lunes, abril 15, 2024

La Costumbre del Poder: La ominosa estrategia para subordinar el Poder Judicial a la voluntad de AMLO

*No es del todo imposible que el presidente de la República sea corto de entendederas en su relación con las mujeres, pues todo su ensueño político de ingresar a la historia patria, puede ser destruido de llevar a cabo la nulificación operativa del Poder Judicial de la Federación y del INE, sobre todo si Claudia Sheinbaum se entroniza, porque su formación académica la provee de los recursos intelectuales y de fuerza de carácter, para modificar el modelo político mexicano

Gregorio Ortega Molina

Debimos entenderlo desde que socarronamente les advirtió que no le salieran conque la ley es la ley. La norma le molesta, quizá es el presidente de la República que más ha violado su mandato constitucional, ya no digamos que se empeñó, desde el inicio, en enconar odios y divisiones, porque se solaza en ver los pleitos ajenos, es su manera de demostrar que no es florero, salvo cuando los que lo sentaron en la silla del águila le formulan algún extrañamiento.

     No llegó por su propio esfuerzo y pie a convertirse en inquilino de Palacio Nacional. El dinero político fluyó en la medida en que se establecieron los acuerdos, y se puntualizaron tiempo y forma de cumplir, como lo hizo con la desaparición del AICM, o el borrón y la cuenta nueva al momento de caerse la línea dorada.

     Esos poderes fácticos -incluido el valor económico del narcotráfico y la trata- que contribuyeron a llevarlo al poder y aportan márgenes de gobernabilidad a su presidencia, con cierta y milagrera estabilidad económica, están atentos a lo que pudiese ocurrir, de satisfacerse esa obsesión por subordinar al Poder Judicial de la Federación a sus obscuros deseos del poder absoluto, como lo ejercieron Adolfo Hitler, Benito Mussolini, José Stalin, Augusto Pinochet, Jorge Rafael Videla, Anastasio Somoza, Augusto Pinochet, y hoy Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

     Supongo, porque lo desconozco, que evalúan cuánto les costaría un descalabro político y económico de la 4T, cuánto reconstruir su proyecto, pero, sobre todo, la duración en tiempo de una dictadura tropical, porque no olvidemos dónde está Macuspana. Tomás Garrido Canabal empequeñecerá ante la figura y actuación de Andrés Manuel López Obrador. Para confundirnos desea equipararse a Felipe Carrillo Puerto. Imposible establecer puntos de referencia.

     No es del todo imposible que el presidente de la República sea corto de entendederas en su relación con las mujeres, pues todo su ensueño político de ingresar a la historia patria, puede ser destruido de llevar a cabo la nulificación operativa del Poder Judicial de la Federación y del INE, sobre todo si Claudia Sheinbaum se entroniza, porque su formación académica la provee de los recursos intelectuales y de fuerza de carácter, para modificar el modelo político mexicano.

     Claro, está la otra opción, que Claudia sea un cordero fiel y leal que sólo opera la voluntad de su poderoso “destapador”.

www.gregorioortega.blog                                                @OrtegaGregorio

Artículos relacionados