jueves, mayo 23, 2024

¿Qué les espera a Gran Bretaña y a la Unión Europea?

LONDRES, INGLAERRA, 10 de junio (AlmomentoMX).- ¿Qué pasará con Gran Bretaña y la UE a partir de ahora? Mientras la primera ministra británica Theresa May esboza sus planes para implementar el brexit y una nueva relación con la UE, veremos mucha más discusión respecto a cuánto demorará esta salida y cómo serán las relaciones comerciales futuras entre ambos.

Pero no todo es tan sombrío para Gran Bretaña ahora que la nación comienza a planificar un rumbo nuevo e independiente. Luke Coffey, un investigador que trabaja en una agencia de expertos con sede en Washington, D.C., que se especializa en seguridad transatlántica y euroasiática, entrega su opinión: “Para muchos en el Reino Unido, la decisión de dejar la UE fue muy fácil. El Reino Unido es la quinta economía más grande del mundo. Es miembro de la Mancomunidad de Naciones, compuesta de 53 países. Tiene un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, y también una ‘relación especial’ con los Estados Unidos.

“Cuenta con uno de los ejércitos mejor capacitados del mundo y posee armas nucleares. El Reino Unido comercia más fuera de la UE que dentro de ella (y seguirá comerciando con Europa después que salga de la UE). Y aunque menos de 6 por ciento de los negocios del Reino Unido comercian con la UE, todos tienen que implementar las excesivas regulaciones y burocracia de esta” (“Brexit: A Wake Up Call for the EU, but Will It Listen?” [“Brexit: Un llamado de atención a la UE, pero ¿lo escuchará?”], Yahoo News, 24 jun., 2016” ).

Mientras Gran Bretaña se prepara para dejar la UE, ¿qué pasará con las naciones que se quedarán en ella? El hecho de que Gran Bretaña se retire significa que la UE perderá una fuerza moderadora que se esforzaba por minimizar la transferencia de más poder a Bruselas. La UE también sufrirá de vacíos en sus capacidades defensivas. Como resultado, Francia y Alemania no han perdido ni un minuto y han presentado planes para una mayor integración militar y hasta política.

Un documento titulado “Estrategia global de la UE respecto a política exterior y de seguridad”, bosqueja un nuevo pensamiento militar entre los miembros de la UE. Este reporte oficial declara: “Nosotros, como europeos, necesitamos asumir una mayor responsabilidad por nuestra propia seguridad . . . Debemos estar listos y preparados para repeler, responder y protegernos contra la agresión, provocación y desestabilización”.

¿Adónde puede conducir este nuevo enfoque militar? La posición de Gran Bretaña dentro de la UE sostenía que la UE no necesitaba un ejército. Sin embargo, frente a la inminente salida de Gran Bretaña, los líderes europeos militares y de defensa están explorando activamente otras alternativas, tales como una sede militar europea común y la unión de sus fuerzas militares.

Aún más, una nueva UE sin Gran Bretaña deja abierta la puerta para dar el próximo paso hacia la unificación política. Nick Gutteridge, reportero del tabloide británico Daily Express, añade lo siguiente:

“Los ministros de relaciones exteriores de Francia y Alemania están preparándose para revelar un plan que eliminará eficazmente los derechos de los Estados individuales, en lo que han llamado ‘un ultimátum’. Bajo estas propuestas tan radicales, los países de la UE perderán el derecho a tener su propio ejército, derecho penal, sistema de impuestos y banco central, ya que todos esos poderes serán transferidos a Bruselas . . .

“En el prólogo del texto, los dos ministros escriben: ‘Nuestros países comparten un destino y un conjunto de valores comunes que generan una unión aún más estrecha entre nuestros ciudadanos. Por lo tanto, nos esforzaremos por lograr una unión política en Europa e invitamos a los próximos europeos a participar en esta aventura” (“European SUPERSTATE to Be Unveiled: EU Nations ‘to Be Morphed Into One’ Post-Brexit” [“Superestado europeo a punto de surgir: Las naciones de la UE ‘se transformarán en una sola’ después del brexit”], Express.co.uk, 29 jun., 2016).

 

Voto contra la inmigración, la globalización y las elites políticas

 

El flujo de inmigrantes que entró a Gran Bretaña desde otros países de la UE y la devastación causada por las guerras en el Medio Oriente y en África en los últimos años, sirvieron de chispa para encender los ánimos de quienes querían que Gran Bretaña abandonara la UE. Pero los británicos que votaron por la salida de la UE votaron también por los irresponsables burócratas en Bruselas (donde está la sede de la UE) cuyos nombres y rostros nadie conoce, que han estado imponiendo políticas aparentemente irrazonables y estrangulando su sentido de soberanía nacional.

Con cada ataque terrorista, cada pérdida de empleo, cada reportaje sobre un sistema de bienestar social que lucha por satisfacer las necesidades de un flujo aparentemente interminable de inmigrantes, además de las de sus propios ciudadanos, los más desposeídos dijeron “¡basta!”

Como escribió Nic Robertson, editor de asuntos diplomáticos internacionales del noticiero CNN: “Muchos en el Reino Unido . . . ven una clase alta que ha llegado a ser ridículamente rica, y que se interrelaciona con una elite política a la que tiene en su bolsillo . . . El argumento de los líderes políticos de que la inmigración beneficia la economía es inútil para los partidarios de la ‘salida’, ya que ellos no sienten ni ven los beneficios” (“A Look at Brexit: Why Are the Brits Thumbing Their Noses at Europe?” [“Una mirada al brexit: ¿Por qué los británicos desprecian a Europa?”], CNN.com, 24 jun., 2016).

Mientras las nuevas elites económicas en Londres y en otras zonas aburguesadas de Gran Bretaña se han vuelto ricas, tal como sucede en las principales zonas urbanas y ciudades costeras con edificios en altura y tecnología de punta en Estados Unidos, las clases media y trabajadora han visto cómo se encogen las oportunidades para ellos y para sus hijos a un ritmo cada vez más acelerado. Y lo mismo ocurre por todo el mundo occidental.

Jim Tankersley, quien escribe sobre política económica en el periódico estadounidense The Washington Post, agrega lo siguiente: “Las fuerzas que impulsan estos levantamientos populistas, tanto en contra de los burócratas de la Unión Europea como de los funcionarios electos en Washington, son complejas y están interrelacionadas . . . Por todo Occidente . . . el crecimiento del movimiento populista se debe a la disminución de ingresos que afecta a las masivas clases medias de esos países . . . Con el voto brexit, el movimiento populista puede adjudicarse una victoria: ha ganado una clara reversión de la tendencia hacia la integración económica de las últimas décadas” (“Britain Just killed Globalization As We Know It” [“Gran Bretaña acaba de matar la globalización como la conocemos”], WashingtonPost.com, 25 jun., 2016).

Pero, ¿fueron acaso los sentimientos antiinmigración y los temores económicos las únicas razones para el triunfo del brexit? El análisis de Nic Robertson concluye así: “El mensaje de las comarcas de Londres es que ya no confían en sus líderes. Se ha producido una brecha; los centros cosmopolitas de riqueza están enemistados con sus primos que viven en los barrios y en el campo. No se trata de riqueza, sino de historia: se trata de quiénes piensan los británicos que son”.

(Con información de la revista BuenasNuevas)

AM.MX/fm

Artículos relacionados