fbpx

Premio Cervantes 2018, Ida Vitale, Poetisa, Poema, Letras, Literatura, Cultura, Uruguay

 

CIUDAD MÉXICO, 15 de noviembre (AlMomentoMX).—  La poetisa uruguaya Ida Vitale, fue condecorada con el Premio Cervantes 2018, el principal galardón de las letras en lengua hispana. Ha dedicado sus 95 años de vida a luchar porque la poesía sea “para todos” y no se esconda en la especialización.

El jurado encargado de conceder el fallo señaló que la poesía  lenguaje de Vitale es al mismo intelectual y popular, universal y personal, transparente  y honda. Con ello, Ida se ha convertido en un referente fundamental para poetas de todas las generaciones y en todos los rincones del español.

Crítica, ensayista y traductora, pertenece a la generación dorada de la gran literatura uruguaya de los años 40; posee el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2015) y hace apenas dos meses fue reconocida con el Premio Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) de ‘Literatura en Lenguas Romances’ 2018 por haber “enriquecido la lengua española”.

El jurado del Premio cervantes [dotado con 125 mil euros] fue presidido por Carme Riera, escritora y académica de la Real Academia de la Lengua Española, y contó entre sus integrantes con los premiados en las dos últimas ediciones, el nicaragüense Sergio Ramírez (2017) y el barcelonés Eduardo Mendoza (2016).

Se trata de la quinta ocasión en la que el Premio Cervantes, en sus más de 40 años de historia, recae en una mujer. Solo otras cuatro veces ha sido reconocida una escritora: las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010), la cubana Dulce María Loynaz (1992) y la mexicana Elena Poniatowska (2013).

Ida Vitale nació en Montevideo en 1923, estudió Humanidades; fue profesora de Literatura hasta 1973, labor que compaginó con la dirección de la página literaria del diario Época o la codirección de las revistas Clinamen o Maldoror. En 1974, la dictadura uruguaya la obligó a exiliarse en México durante una década.

En México formó parte del consejo asesor de la revista Vuelta, impulsada por Octavio Paz, y fue una de las cofundadoras del semanario Uno-Más-Uno, en 1982. Para 1984,  regresó a Uruguay, donde dirigió la página cultural del semanario Jaque, y en 1989 se trasladó a Austin (Estados Unidos), donde fijó su residencia junto a su segundo marido, el también poeta Enrique Fierro, que falleció en 2016.

Vitale ha publicado poesía, ensayos y novelas. También ha incursionado en el periodismo y en la crítica. Se ha destacado como traductora y ha sido distinguida entre otros con el Premio Octavio Paz (2009), el Premio Alfonso Reyes (2014) y el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca (2016).

Entre sus trabajos destacan La luz de esta memoria y Procura de lo imposible, obra en donde Ida Vitale muestra un lenguaje preciso, maleable, cargado de ironías y sutilezas, inteligente y con un fuerte influjo de Juan Ramón Jiménez, a quien la propia escritora considera su maestro en la poesía.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios