fbpx ISEGORÍA: Las ganancias de Trump | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Sergio Gómez Montero*

Al comenzar el año de infértiles burbujas

sabio insomne nonato me declaro inmortal

J. A. Madrazo: “Poema”

Para José Jacques Medina

Sin duda, pareciera ser que el estigma de sometimiento a Estados Unidos sigue: vigente en nuestro país, pues desde el siglo XIX se encuentra inerme frente a Estados Unidos a la hora de defender sus intereses económicos, políticos y ocasionalmente territoriales (los gringos se frotan las manos esperando que “la Baja” se convierta en una estrella más de su bandera), como hoy, en que el señor Trump ganó lo que buscaba amenazando económica e ilegalmente, como lo hizo, a nuestro país. Primero, por un lado, con su ilegal amenaza de imponer aranceles injustos a nuestras mercancías enviadas a Estados Unidos, logró frenar el movimiento migratorio generado hacia el norte que, propiciado por el desarrollo capitalista de Estados Unidos y México, se despliega desde Centroamérica hacia Estados Unidos en busca del “sueño americano” (american way of life) sin que esa falsa idea desaparezca nunca de la mente de los migrantes que, ahora, luego de los acuerdos logrados entre los vecinos del norte y nosotros, en calidad de tercer país seguro, esa migración no sólo será de sur a norte, sino que también los migrantes expulsados ilegalmente, como dice la representante demócrata Nancy Pelosi, de Estados Unidos llegarán a México en espera de la solicitud de asilo solicitada.

Es decir, con los acuerdos logrados, la victoria de Trump fue completa gracias a México, pues con eso fortaleció, como originalmente él lo buscaba, su posición electoral, pues ello lo coloca, para las próximas elecciones estadounidenses, como amplio favorito en ellas, toda vez que así llega con la aureola del vaquero que siempre sale triunfante.

Pero no sólo eso, ¿cumplirle sus caprichos a Trump era la única salida que México tenía para hacerle frente a las amenazas del gobernante estadounidense? La estrategia de México para enfrentar dicha situación fue muy clara desde que se formuló la amenaza: trazada desde Palacio Nacional ella se basó en un principio jurídico muy sabido: “Más vale un mal acuerdo que un buen pleito”, y con base en esa estrategia México no tuvo la oportunidad de llevar las negociaciones como más le convenía: haciendo respetar su soberanía y la legalidad, y, eventualmente, solicitando el apoyo de quienes, Rusia y China, tienen pleitos económicos de fondo con Estados Unidos. Es decir, por esas dos vías se pudo haber roto la posición con la que Trump nos tenía amenazados; Rusia amenaza con romper ya los acuerdos de Bretton Woods para desplazar definitivamente la ficticia hegemonía del dólar en el comercio mundial, en tanto que China no permitiendo que Estados Unidos la venza en la actual guerra en que ambos se encuentran inmersos por cuestiones arancelarias. El que esas no eran medidas de corto plazo, es cierto, pero le hubieran dado oportunidad al gobierno del país de mostrarse a la ofensiva, como no lo había hecho desde mucho tiempo atrás, en sus relaciones con Estados Unidos.

Escribo esta nota cerca del día de la Libertad de Expresión, pensando que ésta no existe si no existe libertad de pensamiento que nos conduzca por una sola vereda: la búsqueda de la verdad, porque sólo ella nos hará libres.

*Profesor jubilado de la UPN

gomeboka@yahoo.com.mx

Comentarios

comentarios