fbpx

Por EDGAR GONZALEZ MARTINEZ

No obstante, la economía se fortalece y vuelven las contrataciones

 

La apertura de cientos de empresas para que la economía se reactive, en efecto, ha ocasionado que la pandemia del coronavirus sigua cobrando la vida de miles de mexicanos que se tienen que exponer para ir a su trabajo, y eso es lamentable, pero, por otra parte, millones de mexicanos están siendo beneficiados al ser nuevamente contratados y, así, llevar el sustento a su familia. En efecto, en junio comenzó la etapa de la nueva normalidad en el país, con lo que empezó a abrirse la mayoría de los negocios y actividades, aunque de forma gradual, lo que implicó un cambio en el rumbo de la actividad económica.

Prácticamente todos los sectores han comenzado un proceso de recuperación, conforme se relajan las medidas de distanciamiento social y las actividades se acercan gradualmente a la normalidad, ante la pandemia de Covid-19. La actividad económica comenzó a tener cierto repunte respecto a abril y mayo, reflejando la reactivación de la manufactura de equipo de transporte, la construcción y la minería no petrolera, ya que desde ese mes se consideraron esenciales. La producción también fue favorecida por la reactivación de la economía estadounidense y de otras regiones.

De acuerdo con investigaciones de CIBanco, la economía presente un rebote trimestral cercano al 12% respecto al segundo trimestre del año, aunque a tasa anual la caída todavía sería alrededor de 8.5%. Este rebote trimestral/contracción anual es mayor/menor a lo estimado originalmente. Así, consideramos que también le pone un techo a las perspectivas de caídas de PIB para todo el 2020 de los distintos analistas. En nuestro caso, la expectativa de contracción de la economía mexicana para todo el año es de 9.0% (-9.5% previa estimación).

Lo anterior implica que para el cuarto trimestre del año la recuperación podría sostenerse, aunque perderá fuerza con una expansión trimestral de sólo 4.0% (caída anual en ese periodo de tiempo sería cercana a 7.0%). No obstante, en caso de que el rebrote del coronavirus se incremente y México luzca a lo que hoy ocurre en algunos países europeos como España, Francia o Italia, donde de nueva cuenta están llevando a cabo medidas de confinamiento para hacer frente a los fuertes rebrotes del coronavirus, es probable que se tengan que realizar ajustes a la baja en las actuales previsiones económicas. La moneda, está en el aire.

Registra México nuevo superávit comercial por 4,385 millones de dólares: INEGI.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la balanza comercial registró un superávit de $4,385 millones de dólares (mmd) en septiembre, cifra mayor a nuestro estimado ($1,781 mdd). El saldo acumulado de la balanza comercial durante el periodo enero-septiembre asciende a $18,958 mdd. Las exportaciones sorprendieron al alza al ubicarse en $38,547 mdd, su nivel más alto en lo que va de 2020. Después de haber caído más de 50% a tasa anual en mayo, este flujo de comercio registró ya una tasa de crecimiento positiva de 3.7% en septiembre. Las importaciones alcanzaron su nivel más alto en cinco meses ($34,163 mdd). A pesar de la reciente recuperación de este rubro, la tasa anual se mantiene en terreno fuertemente negativo (-8.5%), presionada principalmente por una contracción de más de 20% en las importaciones de bienes de consumo.

El mundo, a la expectativa de las elecciones en EU.

La incertidumbre respecto a quién gobernará Estados Unidos, está afectando a todo el mundo.  Por lo pronto, aún no hay un acuerdo para aprobar el paquete de estímulos fiscales en propuesto por Donald Trump. Este hecho, junto con la resurgencia de niveles elevados de contagio en varios estados de EU y en Europa, los inversionistas están actuando con cautela, con bajos volúmenes de operaciones, provocando una corrección en los mercados. Según analistas de Invex, la incertidumbre es alta por la proximidad de las elecciones. En México -añadieron- no hay una reacción perceptible en las variables financieras, pero se presentará si nos adentramos en un nuevo episodio de aversión al riesgo.

Ayer, las principales bolsas en Estados Unidos registraron su mayor caída en más de cinco semanas. Aunque los volúmenes de operación fueron bajos, parece quedar claro que a los inversionistas no les gustan las noticias y prefieren dejar de lado la decisión de comprar en estos momentos ante la elevación de la incertidumbre. Dos factores predominan en el ambiente. El primero es el resurgimiento de una elevada tasa de contagios por COVID en Europa y también en Estados Unidos. La ola parece entrar en cifras que pueden de nuevo ser difíciles de controlar y amenazan de nuevo con saturar los sistemas de salud. España ha impuesto un estado de emergencia nacional, Francia continua con medidas de confinamiento parcial; solo en Estados Unidos la proximidad de las elecciones hace que solo haya decisiones de mayor restricción en algunos estados.

Los inversionistas ven debilitado su argumento de que a pesar de que hubiese contagios, la mejora de los protocolos de atención, la baja tasa de mortalidad y la proximidad de una vacuna podrían evitar una nueva etapa de confinamiento. Tal vez las restricciones no lleguen a tanto, pero es obvio que la actividad económica se vuelve a debilitar y la expectativa hacia las siguientes semanas es de nuevo una incógnita.

Mejora márgenes AC, la embotelladora de Coca Cola, con sede en Monterrey, N. L.

El reporte de AC confirmó una recuperación secuencial en volúmenes, pero destacando la expansión en rentabilidad lograda, ante menores precios del PET y ahorros acumulados por $2,000 millones§El incremento del costo del concentrado en México, recientemente acordado con KO, sería neutralizado en 2020; aunque hacia 2021 podría presionar los márgenes de México ~100pb y 40pb a nivel consolidadoMéxico y EE.UU. impulsaron los resultados. AC confirmó una recuperación secuencial en volúmenes -especialmente en Sudamérica- pero destacando la expansión en rentabilidad alcanzada. El volumen bajó 5.6% a/a a 554.7 millones de cajas unidad (México: -4.2%; EE.UU.: -4.4%; Sudamérica: -10.8%), reflejo de un desempeño resiliente en Colas y Garrafón. Los ingresos crecieron 5.6% a/a a $44,811 millones, impulsados por un efecto de conversión cambiaria favorable en EE.UU. e incrementos de precio en moneda local por arriba de inflación en todos los países excepto Ecuador. Mientras tanto, el entorno favorable de precios de materias primas y eficiencias operativas (ahorros acumulados por $2,000 millones), compensaron parcialmente el incremento en los costos del concentrado -tras el nuevo acuerdo con KO y la depreciación cambiaria-. Así, el EBITDA creció 7.7% a/a a $8,642 millones y el margen respectivo se expandió 40pb a 19.3% (México: +60pb, EE.UU.: +100pb, Sudamérica: -10pb). La utilidad neta creció tan sólo 0.4% a/a a $2,744 millones, impactada por pérdidas cambiarias y mayores pérdidas en no consolidadas.

loscapitales@yahoo.com.mx

www.agendadeinversiones.com.mx

Comentarios

comentarios