domingo, abril 21, 2024

LIBROS DE AYER Y HOY: Migrante mexicana ante el virus: “La solidaridad nos sostiene, en Estados Unidos”

Teresa Gil
laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

¿Como les está afectando el COVID-19, a los migrantes de las últimas décadas en Estados Unidos? “Lo enfrentamos gracias a la solidaridad”, nos dice una migrante mexicana MU Claudia, en un emotivo mensaje por FB. Una cadena que incluye colectivos, consulados mexicanos, miembros del Partido Demócrata, sector educativo y paisanos, se eslabona en Estados Unidos para salvar la vida a migrantes afectados por el COVID-19. La solidaridad llega de manera abierta, permanente, en pertrechos, atención médica, vigilancia continua, dice MU Claudia, que acaba de salir del contagio después de tres semanas de aislamiento. ”Recibía entre 30 y 60 llamadas diarias del hospital, del consulado, del pediatra por mis hijos, de la escuela donde estudian, de abogados que defienden a migrantes, de líderes de grupos comunitarios, de maestros, etcétera”. La insistente comunicación nos deja apabullados, cuando en nuestro país hay quienes usan medios nacionales para pedir la cancelación de medidas sanitarias que pueden salvar vidas y otros que en plena pandemia exigen recursos para sus intereses, cuando lo inmediato y urgente es salvar esas vidas.

OPOSITORES BOICOTEAN LA VIDA EN MÉXICO Y LOS SOLIDARIOS LA SALVAN EN EL EXTRANJERO.
MU Claudia, apócope de un nombre, una mujer joven que rabasa los cuarenta, con estudios en Sociología en la UNAM y activa mujer que incursiona en organismos solidarios en Arizona, cuenta el infierno del Coronavirus para familias cuya situación migratoria aún es precaria, pese a que en el caso de ella tiene la residencia y su esposo Sergio está naturalizado. Afectados los dos, con hijos invadidos el ciento por ciento aunque sin síntomas, nos relató mediante messenger de FB, todo el tormento de los primeros síntomas, los terribles dolores de espalda sobre todo, mientras se definía su situación. Su esposo fue internado de emergencia y no se contaba con su vida por los agravantes de diabetes, hipertensión, asma y tercera edad, de 63 años. Entubado, logró salir del trance y remitido a una ciudad cercana a Phoenix donde ellos viven, para buscar con especialistas que desalojaran el virus del que era portador. Ella, recluida en su casa por tres semanas, estuvo al cuidado, desde afuera, por sus dos hijos de 12 y 14 años. “ Me traían el desayuno y la comida con mucha diligencia y la dejaban a la puerta de mi cuarto con agua y te caliente. Fueron maravillosos, se portaron a la altura y limpiaban la casa y estaban al pendientes de todo”. A su padre cuando ni los médicos confiaban en que saliera, ellos le enviaron el mensaje de que volvería. Y en efecto, él volvió, acaba de hacerlo, camina mal por la afectación, pero se diagnostica pronta normalidad. “En el terrible tramo nos topamos con lo más extraordinario: la solidaridad. Sin ella a lo mejor no hubiéramos salido. En los hospitales en los que fuimos atendidos, estuvieron al tanto de nosotros y siempre recibimos un buen trato oportuno y respetuoso”.

CONSULADOS MEXICANOS, PAISANOS Y COLECTIVOS, SIEMPRE ATENTOS.
Cuando nos referimos a los migrantes de las últimas décadas, hacemos a un lado a la gran población mexicana que vive en el país del norte. Muchos ya tienen la nacionalidad mediante naturalización y otros son de generaciones que nacieron allá. Sus cifras fluctúan; se habla de que representan el 63 por ciento de todas las nacionalidades migrantes y en el caso de México son más de 36 millones de los cuales más de 12 millones ya nacieron allá y son estadounidenses por nacimiento. En la comunidad en la que vive MU Claudia hay migrantes de todo tipo, pero señala que no hay comunicación con ellos. Es con los mexicanos y con los que están en colectivos solidarios con los que se relacionan. Como ellos, otros mexicanos han sido atendidos en esta emergencia y al parecer en otros estados la situación es igual. Es la cadena solidaria nacional la que se extiende para salvar vidas. En su mensaje menciona a una mujer, Reyna Polanco, destacada activista a favor de los migrantes que la ha relacionado con la legisladora estatal del Partido Demócrata, Raquel Terán, que también ha estado al pendiente y enviado alimentos a los niños. Es el mismo caso del superintedente escolar, que ha enviado despensas. Otra persona que menciona es la directora de Stand Children donde estudian sus hijos, Rebeca Gau, Directora ejecutiva de Arizona. quien con su propio salario fue y les surtió la despensa y estuvo al corriente por los niños. Les llevó libros y juegos para que se distrajeran. Fue un largo período de juegos y de lecturas. Hace un recordatorio asimismo del abogado Daniel Rodríguez, defensor que fue uno de los activos del proyecto DACA de Obama, sobre migrantes. ”Del consulado mexicano estuvieron pendientes y me llamaron varias veces”. Aún débil, reunida con sus hijos y su esposo, MU Claudia, originaria de la CDMX y a quien conocí desde que era un bebé, recalca su gratitud: “Gracias a la solidaridad salimos adelante. Hoy mi esposo debe estar agradecido por volver a vivir y yo por estar de nuevo para ayudar a mi familia”.

Artículos relacionados