sábado, abril 13, 2024

Mitos y realidades de la ropa second hand

Seguro que en esta época invernal te acordaste de la chamarra que querías cambiar desde hace bastante tiempo, pero que por el precio, gusto, etcétera, no pudiste y una vez más, lo estás lamentando, ¿te suena?

Aunque parezca increíble hoy en día estar a la moda puede ser bastante asequible, pero también puede impactar en nuestros hábitos de consumo de manera nociva; como sucede en el caso del fast fashion, que puede ser ropa de moda, barata, pero muy podre calidad. Es por ello que alternativas como la ropa second hand y vintage se han popularizado para además de hacerte ahorrar unos pesos, puedas darle un must de personalidad a tu closet, pero… ¿qué mitos esconde la ropa de segunda mano?

Aunque es un sector de ropa que le añade sustentabilidad a nuestros hábitos de consumo, la ropa de segunda mano ha sido bastante estigmatizada.

Te presentamos algunos mitos vs. su realidad:

Mito: Es antihigiénico

Nada más alejado de la realidad, sin embargo muchas personas pueden llegar a probarse la misma prenda y con ello, esta puede ensuciarse o inclusive maltratarse. Siempre es recomendable lavar la prenda (sea nueva o no), antes de usarse, por higiene.

Por otro lado, y gracias a la tecnología, ahora existen varios sitios web así como apps para comprar ropa y lo mejor, es que ya viene lista para lucirse. Un ejemplo es GoTrendier México que además de ofrecerte todo tipo de prendas (desde vestidos hasta chamarras de todo tipo, color y precio), a un precio muy accesible, te permite darle rotación a esa ropa que ya no te pones desde hace mucho.

Mito: Con la ropa de segunda mano ahorras mucho más que comprando nuevo

Esto es una realidad que pone de buen humor sobre todo a nuestra economía, pero eso no es todo, pues gracias a que la ropa second hand no es exactamente ropa de moda, puedes encontrar prendas únicas, lo que sin duda le sumará mucha personalidad a tu closet.

Mito: La ropa de segunda huele mal

Esto es relativamente un mito y no, ¿por qué? Bueno, existen prendas que pueden tener bastante tiempo sin usar y justo por ello, haber adquirido un aroma a viejito. Esto es algo muy normal y no inutiliza la prenda siempre y cuando esté en condiciones de utilizarse (o sea, que no tenga hoyitos, rasgaduras o alguna mancha que afecte su uso). Si está en condiciones no te preocupes por el aroma, pues éste desaparecerá con el pasar de las lavadas.

Mito: La ropa puede estar cargada de malas energías

Es cierto que la ropa puede tener ciertas energías y estas no necesariamente son malas, lo que también es cierto, es que puedes transformar la energía en algo positivo con el simple hecho de rescatar la prenda, ¿por qué? Porque habrás hecho algo por el planeta al adoptar un hábito sustentable para contrarrestar el impacto que la industria textil tiene a nivel global; que no es para menos, si pensamos en que ocupa el segundo lugar como la mayor contaminante.

Mito: ¿Debo de dejar de comprar nuevo?

No se trata de ser tajante sino consciente del presente. Hemos pasado por una pandemia que nos dejó ver lo enfermo que está nuestro planeta por el consumo excesivo de… todo, y por lo cual, hoy más que nunca es importante hacer de los hábitos sustentables, algo muy presente en nuestro día a día.

En conclusión…

Comprar ropa second hand es una forma de ayudar al planeta con grandes beneficios como el precio, la originalidad de las prendas más el plus de ayudar, —aunque sea con un granito de arena—, al planeta. Atrévete a explorar la moda que te ofrece este sector y déjate sorprender por las joyas que encontrarás.

Artículos relacionados