martes, abril 16, 2024

Las redes telefónicas y de Internet colapsan en Gaza

KHAN YOUNIS, FRANJA DE GAZA.— Los servicios de Internet y telefonía colapsaron el jueves en toda la Franja de Gaza por falta de combustible, dijo el principal proveedor palestino, provocando un apagón de comunicaciones potencialmente a largo plazo incluso cuando Israel señaló que su próxima ofensiva podría apuntar al sur . del territorio, donde se ha refugiado la mayor parte de la población.

De acuerdo con la agencia AP. mientras tanto, las tropas israelíes registraron por segundo día el hospital Shifa en el norte en busca de rastros de Hamás. Mostraron armas que, según dicen, fueron encontradas escondidas en un edificio, pero aún no han publicado ninguna evidencia del centro de comando central de Hamás que, según Israel, está oculto debajo del complejo. Hamás y el personal del hospital, el más grande de Gaza, niegan las acusaciones.

La interrupción de las comunicaciones amenaza con empeorar la grave crisis humanitaria en el sur de Gaza, donde continúan los ataques aéreos israelíes. Los alimentos, el agua y la electricidad son cada vez más escasos, y la ONU está luchando contra su propia escasez de combustible para entregar ayuda y ayudar a los hospitales a seguir funcionando.

La mayor parte de la población de Gaza, de 2,3 millones de habitantes, está hacinada en el sur de Gaza, incluidos cientos de miles que atendieron los llamados de Israel a evacuar el norte para apartarse del camino de su ofensiva terrestre. Si el asalto avanza hacia el sur, no está claro adónde irían, ya que Egipto se niega a permitir una transferencia masiva a su suelo.

El último apagón de Internet y de telefonía amenaza con durar mucho tiempo. El principal proveedor, Palnet, dijo que se había quedado sin combustible para hacer funcionar la red e Israel ha prohibido la entrada de nuevos suministros. La frágil red de comunicaciones de Gaza se ha roto varias veces durante el conflicto debido a los bombardeos o los cierres por parte de Israel, pero en cada ocasión, las autoridades de Gaza pudieron hacer que volviera a funcionar rápidamente.

Los apagones anteriores han traumatizado a los palestinos, impidiéndoles llamar a ambulancias o llegar a sus familiares dispersos para asegurarse de que están con vida en medio del bombardeo. Los trabajadores humanitarios dicen que obstaculiza las operaciones humanitarias y los hospitales. El apagón también separa en gran medida a Gaza del mundo exterior, lo que hace aún más difícil para los medios internacionales cubrir los acontecimientos sobre el terreno. Algunos logran mantener las comunicaciones mediante teléfonos satelitales o tarjetas SIM que llegan a las redes israelíes o egipcias.

La guerra, ahora en su sexta semana, fue desencadenada por un ataque de amplio alcance de Hamas en el sur de Israel el 7 de octubre en el que los militantes mataron a más de 1.200 personas, en su mayoría civiles, y capturaron a unos 240 hombres, mujeres y niños . Israel respondió con una campaña aérea de una semana de duración y una invasión terrestre del norte de Gaza, prometiendo sacar a Hamas del poder y aplastar sus capacidades militares.

Más de 11.200 palestinos han muerto, dos tercios de ellos mujeres y menores, según las autoridades sanitarias palestinas. Otras 2.700 personas han sido reportadas como desaparecidas y se cree que la mayoría están enterradas bajo los escombros. El recuento oficial no diferencia entre muertes de civiles y militantes, e Israel dice que ha matado a miles de militantes.

La guerra ha exacerbado las tensiones en otros lugares. El jueves, hombres armados dispararon e hirieron a cuatro personas en un puesto de control en la carretera principal que une Jerusalén con los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania .

Los tres atacantes murieron, según la policía, que dijo que los agresores tenían rifles de asalto, pistolas y hachas y que estaban preparando un ataque a gran escala en Jerusalén.
AM.MX/fm

Artículos relacionados