fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- México no puede seguir siendo dependiente de la importación de gas natural y gasolinas, el país debe contar con los medios para garantizar su abasto y autonomía, aseguró la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre.

En el marco de la comparecencia de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García, en comisiones del Senado de la República, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) confió en que el proyecto de Dos Bocas y las iniciativas que se han impulsado para fortalecer a Pemex y Comisión Federal de Electricidad, constituyen acciones fundamentales para devolver a México su soberanía en energía.

Geovanna Bañuelos recordó que a pesar de la Reforma Energética, la producción ha ido a la baja; tan sólo, destacó, Pemex -que era una empresa de orgullo nacional- fue entregada a la nueva administración con una caída en la producción, una deuda que supera sus activos, sumida en la corrupción y atrapada en una red de intereses clientelares.

“Durante el sexenio 2000-2006 se tuvo una producción promedio de hidrocarburos de 3.27 millones de barriles por día; en el gobierno de Calderón de 2.69 millones de barriles y durante el sexenio de Peña Nieto, se alcanzó apenas una producción de 1.69 millones de barriles diarios hasta noviembre del 2018, así se recibió la productividad y el estado de Pemex”, detalló.

Enfatizó que en abril de 2017, ya con la Reforma Energética vigente, México tuvo que importar el 81% del gas natural que consume la industria; y el 63% de las gasolinas y combustibles.

“Y aquí es donde nos preguntamos, ¿dónde están los beneficios de la Reforma Energética?, ¿dónde están las oportunidades de inversión para las miles de medianas y pequeñas empresas, que aspiran a participar en un mercado que ha sido monopolizado por los mismos de siempre?”, cuestionó

En el caso de la Comisión Federal de Electricidad, la legisladora por Zacatecas señaló que esta dependencia se vio orillada por la reforma a desempeñar un papel marginal al servicio de las empresas privadas, atada a contratos desventajosos, con una infraestructura en el abandono y prácticamente con nulas condiciones para competir en el mercado.

“Hoy la energía eléctrica debe considerarse un derecho humano, no podemos permitir que exista un hogar que carezca de energía en este país”, aseveró.

La líder petista reconoció que la reciente política energética implementada por el actual gobierno ha derivado en cuestionamientos y preocupación de otros países, como la reciente carta de legisladores de Estados Unidos.

En este sentido, cuestionó sobre la estrategia, plan o proyecto alterno que presentará el gobierno federal en caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación decida que el mercado energético es de interés económico y no público.

Además, pidió a la secretaria de Energía detallar si existe un apartado del Tratado Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, donde se compromete la soberanía energética de México.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios