sábado, abril 20, 2024

Los exgobernadores “Alito” Moreno Cárdenas y Carlos Aysa González, permitieron el crecimiento del narcotráfico en Campeche

CAMPECHE, CAMPECHE.- Alejandro Moreno Cárdenas y Carlos Miguel Aysa González son responsables del crecimiento del narcotráfico en la entidad, debido al incremento de las ejecuciones en diferentes puntos del Estado, las incursiones de narco-avionetas y narco-amenazas, por lo que dejaron una herencia maldita al nuevo gobierno estatal, tanto en corrupción de obras como en inseguridad.

De acuerdo con Sol Campeche, claro ejemplo de ello son las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), con base en las cuales puede constatarse el incremento en las operaciones del narcotráfico, particularmente de 2015 a 2021, pues ha aumentado en la entidad el número de carpetas de investigación iniciadas por delitos contra la salud contemplados en el Código Penal Federal (CPF), en su modalidad de narcomenudeo, señalados en la Ley General de Salud (LGS), además de los contemplados en la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada (LFCDO).

AUMENTAN DELITOS

De acuerdo con estos datos, en cuanto a los delitos contra la salud contemplados en el CPF, la producción de estupefacientes pasó de seis casos en 2015 a 30 en 2019; el transporte de narcóticos creció de nueve a inicio del sexenio, a 16 en 2019, mientras que en tráfico no había casos registrados hace seis años y aumentaron a nueve en 2019, 15 en 2020 y uno, en lo que va del 2021.

La comercialización de drogas es uno de los crímenes que más aumentó en el sexenio de “Alito” y Carlos Aysa, puesto que en 2015 se notificaron ocho carpetas de investigación iniciadas por este hecho, disminuyeron a cero en 2018, y se dispararon a 160 incidentes de comercio en 2019; 2020 cerró con 32 hechos de venta de drogas.

En cuanto a los crímenes señalados en la Ley General de Salud, en su modalidad de narcomenudeo, también dan cuenta de cómo el crimen organizado ha “sentado sus reales” en la entidad.

Las cifras de incidencia delictiva se refieren a la ocurrencia de presuntos delitos registrados en averiguaciones previas o carpetas de investigación iniciadas en las Agencias del Ministerio Público de la Federación y reportadas por la Fiscalía General de la República (FGR).

Los delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo fueron 21 en el año 2015, cuando inició el presente gobierno estatal, entre 2016 y 2018 disminuyó significativamente la incidencia con apenas 13 casos ocurridos en los tres años, pero otra vez, 2019 es el año clave en el que la seguridad pública se cayó en Campeche, al reportarse 127 averiguaciones previas iniciadas, y 51 en 2020.

APARECEN NARCO-MANTAS

Asimismo, durante agosto, el último mes del gobierno priista, fue el más violento de todo el año, con un total de 15 homicidios dolosos, de los cuales 12 fueron cometidos con arma de fuego (ejecuciones), uno con arma blanca y dos con otro elemento.

Durante seis años se insistió en la mentira de que Campeche era el “estado más seguro del país”, pero la reciente colocación de narco-mantas tanto en la capital como en Ciudad del Carmen no sólo demuestra que sí existe presencia de cárteles de la droga, sino que además están coordinados en sus acciones.

Resultado de esa mentira usada como eslogan, la administración priista de “Alito” y Aysa volteó para otro lado mientras el control del territorio lo tomaron los cárteles en pugna, los municipios fronterizos se volvieron zonas disputadas por ser puntos estratégicos para el trasiego de drogas.

Las principales regiones en las que el crimen organizado ha dominado son los municipios de Candelaria y Escárcega, que por su cercanía a la frontera con Guatemala son paso obligado de droga, dinero y armas de un lado a otro; pero también demarcaciones como Champotón y Hopelchén, que por sus amplios valles y campos solitarios, sus carreteras se han convertido en las pistas de aterrizaje para las narco-avionetas que regularmente ingresan cargamentos al país.

Asimismo, en Carmen ha sido la cercanía con Tabasco lo que ha permitido que se filtren capos del narco y hasta huachicoleros, que buscan refugio en esta ciudad.
AM.MX/fm

Artículos relacionados