualquier solicitud. Existen al menos cinco mil afiliaciones en toda la República a las que Morena se niega dar trámite, aun cumpliéndose los requisitos.
  3. la dirigencia incumplió el Octavo Transitorio del Estatuto, que era un mandato, pues a la fecha nadie cuenta con credencial de afiliado, por lo tanto, se carece de un padrón creíble, transparente y confiable. Es posible que exista entonces un fraude de proporciones mayúsculas pues nadie conoce aún el padrón oficial.
  4. Las Convocatorias aplican retroactivamente disposiciones con el máximo perjuicio al ciudadano y al militante en lugar del máximo beneficio, violando así el control de convencionalidad y el privilegio pro persona.
  5. Morena incumple solo la norma estatutaria que no es optativa incumplirla o dejar de cumplirla, sino que incumple además la Ley de Partidos Políticos que obliga precisar registro de aspirantes y candidatos, como definir lugares de asambleas; peor aún, existe una comisión “organizadora” paralela.

8 Morena incumple en su totalidad el acuerdo INE CG33/2019 que obliga a todos los partidos a dar de alta de forma inmediata los padrones que tienen y que deben ser idénticos y simultáneamente a los registros oficiales del INE; esto desde enero del 2019.

  1. La facultad de auto organización que tiene un partido como Morena no implica que viole sus propias normas.
  2. Al dejar en el militante acreditar su afiliación viola el derecho a votar y ser votado.
  3. Las convocatorias están viciadas de nulidad y no pueden ser convalidadas en ninguna manera.

Confiamos en que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación asumirá finalmente su papel de control de legalidad y habrá de sujetar todos los actos de Morena al orden constitucional, y por lo tanto, habrá de revocar estas ilegales Convocatorias.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios