sábado, julio 20, 2024

Mafia agraria e inmobiliara secuestran Holbox

HOLBOX. Q.R.- El eterno rezago socioeconómico del municipio de Lázaro Cárdenas, por eternas promesas de políticos y falsos inversionistas que sólo utilizaron a la isla de Holbox para orquestar fraudes, simulaciones y especulaciones, destacando nombres ya conocidos y denunciados por este medio como Rodolfo Rosas Moya, Alfonso Pereira Palomo (+) o Arturo Millet Reyes, parecía haber terminado en el año 2003 cuando se concreta una operación con el señor Ermilo Castilla Roche, por la cantidad de 5 millones de dólares realmente pagados.

“Fue una cantidad sin precedentes en esos tiempos y además nos presentó un gran proyecto de desarrollo para la Isla Grande que causó mucha ilusión en toda la comunidad, se realizaron también trabajos legales y de ingeniería que fortalecieron el patrimonio del ejido”, recuerdan los ejidatarios Gamaliel Zapata Moguel, Damián Cáceres Correa y Alfonso Correa Coral.

“Imagínese que tanto se olvidaba de nosotros el Gobierno de Quintana Roo, que cuando pasó el huracán Wilma en 2005, tuvo que recurrir Castilla Roche al gobernador de Yucatán para que nos socorriera porque nos tenían totalmente abandonados. Obviamente que Ermilo se ganó aún más la simpatía y la confianza de la comunidad”, siguió recordando Cáceres Correa.

“Los problemas iniciaron cuando Ermilo (Castilla Roche) trajo a su familia política, los Ponce, de la Coca Cola, como socios para darle solidez financiera a un proyecto que en aquellos tiempos fue valuado en 800 millones de dólares por una firma internacional de renombre y hasta se constituyó un fideicomiso con el banco JP Morgan al que los promotores depositarían 80 millones de dólares y el ejido sus derechos ejidales sobre 5,810 hectáreas en parcelas y tierras de uso común de Holbox cuyo valor actual según nuestras fuentes, ascendería a muchos miles de millones de pesos.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, la historia fue extensa y la abordaremos con más detalle en futuras ediciones, pero se puede resumir a que los Ponce de la Coca Cola, atrajeron a su vez a políticos como Félix González Canto, Jorge Carlos Ramírez Marín, Jaime Zetina González, Alicia Ricalde Magaña y Roberto Borge Angulo, asimismo a empresarios como Germán Ahumada Russek y German Ahumada Alduncin, de Grupo ARA de la Ciudad de México; los yucatecos Armando Palma Peniche, de Grupo Promotora Residencial y Chikri Abimerhi Bodib, de Grupo Abimerhi; el conocido traficante de tierras,

Antonino Almazán Arteaga y los regiomontanos Carlos Álvarez de Alba de Grupo CAVA y la influyente familia Canales, todo ello sin desembolsar un solo peso de la inversión comprometida, y LO QUE ES PEOR, desfalcando al fideicomiso con cientos de millones a favor de Fernando Ponce García y de su hijo Juan Manuel Ponce Díaz, lo cual pueden probar con copias de cheques expedidos a su favor.

En números redondos, todo este CLAN DE EMPRESARIOS MAFIOSOS pagó únicamente por 310 hectáreas y mediante todo tipo de agravios, amenazas y artilugios de las AUTORIDADES CORRUPTAS A SU SERVICIO pretenden apropiarse de las 5,500 hectáreas restantes a la mala.

Adicionalmente llegaron numerosos personajes a apoderarse de tierras y que resultaron ser acreedores personales de don Fernando Ponce García, quien ilícitamente hipotecó y dio en pago terrenos que no le pertenecían.

“De la noche a la mañana pasamos de socios a lacayos de don Fernando Ponce García, sus socios privados, sus socios en la política de Quintana Roo y Yucatán, y de sus abogados maleantes de apellido Menéndez, que son recordados con singular odio en la isla por su despotismo y prepotencia.

Por cierto, tanto Ponce como sus abogados alardeaban de gozar del respaldo y protección absoluta de los expresidentes Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa.

Como sabíamos que los Ponce estaban en aquel grupo de Amigos de Fox y que el Licenciado “Pepín” José Rafael Menéndez Medina tenía lazos con Margarita Zavala Gómez del Campo esposa de Felipe Calderón Hinojosa, la verdad es que sí llegamos a estar aterrados pues todos los gobiernos de todos los partidos operaban en nuestra contra”, relató visiblemente molesto Cáceres Correa.

“El que no se alineara o levantara la voz, lo acosaban y hostigaban, era inmediatamente perseguido, amenazado de muerte y perjudicado, como sucedió con el compañero Ismael Moguel Canto “Mayito”, a quien los Ponce citaron para una junta en la ciudad de Mérida y lo recibieron con un expediente falseado por Grupo Bepensa y el Gobierno, con el cual lo mantuvieron encarcelado por 6 meses y al compañero Damián, aquí presente, también lo agraviaron con especial saña pero que mejor él se los cuente…”, continuaron relatando Correa Coral y Zapata Moguel.

“Yo intenté varias veces sentarme a hablar con Ermilo para exigirle que se honraran los acuerdos y parara el hostigamiento, pero me lo negaron porque se encontraba en Europa con su familia haciendo labores de promoción y para cuando regresó años después y logré contactarlo, ya lo habían hecho a un lado y ya se encontraba en una batalla legal contra su familia política.

Es más, hoy en día es imposible contactarlo pues lleva como 3 años de prisión preventiva sin un juicio de por medio y todo a base de corrupción. ¡Imagínese lo que nos pueden hacer los Ponce de la Coca Cola a nosotros con todo ese poder!”, añadió Damián Cáceres Correa.

“Después de 13 largos años de batalla por fin estamos obteniendo los primeros fallos a favor de ejidatarios en el Tribunal Único Agrario y por tratarse de los mismos hechos, en los mismos tiempos y las mismas personas, es de esperarse que todos los 77 fallos lleguen en el mismo sentido.

Pero en lugar de cambiar su postura para enmendar los agravios en nuestra contra y retomar el proyecto de beneficio para todos, estos señores se han abocado a sobornar y extorsionar a autoridades municipales y ejidales y tratar de desunir al ejido con engaños y amenazas.

Para ello han recurrido al mismo Antonino Almazán Arteaga, quien como todos saben es experto en los delitos de índole agrario e inmobiliario, con una RED DE CORRUPCION que lo arropa”.

“Sólo deseamos que se honren los compromisos originales o que nos paguen nuestras tierras a valor real pues después de tantos años de refriega nos merecemos y nos corresponde esa plusvalía, o que nos devuelvan nuestras tierras y buscaremos un socio legítimo para emprender el anhelado proyecto sustentable y ecológicamente responsable de la Isla Grande de Holbox.

Creemos que es lo mínimo que nos hemos ganado después de tantos años de engaños”, coincidieron Damián Cáceres Correa, Alfonso Correa Coral y Gamaliel Zapata Moguel.

Aprovechando que mencionaron el sonado pleito entre Ermilo Castilla Roche y Fernando Ponce García, el comunicador les preguntó si podrían dar su opinión al respecto, a lo cual respondió Cáceres Correa: “Pues mire, sin conocer a detalle el caso, lo que puedo decirle es que, aunque Ermilo era un desmadre y un irresponsable, de todos los nombres que hemos mencionado, el único que sí nos consta que metió dinero propio a Holbox fue él.

Claro que cuando lo vea le volveré a reclamar que nos haya puesto a Pepín (José Rafael Menéndez Medina) y a don Fernando Ponce García y sus secuaces en el proyecto, quienes sí actuaron con tremendo dolo y corrupción para perjudicarnos”.

Nos despedimos cordialmente con el compromiso mutuo de ahondar con más detalle respecto de las ilegalidades y abusos que se han cometido en un futuro reportaje y continuar con nuestra labor de informar al pueblo de los abusos y actos de corrupción en su contra.
AM.MX/fm

Artículos relacionados