sábado, febrero 24, 2024

Llama AMLO a ‘corcholatas’ a cuidar excesos; “tienen un efecto de boomerang”

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los presidenciables de Morena son “de los mejores funcionarios del mundo”, pero los llamó a evitar los excesos.

“El que aspira y juega sucio o actúa de manera ventajosa, o se quiere pasar de listo, no le ayuda, se le revierte, tiene un efecto de boomerang. Entonces, hay que tener cuidado con los excesos y hay que aprender a autolimitarse y a respetar al pueblo“, expresó.

Al ser cuestionado sobre la colocación de espectaculares a favor de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, López Obrador se negó a pronunciarse específicamente sobre el caso, pero compartió un relato sobre Porfirio Muñoz Ledo ocurrido en el 2000.

El mandatario recordó que en ese año Muñoz Ledo tenía una candidatura con el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), pero cuando llegó la “ola azul”, decidió sumarse al proyecto de Vicente Fox, donde se le ofreció un puesto diplomático.

Y luego, como es un hombre de nervio y de prestigio, pues termina por no gustarle y me viene a ver, yo era jefe de Gobierno, y me dice: ‘Yo quiero ayudar’. Ah, pues muy bien, licenciado, venga. Y me ayudaba creo que, como asesor, pero no se sabía, pero sí teníamos relación. Porque yo lo estimo mucho, como estimo muchísimo al ingeniero Cárdenas, y por eso me puede decir que soy Hitler o Stalin. De verdad, de verdad, lo estimo, los estimo; bueno, al ingeniero Cárdenas lo respeto mucho”, expresó.

Tiempo después, durante una marcha tras su desafuero, en el Zócalo de la Ciudad de México, López Obrador sufrió de un dolor de pierna, por lo que llamó a que alguien más hablara mientras reposaba.

En eso volteo a ver y veo al licenciado Muñoz Ledo, y pienso: Pues aquí está la solución, porque Zócalo y el licenciado Muñoz Ledo, ¿qué más? La gente va a estar a gusto, va a ser un buen discurso, y me da tiempo que yo me recupere”, expresó.

No obstante, cuando Muñoz Ledo fue anunciado, contó el presidente, los manifestantes comenzaron a abuchearlo.

Yo ni siquiera lo percibí, nunca imaginé, porque si no, pues no le digo, ¿no?, no le hubiese yo dicho. Pero la gente no olvida. Esto es una lección para que no se menosprecie al pueblo. Porque a veces se piensa: ‘La gente no se entera o no sabe de esto’. No. Y eso fue hace 20 años, imagínense cómo está ahora la gente, si es el periodo de mayor politización en la historia de México, los últimos seis, 10 años”, argumentó.
AM.MX/fm

Artículos relacionados