miércoles, febrero 21, 2024

La salud del papa emérito Benedicto XVI se agrava

CIUDAD DEL VATICANO.- Este miércoles el papa Francisco ha pedido “una oración especial” para el papa emérito Benedicto XVI al recordar que “está muy enfermo”, al final de la audiencia general celebrada en el aula Pablo VI.

“Pido una oración especial para el papa Benedicto XVI que en el silencio está sosteniendo la Iglesia y recordar que está muy enfermo y pidiendo al Señor que lo consuele y lo apoye en este testimonio de amor a la Iglesia hasta el final”, dijo.

El alemán Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), de 96 años, renunció al pontificado en febrero de 2013 y desde entonces vive en el convento Mater Ecclesiae en el interior de la Ciudad del Vaticano. La salud de Ratzinger es frágil desde hace bastante tiempo, pero mantiene intactas sus capacidades intelectuales, según su secretario personal, Georg Ganswein.

Por otra parte, el pasado 8 de febrero Ratzinger pidió perdón a través de una carta y expresó su dolor por los “errores” durante sus mandatos. “Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”, aseveró.

Al final, en esta misma carta, habla de su muerte como un episodio que no está lejano.

“Pronto me enfrentaré al juez definitivo de mi vida. Aunque mirando hacia atrás puedo tener muchos motivos de temor y miedo, tengo un estado de ánimo alegre porque confío firmemente en que el Señor no sólo es el juez justo, sino también el amigo y hermano que ya ha sufrido él mismo mis carencias y es, por tanto, como juez, al mismo tiempo mi abogado”, concluyó.

Durante todo este tiempo ha recibido visitas de amigos y colaboradores, ha concedido algunas entrevistas y escrito artículos teológicos. De hecho, la última imagen de Benedicto XVI data del pasado 9 de noviembre y corresponde a un paseo en silla de ruedas por los jardines vaticanos, acompañado de dos religiosas y del cardenal germano Gerhard Muller.

Por lo tanto, el escrito más reciente de Ratzinger tiene fecha del 21 de octubre y se trata de una carta al presidente de la Universidad estadounidense de Steubenville, con motivo de los 60 años del inicio del Concilio Vaticano II.

“No sólo fue útil, sino necesario”, indicó el Papa emérito, que reconocía que “amenazó primero con desestabilizar y sacudir a la Iglesia más que con darle nueva claridad a su misión”.

De la misma forma, el testamento espiritual de Benedicto XVI ya está redactado y se hará público tras su muerte. Ratzinger ha manifestado su deseo de reposar en la antigua tumba de su predecesor, Juan Pablo II, en la cripta de San Pedro. Juan Pablo II reposa entretanto en una capilla lateral junto a La Piedad de Miguel Ángel.

Te recomendamos:

El Papa Francisco firmó una carta de renuncia en caso de problemas de salud

 

Artículos relacionados