fbpx

‪CHETUMAL, QUINTANA ROO.- Las dos toneladas de cocaína pura que transportaba el narcojet‬ siniestrado ayer en Polyuc, Quintana Roo, procedían de Colombia y eran para Blanca Margarita Cázares Salazar, “La Emperatriz”, convertida en líder del narcotráfico a la sombra de Ismael “El Mayo” Zambada García y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quienes le encargaron el control del mercado de las drogas en las principales ciudades de los Estados Unidos.

Fuentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones en Delincuencia Organizada (SEIDO), revelaron lo anterior a Grupo Sol y añadieron que de haber logrado confiscar el enorme cargamento, hubiera sido uno de los golpes más importantes al narcotráfico, ya que el valor del estupefaciente en el mercado negro de las drogas hubiera sobrepasado los 600 millones de pesos.

Como lo informara oportunamente esta casa editorial, la aeronave Hawker  720, matrícula XB-RCM, aterrizó alrededor ‪de las 6:30 de la‬ ‪mañana, de manera forzada, sobre la vía federal 184 en el tramo José‬ María Morelos-Polyuc, en Quintana Roo, en el kilómetro 61 y se incendió.

El Sistema Integral de Vigilancia Aérea de la Secretaría de la Defensa Nacional, a través del área de Inteligencia de la 34 Zona Militar, con sede en Chetumal, indicó que la aeronave procedía de Colombia o de Venezuela y en la madrugada fue detectada en Honduras por lo que se comenzó a rastrearla.

Al ser descubierta en suelo mexicano, el piloto realizó el aterrizaje forzoso, aunque ya era esperado por vehículos terrestres en los que cargaron la droga y posteriormente incendiaron el aparato y huyeron.

Se habla de que pese a que el aparato  ya había sido detectado, las acciones no fueron lo suficientemente rápidas y efectivas para detener a los tripulantes y evitar que descargaran y se llevaran la mayor parte de la droga.

Las autoridades antidrogas estiman que se trató de dos toneladas de cocaína, dada la capacidad de carga del narcojet y que para transportar por vía terrestre esa cantidad de droga, fue necesaria la utilización de al menos cinco vehículos.

Presumiblemente, por videos recabados entre automovilistas que pasaron por el lugar, se produjo un tiroteo entre narcos y militares, lo que dio tiempo para que los primeros bajaran la droga, la subieran a las camionetas y se la llevaran.

Como resultado del cerco que las autoridades tendieron en la zona y la vigilancia a través de drones, fue posible la localización de la camiineta tipo Tacoma, de doble cabina, color rojo, matrícula TA-21010-J, abandonada en un punto cercano al lugar de los hechos, en la que llevaban 400 kilos de la droga con valor de más de 109 millones de pesos.

“LA EMPERATRIZ”

Desde inicios del año 2000, los hermanos Víctor Emilio y Blanca Margarita Cázares Salazar, alias “El Emperador” y “La Emperatriz”, respectivamente, crecieron bajo la sombra del “Mayo” Zambada y del “Chapo” Guzmán, con la encomienda de manejar y controlar el mercado de drogas en las principales ciudades de los Estados Unidos.

A diferencia de los grandes capos, los hermanos Cázares se condujeron con bajo perfil durante muchos años, lo que les permitió gozar del tesoro más valioso para un narcotraficante: el anonimato.

Aun así, Víctor fue ubicado y detenido el viernes 18 de mayo de 2012, en Guadalajara, Jalisco. Se le extraditó a los EU, donde los sentenciaron a 15 años de prisión e intrnado en la penitenciaria Metropolitan Detention Center, de Brooklyn, Nueva York.

Con ello, la Drug Enforcement Administration (DEA) dio inicio a la “Operación Imperial”, en la que se detuvieron en diferentes puntos de la Unión Americana a 402 personas más, vinculadas a la organización autodenominada “Imperial”

Con la aprehensión de Víctor y la de casi medio millar de los integrantes de la organización, se pensó que se acabaría el grupo, pero fue entonces que Margarita, “La Emperatriz” asumió el mando y siguieron operando, siempre bajo el abrigo de el “Mayo”, pese a la captura del Chapo”.

En opinión de agencias antidrogas de los Estados Unidos, que ha emitido 21 esquemas sobre el Cártel de Sinaloa, en los que en los que ha señalado líderes, asociados y jefes de plaza, concluye que dicha organización criminal no está compuesta por una sola familia, como lo ha señalado el gobierno de México.

Para la DEA, la organización se conforma por al menos cuatro distintos grupos: el de Ismael “El Mayo” Zambada, el de Rafael Caro Quintero, los hijos de “El Chapo” y los Cázares Salazar, que han pasado casi desapercibidos en el mundo del narcotráfico, no obstante que operan una red para el tráfico de cocaína, marihuana y metanfetaminas en las más importantes ciudades de los Estados Unidos.

Desde hace 13 años, el Departamento de Estado de los EU, dio a conocer un listado de empresas propiedad de Blanca Margarita, que formaban parte de un eslabón importante en la red de lavado de dinero del

Cártel de Sinaloa.

Dentro de lo que llamó la red “Cazares Salazar”, la Oficina de Control de Activos Extranjeros también vinculó a su entonces esposo Arturo Meza Gaspar y a sus hijos, Arturo, Gispy y Lisbeth Meza Cázares, y a uno de sus yernos.

Apenas en enero de este año, el mote de “La Emperatriz” volvió a ser objeto de especulaciones, luego de que Édgar Cázares, sobrino de la mujer, contrajera nupcias con la primogénita del “Chapo” Guzmán, Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar.

En la fastuosa boda, celebrada en pleno centro de Culiacán, el pasado‪ 25 de enero, estuvo presente Ovidio Guzmán Pérez, recién aprehendido y‬ liberado por las autoridades mexicanas, luego de la presión ejercida por sus medios hermanos, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

En el enlace religioso que se celebró a puerta cerrada, quedaron unidos dos de los clanes más peligrosos del narcotráfico en el mundo; los Guzmán y los Cázares.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios