fbpx

Por EDGAR GONZÁLEZ MARTÍNEZ
Urge una seguridad social universal, unificada y de calidad: CEEY

Ante la crisis de salud que padecemos los mexicanos, y las consecuencias económicas que inevitablemente llegarán, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias realizó un documento de análisis sobre lo que se avizora, y propone acciones concretas, tanto en el aspecto de salud como en lo económico. Con el documento titulado “Hacia un plan integral para atender las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus en México”, el organismo propone:

 

Para el Sistema de Salud. Reasignar los recursos para medidas preventivas en los estados con población más vulnerables en términos de salud. Asimismo, se requiere fortalecer el Sistema de Salud en las entidades que cuentan con menores recursos para este.

Para la población en pobreza y el mercado informal. Ampliar de manera temporal los programas de transferencias, ampliar créditos a la palabra y crear programas de empleo local de emergencia.

Para el mercado formal. Realizar transferencias monetarias a los trabajadores desempleados, otorgar créditos fiscales y del IMSS a las empresas, subsidiar temporalmente a empresas formales, dar un subsidio fiscal único a personas físicas, otorgar créditos blandos a Mipymes y promover esquemas de renegociación de deuda de deudores del sistema financiero.

Recursos requeridos. Se estima que, al menos, se requiera y sea posible movilizar recursos hasta por 2.2 % del PIB mediante endeudamiento y otros mecanismos de financiamiento.

Mecanismos de implementación. Es necesaria la unificación depuración y fortalecimiento de padrones de beneficiarios y programas sociales, registro de contribuyentes, registro del IMSS y buró de crédito. Deben participar de manera coordinada las diferentes autoridades del país.

Una vez superada la crisis sanitaria y económica, es urgente implementar una reforma a la hacienda pública, no solo para reponer los recursos utilizados, sino también para alcanzar una seguridad social universal, unificada y de calidad.

En EU, cae confianza de los consumidores al nivel más bajo desde 2017

La confianza de los consumidores que mide el Conference Board sigue disminuyendo, y el subíndice de condiciones presentes una caída, desde 169.3pts el mes previo a 167.7pts. Por su parte, el subíndice de expectativas mostró una caída más severa a 88.2pts desde 108.1pts observado en el mes previo. Hacia adelante, creemos que la confianza de los consumidores continuará muy dependiente del avance del COVID-19, ya que EU, actualmente es el país con el mayor número de contagios a nivel mundial, además, de que el presidente Donald Trump anunció el domingo que la suspensión de actividades se extenderá hasta el 30 de abril. La angustia también proviene de noticias internacionales, como lo señalado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que calcula que la caída del empleo por el Covid-19 provocará en el mundo entre 10 a 24 millones de desempleados y pérdidas económicas superiores a los 3 billones de dólares en 2020. Así no es nada extraño que la mayoría de los mercados financieros del mundo terminaron el tercer mes del año en el peor de su historia, y en medio de cada vez más restrictivas medidas de confinamiento, aplazamientos para la fecha de la vuelta a la actividad normal y un cada vez mayor número de fallecidos e infectados.

Al respecto, analistas del CIBanco, nos dicen: no esperamos todavía que el sentimiento de fondo de los inversionistas mejore por completo, hasta que se vislumbre un giro sustancial en la crisis sanitaria. Los picos de la epidemia podrían estar cerca en España e Italia, pero faltará un nuevo pico en EU y otros países latinoamericanos (incluido México), lo que nos sugiere que aún es pronto para una apuesta agresiva por los activos de riesgo, aunque empiezan a formarse señales que conviene seguir puntualmente, para posibles entradas de compra de activos.

Las empresas, deben enfrentar la crisis, pero también para la recuperación.

La coyuntura económica tomó a todos por sorpresa, y aunado a eso la Organización Mundial de Comercio (OMC) prevé una crisis más profunda que la de 2008 y México no estará exento, lo que tendrá como consecuencia ajustes en las empresas, principalmente en el ámbito laboral. De acuerdo a Martha Millán, directora de la nueva división de Estrategias Corporativas de Newmark Knight Frank (NKF), cuyo presidente en México y director regional para América Latina es Giovanni D´Agostino, las empresas deben prepararse para tocar fondo, pero más importante, para la recuperación, donde seguramente se verán cambios fundamentales tanto en la forma de operar de todos los negocios, como en el consumo y hábitos de las personas en general.

#JuntosImpulsamosMéxico, proyecto de COINE. 

Ante el impacto que tendrá la emergencia sanitaria del coronavirus (Covid-19) en la economía mundial; el Consejo Internacional de Empresarios (COINE) lanzó la iniciativa #JuntosImpulsamosMéxico para apoyar a las empresas a sumar fortalezas y brindar su experiencia, garantizando así la continuidad en la generación de rentabilidad y crecimiento. Martín Rodríguez Sánchez, presidente del COINE, explicó que las mejores soluciones para contrarrestar los efectos de un cese de actividades radican en la implementación de estrategias alternas de mercadotecnia, alianzas entre empresas y una reconfiguración en los modulos de negocio. #JuntosImpulsamosMéxico busca agrupar a empresas locales, nacionales e internacionales para implementar un Plan de contingencia y recuperación que permita asegurar la dinámica corporativa en cada línea de negocio, teniendo un menor impacto por la emergencia del Covid-19 y anticipando una pronta recuperación y estabilidad tanto de la empresa como de sus empleados”.

Rechaza Interjet que los arrendadores les retiren aviones.

Nuevamente, Interjet salió a desmentir rumores: “es totalmente falsa la afirmación de que arrendadores han retirado aviones de su flota. La aerolínea -dijeron sus directivos- viene trabajando en un programa de transformación que incluye, entre otros temas, la revisión de todas sus relaciones contractuales, en busca de actualizarlas y tener las mejores condiciones posibles. Así lo ha hecho en los últimos meses con los distintos proveedores de servicios y tecnología, entre otros. Incluso cuando sea superada la crisis del Coronavirus, tomará un tiempo para que los mercados se recuperen y regresen a los niveles que se tenían previos a la contingencia. Se está aprovechando esta oportunidad para renegociar condiciones, e incluso se explora la opción de devolver equipos cuyos contratos estén por fuera de las condiciones del mercado actual. Se enfrenta una crisis mundial sin precedentes. Eso ha llevado a gran parte de las aerolíneas en el mundo a poner varios de sus aviones en tierra. La industria aérea mexicana no ha sido la excepción. Todos los participantes del mercado han estacionado parte de su flota.
www.agendadeinversiones.com.mx

Comentarios

comentarios