fbpx México no puede quedarse cruzado de brazos ante la amenaza severa de Trump: PRD | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero (AlmomentoMX).-  Hoy inicia el periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión y para Militantes de Izquierda es el momento indicado para levantar la voz y hacer un enérgico llamado a los Grupos Parlamentarios de las cámaras de Senadores y de Diputados, en exigencia de que sin titubeos ni mediocridades, asuman su responsabilidad de representar y defender los intereses y derechos de la población mexicana y de la nación toda como Republica Soberana.

Lo demandamos en materia de relaciones internacionales, de comercio exterior, de respeto a los derechos humanos de la población migrante, de rechazo al muro de la ignominia y el temor de la potencia injerencista de E.U.A., que gobierna Donald Trump, por toda la importancia de estos temas y también lo exigimos para que todos los poderes de la unión, especialmente ejecutivo y legislativo, atiendan como es su deber la política interior, la productividad y el comercio interior, la crisis de derechos humanos que vivimos aquí antes de que Trump iniciara su torpe e indudablemente peligroso acoso a nuestra patria, y en este sentido es necesario que Enrique Peña Nieto o bien las y los legisladores presenten formalmente una iniciativa, para reordenar y distribuir el presupuesto que, contemple formalmente la disminución del gasto superfluo, frívolo y suntuario de toda la administración pública federal, para que de esta manera se pueda reorientar esos recursos a actividades de atención eficiente a la problemática social interna, a la atención especial de los estados fronterizos en ambos lados de la frontera, en previsión de que inicie un proceso de deportaciones masivo y para la protección de nuestros connacionales.

Insistimos en la necesidad de someter a revisión la ley del IEPS, y sobre todo en que termine el saqueo y la depredación de los recursos públicos de toda índole, en efectivo, naturales o energéticos. Ahora que ya ha sido instalado el Sistema Nacional Anticorrupción es necesario que éste realmente investigue, a todos y cada uno de los gobernadores y otras categorías de Servidores Públicos o de Legisladores de todo nivel que hacen negocios desde sus posiciones privilegiadas. Porque en este tipo de conductas está asentada la terrible pobreza que sufren alrededor de 60 millones de mexicanos.

En este orden de ideas exigimos que Enrique Peña Nieto informe inmediatamente si el llamo por teléfono el pasado viernes a Trump o a la inversa. Esto que pudiera parecer irrelevante no lo es porque si fue Peña Nieto quien llamo, está incumpliendo con su deber de defender la dignidad y soberanía de esta Nación. Esto no extraña, pero debe impedirse que ocurra, como debe impedirse que siga ofertando a E.U.A. lo que queda de nuestros recursos petroleros y la posibilidad de apoderarse de la industria eléctrica. Un conjunto de propuestas para iniciar el proceso de reorientación y recomposición de las políticas públicas, para fomentar la productividad nacional, la generación de empleo y dinamizar el comercio interior y el exterior con otros países del mundo son:

 

¡No al muro!

 

Las dos órdenes ejecutivas que Donald Trump firmo el día 25 de enero son actos de agresión contra México, contra Latinoamérica, contra el mundo y contra la libertad. En el mensaje, en el cual anuncio estas decisiones ejecutivas, Trump volvió a mentir, a insultar y a denigrar a los mexicanos. Fue burda su manera de presentar a familiares y víctimas de migrantes, con el único propósito de acrecentar el odio y la división de ambas naciones. La construcción del muro constituye un acto hostil en contra de nuestro país. El Presidente se equivocó al aceptar no hablar más del Muro. Debemos insistir en la orden ejecutiva para su construcción debe revocarse. ¡No al muro!

 

Por la defensa de los derechos humanos de los migrantes

 

Los actos de Trump resultan inaceptables para nuestro país. Como una forma de resistencia, alcaldes y gobernadores de diferentes estados de la Unión Americana habían declarado a sus ciudades como santuarios de migrantes. Se trata de una acción humanitaria. El hecho de que Trump quite recursos a las ciudades santuarios es un acto inhumano, un hecho salvaje, por parte del nuevo Presidente estadounidense y expresa el odio que siente hacia nuestro país. Contratar a 5 mil agentes fronterizos más para supuestamente hacer más segura la frontera, significa por la vía de los hechos mayor violencia y violación de los derechos humanos de los migrantes, no se trata de seguridad, sino de intimidación, con lo cual el racismo se multiplicará.

 

Por un comercio justo y digno

 

Antes de su toma de posesión Dnald Trump presiono a las empresas automotrices estadounidenses para retirar sus inversiones de México, en su mensaje de juramento del cargo se descanto por una política proteccionista y entre sus primeras órdenes ejecutivas, retiro a su país del TPP. Ante este panorama, el objetivo estratégico de México no puede ser simplemente limitarse a defender la continuidad del TLCAN. Tiene que orientarse hacia la reconstrucción de la industria mexicana y el fortalecimiento del mercado interno para generar crecimiento, empleo y bienestar. Este objetivo no se traduce en una postura proteccionista, ni en cerrarnos a los flujos comerciales globales, sino en que México asuma la conducción de su proceso de desarrollo económico. Ello pasa por crear un círculo virtuoso de innovación y el fortalecimiento de la capacidad productiva mexicana, así como por una inserción inteligente en las cadenas de valores globales.

 

Por una seguridad fronteriza diferente

 

México no se puede permitir ser la piñata de Donald Trump durante cuatro u ocho años, ni permanecer cruzado de brazos si millones de compatriotas al norte del rio Bravo son objeto de acoso sostenido, el país enfrenta una amenaza severa a su seguridad nacional y tiene que actuar en consecuencia. ¿Qué se podría hacer en México para contener el daño? Va una lista parcial de medidas de mitigación que podrían adoptarse:

Reforzamiento de medidas de seguridad en comunidades fronterizas: como se comentó en el inciso previo, una frontera monos permeable podría potencialmente conducir a más conflictos por el control de las rutas remanentes de tráfico.

Fortalecimiento de programas de repatriación ordenada: el peor escenario posible para México sería tener una gran población de migrantes deportados, varados en comunidades fronterizas. Para evitarlo, será necesario aumentar los recursos financieros y humanos de los programas existentes de repatriación ordenada. Esto asume, sin embargo, que esos programas no son suspendidos por la contraparte estadounidense.

Subsidios focalizados a municipios seleccionados: algunas localidades, ya sea a lo largo de la frontera o en el interior, podrían verse abrumados por una gran afluencia de migrantes deportados. Se podrían diseñar programas asistencia financiera temporal y específica para esas comunidades, incluyendo el despliegue amplio de programas sociales (empleo temporal, microcréditos, etc.).

Fortalecimiento de vínculos interinstitucionales: la cooperación entre las agencias de seguridad de Estados Unidos y México no se detendrá bajo la presidencia de Trump.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios