fbpx Los escenarios que definieron el rumbo de la Revolución | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Adrián García Aguirre / Zacatecas

* Villa, Ángeles y Natera dirigieron la toma de Zacatecas.
* La capilla de Nuestra Señora del Patrocinio.
* Museos, conventos, exposiciones y más historia.
* La mina El Edén bajo la guía de don José M. Luna.
* El Museo Regional y el ex convento franciscano de Guadalupe.
* Gusto, gratitud y la promesa de volver a una ciudad con solera.

No hay nada igual que la frescura mañanera de Zacatecas para conocer el cerro de La Bufa y apreciar desde sus alturas un asombroso e increíble panorama, el que vieron los combatientes que protagonizaron la toma de la ciudad y sus jefes revolucionarios -Francisco Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera-, cuyas estatuas ecuestres homenajean ahí a esos personajes históricos, participantes en la batalla del 23 de junio de 1914.
En el museo de sitio –ubicado frente a la Plaza de la Revolución en el cerro de La Bufa, donde están las tres esculturas de bronce, y luego de su inauguración en 1984– se reunieron fotografías, periódicos, mapas, vestimentas, armas, billetes, monedas y un sinfín de objetos conmemorativos
En el lugar también se ubica la capilla de Nuestra Señora del Patrocinio, antigua ermita erigida en el siglo XVI, cuya fachada de cantera de estilo barroco se divide en dos cuerpos, así como el observatorio meteorológico que cuenta con aparatos de medición para determinar la situación climatológica de la región.
Un recorrido en el Turibus es óptimo para ver la Alameda, considerada uno de los jardines más representativos de la ciudad, construida a principios del siglo XIX, así como el museo Francisco Goitia, con un acervo pictórico que honra a los artistas zacatecanos que traspasaron las fronteras nacionales: Julio Ruelas, José Kuri Breña, Manuel Felguérez, Pedro y Rafael Coronel.
Al paso está el acueducto de El Cubo, construido a finales del siglo XVIII y principios del XIX para transportar el agua desde una mina, hasta llegar al jardín Independencia, y a donde estuvo plaza de toros de San Pedro, inaugurada el 15 de septiembre de 1886 y que hoy funciona como hotel.
Por la noche, en fin de semana, no hay que dejar de participar en la callejoneada, que recorre la parte histórica citadina al compás de la Marcha de Zacatecas del maestro Genaro Codina compuesta en 1896, y de otras melodías estruendosas tocadas a puro tamborazo zacatecano.
Para quienes deseen conocer la historia de Zacatecas es imprescindible ir en un trenecito eléctrico a las profundidades de la mina de plata El Edén, con un museo espeleológico en su interior, con la narración de don José M. Luna, ex minero que la conoce como nadie.
Explica a detalle las formas de extracción del mineral argentífero, basadas en el régimen de esclavitud al que estuvieron sujetos los indígenas que, para la nobleza de la Nueva España, representaba la mano de obra más barata, explotada así durante tres siglos.
Para disfrutar otro aspecto de Zacatecas, hay que ir al Centro Platero ubicado en la ex hacienda de Guadalupe, ver y adquirir en sus locales verdaderas obras de arte en plata, al alcance por los buenos precios que tienen piezas tan valiosas como las que se muestran ese sitio localizado en el casco de la ex hacienda de Bernárdez.
En el camino que lleva a Jerez está la hacienda de La Ciénega que hace un siglo y medio perteneció a la familia Gordoa, una de las más poderosas, ricas e influyentes de Zacatecas, y para concluir la visita histórica y cultural, hay que ir al ex convento de San Francisco, a poca distancia de la capital.
En él hay dos docenas de murales pintados por fray Ignacio de Berbén –adscrito al obispado de Guadalajara y al Colegio Apostólico de Propaganda Fides de los franciscanos, que permiten apreciar y conocer aspectos cotidianos de la vida en el siglo XVIII–, así como una preciosa sillería de madera y un crucifijo en tamaño natural conservado durante más de doscientos años.
Y es que no hay visita tan obligada como la que debe hacerse a ese lugar, conocido también como Museo Regional de Guadalupe, donde estuvo esa sede de los franciscanos –a siete kilómetros de Zacatecas-, que aloja 27 salas, cuyo acervo los integran más de 800 obras, y además posee los recintos de los frailes y una pinacoteca integrada por las piezas ejecutadas por talentosos artistas novohispanos.
El recorrido puede tomar horas enteras, de modo que hay que administrar el tiempo para conocer los grandes murales de la Escalera Regia ornamentadas por tres obras pictóricas del siglo XVIII, y luego caminar por el corredor de la Mártires de Japón y la Biblioteca conventual compuesta por cerca de ocho mil volúmenes incunables.
En el claustro alto o de la Pasión de Cristo está el coro del ex convento de Guadalupe, colindante con las salas que guardan la obra de otros artistas, entre ellos Cristóbal de Villalpando, Juan Correa, Miguel Cabrera, Gabriel José de Ovalle y Antonio de Torres.
Y así, sin que la jornada se agote, hay que hacerse el propósito de continuar recorriendo los sitios artísticos e históricos más relevantes de la ciudad a cargo del Instituto Zacatecano de Cultura, responsable de las actividades culturales zacatecanas.
Con gusto, gratitud, agrado y la promesa de volver al término de la distancia, hay que despedirse de todo aquello que, desde su fundación y poblamiento, ha dado renombre y solera a esta ciudad histórica, que, a decir con toda razón de los buenos ciudadanos nacidos en ella, tiene alma de cantera y corazón de plata.
¿Cómo llegar? Desde el norte de México por la carretera federal 45 desde Durango y La Laguna, y la 54 desde Concepción del Oro, Zacatecas, y Saltillo, Coahuila. Desde el centro y sur del país y la Ciudad de México, por las carreteras federales 45 y 71. Desde Aguascalientes 71, y 49 desde San Luis Potosí. De Guadalajara, por la carretera federal 54
La información turística básica para conocer otros sitios de la capital del estado y de sus principales poblaciones –entre ellas Jerez, Nochistlán, Pinos, Teúl, Sombrerete y Guadalupe, los seis pueblos Mágicos de Zacatecas-, es accesible en el kiosko ubicado en Avenida Hidalgo 407, Centro Histórico, CP 98000, Zacatecas, Zac. Teléfono 01 (492).

Comentarios

comentarios