viernes, marzo 1, 2024

Los países del BRICS se redefinen

Luis A. García / Círculo Latino de Estudios Internacionales

*Es un contramodelo y una oposición al G7.
*“El mito se ha desvanecido”: Günther Maihold.

En la más reciente Cumbre del BRICS en agosto de 2023, el grupo surgido en 2006 como entidad económica de países emergentes -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, sus dirigentes reconocieron y refrendaron que, definitivamente, se ha convertido en un modelo alternativo al del G7.
“El mito fundacional de las economías emergentes se ha desvanecido, los países del BRICS viven actualmente su mejor momento geopolítico”, dice Günther Maihold, subdirector del Instituto Alemán para Asuntos Internacionales y de Seguridad (SWP).
Asegura que está tratando de posicionarse como portavoces del sur global: “Como un contramodelo del G7”.
La abreviatura “BRIC” se debe al ex economista jefe del importante banco Goldman Sachs, James O’Neill, e incluye a cinco naciones que mostraron altas tasas de crecimiento económico durante un período de tiempo más largo a principios de la década de 2000.
El acrónimo pretendía dar a estos mercados emergentes una mayor visibilidad para la inversión extranjera, y lo que empezó siendo una medida de mercadotecnia financiera ha acabado configurando una plataforma de cooperación intergubernamental de primer orden.
En 2009 tuvo lugar en Ekaterimburgo, Rusia, la primera Cumbre de cuatro países emergentes, y a fines de 2010 Sudáfrica fue invitada a incorporarse e ingresar formalmente al año siguiente.
¿Significa una competencia para el Banco Mundial? En 2014, los países del grupo BRICS fundaron el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, por sus siglas en inglés) con un capital inicial de 50.000 millones de dólares estadounidenses como alternativa al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional (FMI).
Además, se creó un mecanismo de liquidez, el Acuerdo de Reserva Contingente (CRA), para apoyar a los afiliados con dificultades de pago, mediante ofertas que son atractivas no solamente para los cinco países, sino también para muchos otros en desarrollo y emergentes.
Se les ha dado entrada porque han tenido experiencias dolorosas con los programas de ajuste estructural y de austeridad del FMI, y porque en tiempos de crisis ya no dependerían exclusivamente del Banco Mundial y del FMI.
Por todo ello, son numerosos los países han mostrado interés en unirse al grupo BRICS, cuya sede está en Shanghái, igual que la del Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, por sus siglas en inglés), y que se ha abierto a posibles nuevos miembros.
En 2021, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Uruguay y Bangladesh suscribieron acciones de la institución, aunque cuentan con capitales por debajo de los diez mil millones de dólares iniciales en depósitos de cada uno de los miembros fundadores.

Artículos relacionados