fbpx INIFED cumple con la meta establecida de bebederos escolares | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO 2 de marzo (AlmomentoMX).- En relación a la nota informativa publicada el día 28 de febrero titulada Danza de 24 mil millones de pesos del INIFED en bebederos escolares: Hernández Soriano sobre el Programa nacional de Bebederos Escolares a cargo del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) y de la Secretaría de Educación Pública (SEP), nos permitimos hacer los siguientes comentarios:

  • Con los procesos que se describirán a continuación, de los años 2015, 2016 y 2017 y lo realizado durante el 2018, se estaría llegando a la meta establecida para el presente sexenio destacando que cada uno de los sistemas bebedero instalados por el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa contarán con hasta dos años de mantenimiento una vez concluida su instalación y puesta en marcha.
  • Una de las propuestas de la actual agenda del Gobierno de la República, es contribuir a generar nuevos hábitos en la población para combatir el sobrepeso y la obesidad. Entre los más importantes es el consumo de agua potable en las escuelas públicas de nivel básico mediante el Programa Nacional de Bebederos Escolares (PNBE), con el cual, la Secretaría de Educación Pública ha puesto en marcha un nuevo esquema para la instalación y mantenimiento de bebederos escolares como parte de la Reforma Educativa para brindar agua potable gratuita a los planteles educativos, siendo el único Programa del Gobierno Federal que así lo provee.
  • El PNBE pretende garantizar el suministro de agua potable gratuita en las escuelas mediante la instalación de sistemas bebedero. Estos sistemas contemplan su conexión a la red municipal de agua potable, prefiltros, tinacos para uso exclusivo del bebedero, bomba, filtro y mecanismo de potabilización, así como un número de boquillas convencionales conforme a la matricula del plantel, una boquilla para estudiantes con alguna discapacidad y un dispositivo para el llenado de botellas para que toda la comunidad escolar tenga acceso al vital liquido; asimismo se analizan nuevas y distintas tecnologías para ampliar la cobertura, no únicamente la red de agua potable municipal.
  • Una de las primeras acciones con el propósito de dar seguimiento a la instalación y a las labores de mantenimiento de los sistemas bebedero es la organización de Comités de Mejoramiento de la Infraestructura Educativa Bebederos, con la participación de maestros y padres de familia. Estos Comités se enmarcan en los Consejos Escolares de Participación Social en la Educación (CEPSE).
  • Además la instalación de estos sistemas conlleva la toma de muestras analíticas para garantizar la calidad del agua y las empresas proveedoras quedan obligadas a dar mantenimiento mensual a los sistemas bebedero durante un periodo mínimo de dos años con base a las normas mexicanas NOM-127-SSA1-1994, Salud ambiental, Agua para uso y consumo humano – límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización, modificación del año 2000; NOM-201-SSA1-2015, Productos y servicios. Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel y la NMX R-80-SCFI-2015 – Escuelas – Bebederos de agua potable – Requisitos.
  • El Programa articula la participación de instituciones públicas altamente especializadas en el tema del agua y en la prevención de riesgos sanitarios, de tal modo que se pueda garantizar el abastecimiento de agua potable gratuita en las escuelas públicas. El INIFED cuenta con la participación y colaboración permanente del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).
  • Proporcionar agua potable apta para consumo humano de la mejor calidad y de forma gratuita a los planteles educativos y comunidades escolares, es una prioridad en el Programa Nacional de Bebederos Escolares. Por esta razón, es que en cada uno de los planteles beneficiados se realiza la prueba inicial muestreada directamente en la toma municipal del plantel, bajo los parámetros de la NOM-127-SSA1-1994 (última modificación 2000), Salud ambiental. Agua para uso y consumo humano. Límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización, misma que corre a cargo de los contratistas y se realiza exclusivamente por laboratorios terceros adjudicados por COFEPRIS.
  • Una vez que se determina la calidad del agua de cada uno de los planteles, el IMTA, como asesor del INIFED, dictamina el tipo de sistema de potabilización que deberá instalarse en cada uno de los planteles (básico, intermedio o robusto), con la finalidad de garantizar a los usuarios que el agua que consumen es potable y de la mejor calidad, para posteriormente aplicar una segunda prueba o prueba de salida, que se realiza directamente en las boquillas de los bebederos instalados, para verificar el correcto funcionamiento de los sistemas de potabilización instalados y que el agua que produce el bebedero sea potable y apta para consumo humano. Esta prueba está a cargo de los contratistas y se realiza exclusivamente por laboratorios terceros autorizados y avalados por COFEPRIS, bajo los parámetros de la NOM-201-SSA-2015. Productos y servicios. Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias.
  • Adicionalmente a lo anterior y con la finalidad de garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas bebedero instalados en los planteles, la COFEPRIS revisa de manera permanente y aleatoria la calidad del agua producen los bebederos.
  • Con estas pruebas y supervisiones aleatorias, el INIFED busca garantizar que el agua que producen los bebederos del Programa es potable, gratuita y de calidad, contribuyendo con esto al cuidado de la salud de los usuarios y a mejorar los hábitos alimenticios.
  • Las Entidades Federativas participan en la selección de los planteles a beneficiar, el proceso de instalación del sistema bebedero incluye las siguientes actividades: toma de muestra para análisis de calidad del agua; definición de ubicación en el plantel del sistema bebedero; organización del Comité de Padres de Familia; instalación del sistema bebedero; puesta en operación y mantenimiento mínimo de dos años.
  • A continuación se describen las etapas de ejecución del PNBE:

1ª. ETAPA.

El INIFED informa que a través del Programa Escuelas Dignas se instalaron 2,675 bebederos en igual número de planteles durante el periodo 2013-2015. En lo correspondiente al Ciclo Escolar 2015-2016 se han instalado al 22 de febrero de 2018, 10,067 Sistemas Bebedero, lo que suma un total de 12,742 Sistemas de la Primera Etapa del Programa Nacional de Bebederos Escolares que equivale al 93% de una meta de 13,709.

2ª. ETAPA.

En esta Segunda Etapa correspondiente al Ciclo Escolar 2016-2017 se tiene previsto instalar 8,000 Sistemas Bebedero adjudicados, del que hay un avance del 87% en la toma de pruebas; ya se han iniciado obras de construcción e instalación en 1,620 Sistemas Bebedero.

3ª. ETAPA.

En el mes de marzo se dará inicio a la convocatoria de la Tercera Etapa del Programa, lo que marcará la instalación y mantenimiento de 8 mil Sistemas Bebedero más. En esta etapa se iniciará además el Proyecto Piloto de Tecnologías Alternativas en seis estados: Veracruz, Chiapas, Tabasco, CDMX, EDOMEX y Morelos enfocados a tecnologías de captación pluvial y tecnologías de condensación.

4ª. ETAPA.

Con este proceso y con lo que se realice durante el 2018, se estaría llegando a la meta establecida para el presente sexenio. Para esta nueva etapa del Programa se plantean la continuidad del proyecto piloto empleando recursos en tecnologías alternativas como captación de agua de lluvia o condensación del aire para transformarlo en agua potable, con la finalidad de llevar el Programa Nacional de Bebederos Escolares a los planteles educativos que no cuentan con acceso a agua entubada o de pozo con condiciones para ser potabilizada.

  • Atendiendo a la reforma a la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, en materia de bebederos escolares, a través de la cual, este Instituto adquirió la facultad y obligación de garantizar que la infraestructura física educativa cuente con oferta suficiente de agua potable para consumo humano. De igual manera, al llevar a cabo la planeación de los programas, proyectos para la construcción, equipamiento, mantenimiento, rehabilitación, reforzamiento, reconstrucción y habilitación de la infraestructura, se deberá garantizar la existencia de bebederos suficientes y con suministro continuo de agua potable en cada inmueble de uso escolar. En consecuencia, en el transitorio cuarto de dicha reforma, se dispuso que dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación debería contemplarse una asignación para proveer bebederos con suministro continuo de agua potable en los inmuebles escolares.
  • Para atender esa obligación legal en 2015 se asignó en el Presupuesto de Egresos de la Federación, en el Ramo 11 “Educación Pública” se asignó un presupuesto al Programa de la Reforma Educativa, de acuerdo con el último párrafo del artículo 39, que un 15% debía destinarse para proveer bebederos con suministro continuo de agua potable para uso humano en los inmuebles escolares, de conformidad con los artículos 7 y 11 de la Ley General del INIFED.
  • Por lo anterior, en el año 2015 y 2019, el INIFED recibió un 15% del presupuesto asignado al Programa de la Reforma Educativa, por la cantidad de $1,360 MDP y $1,141 MDP respectivamente; mientras que en 2017 y 2018 la cantidad de  $1,156 MDP y $1,189 MDP, lo anterior referido en el artículo 38 del Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente al ejercicio fiscal 2018, Fracción II, párrafo 3 “De los recursos aprobados en este Presupuesto de Egresos para el Programa de la Reforma Educativa, se destinara un 53 por ciento para proveer bebederos con suministro continuo de agua potable para uso humano en los inmuebles escolares de conformidad  con los artículos 7 y 11 de la Ley General de Infraestructura Física Educativa.
  • De tal forma que de 2015 a 2017, el INIFED coordinó y ejecutó acciones del PNBE con una inversión de $3,657 MDP y para el ejercicio 2018 se ejercerán $1,189 MDP más, teniendo un total de $4,846 MDP, por lo que la aseveración del Diputado Rafael Hernández Soriano dista por mucho de la cifra ejercida.
  • Es importante señalar que el INIFED trabaja con los más altos estándares de transparencia y rendición de cuentas, por ello ha puesto a disposición de las comunidades educativas y de la sociedad en general el micrositio http://www.inifed.gob.mx/bebederosescolares/ ; en el cual es posible constatar y consultar los planteles beneficiados, avances del PNBE por región, la normatividad aplicable y las convocatorias vigentes, entre otros.

Confió que con esta información se pueda realizar en el alcance pertinente a la nota publicada, refrendando el compromiso de la SEP y del INIFED para contribuir a la salud de la población escolar por medio de agua potable gratuita en los planteles educativos.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios