martes, febrero 27, 2024

INEGI muestra magnitud de violencia contra niñas y adolescentes

CIUDAD DE MÉXICO / SemMéxico.- Durante 2022 las niñas y adolescentes de 0 a 17 años fueron víctimas de 59, 141 delitos como homicidio, feminicidio, lesiones, delitos sexuales, trata de personas y violencia familiar para las niñas y mujeres de acuerdo al Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal (CNPJE).

Violación y abuso sexual fueron los de mayor incidencia con un total de 8,487 y 16,142 denuncias, respectivamente.

Las niñas y adolescentes entre las edades de 10 a 14 años las más afectadas por violación con 4,197 casos y 7,142 registros por abuso sexual.

Respecto a los delitos considerados que atentan contra la vida y la integridad corporal (homicidio, feminicidio y lesiones) de las niñas y adolescentes mujeres de 0 a 17 años, se iniciaron investigaciones por 644 homicidios, 139 feminicidios y 7 342 lesiones.

Los datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con motivo del Dia Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer son alarmantes y como señala “la información estadística presentada subraya el apremio de contar con programas específicos”.

“Las estadísticas deben visibilizar, de forma más precisa y profunda, la vulnerabilidad y situaciones de violencia particulares de esta población, así como identificar puntos de prevención, atención y sanción prioritaria para garantizar una vida libre de violencia contra las mujeres en todas las etapas de la vida”.

Por otra parte señala que el 33.6 por ciento de niñas y adolescentes de 12 a 17 años que usaron internet o celular, entre julio 2021 y agosto 2022, recibió fotos o videos de contenido sexual y a 32.3 por ciento le hicieron insinuaciones o propuestas de ese tipo, frente a 18.2 y 12.0 por ciento de niños y adolescentes hombres.

En los delitos contra la libertad y la seguridad sexual (abuso sexual, acoso y hostigamiento sexual, violación y otros delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual) y trata de personas, las mujeres se encuentran, de manera desproporcionada, más vulnerables que los hombres.

Las adolescentes de 15 a 17 años fueron, con mayor frecuencia, víctimas de feminicidio 52 con respecto a las niñas y adolescentes de 0 a 14 años. Una tendencia similar se observó con respecto al delito de homicidios en donde en el grupo de 15 a 17 años también se presenta el mayor número de eventos (279 mujeres y 1 157 hombres), así como en lesiones (3 410 y 4 354 mujeres y hombres, respectivamente).

En el caso de las niñas y adolescentes de 0 a 17 años, la violencia familiar es el delito que ocurre con más frecuencia, 22 271 y existe un aumento directamente proporcional a la edad de las víctimas. Se registraron 2 588 delitos con víctimas niñas de 0 a 4 años y 8, 058 con víctimas de 15 a 17 años. Así, la violencia familiar ocurre aproximadamente el doble de veces en las niñas que en niños y se incrementa conforme las mujeres crecen, mientras que en hombres disminuye durante la última etapa de la adolescencia.

El INEGI especifica que Los registros administrativos proporcionan una fotografía parcial, pues solo reflejan los delitos denunciados, o bien, las manifestaciones de violencia que vivieron niñas y adolescentes, sobre las cuales intervino alguna autoridad, pero no retratan el total de las situaciones de violencia que ocurren.

Más de 12 millones de adolescentes experimentaron violencia sexual
Por otra parte, el INEGI reporta que durante la infancia, alrededor de 12.4 millones de adolescentes de 15 años y más (12.6´por ciento ) experimentaron violencia sexual, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2021.

Del total de encuestadas, el 41.8 por ciento manifestó haber vivido alguna situación de violencia en su infancia (antes de tener 15 años), 54.7 por ciento no experimentó violencia y 3.4 por ciento dijo no recordar.

La violencia sexual fue la más experimentada: 38 de cada 100 mujeres la vivieron; 37 de cada 100 experimentó violencia psicológica; 16 de cada 100, violencia física y 10 de cada 100, económica, patrimonial y/ o discriminación laboral.

Al indagar sobre la violencia que experimentan las mujeres de 15 a 17 años en distintos ámbitos de ocurrencia, se tiene que, en los 12 meses previos al levantamiento de la ENDIREH 2021, el ámbito comunitario fue en el que hubo más violencia, le siguió el ámbito laboral, el de pareja, el familiar y, por último, el escolar.

Precisa, “aunque todavía no se cuenta con encuestas especializadas para analizar la violencia específicamente en contra de niñas, niños y adolescentes, el INEGI ofrece programas que permiten aproximar y conocer las experiencias de violencia directas de esta población, ya sea mediante encuestas especializadas sobre información de violencia contra las mujeres o encuestas de victimización”.

Otro dato que se debe destacar fue que del total de adolescentes que sufrieron violencia en su niñez fueron por personas cercanas a la víctima. El 20.8 por ciento de las encuestadas respondió que fueron agredidas por un tío, el 17.4 por ciento contestó que por un primo y el 15.8 por ciento dijo que sus agresores fueron no familiares, como algún vecino o conocido. Solo el 9.7% refirió que no conocían a la persona agresora.

Reproducción de violencia
De acuerdo con Naciones Unidas hay una mayor propensión al uso de la violencia contra las parejas y a ejercer maltrato, entre las personas adultas quienes, durante la niñez, fueron testigos de la violencia de sus padres hacia sus madres.

Se estima que, en México, 51.3 por ciento de las mujeres de 15 años y más atestiguó y/ o experimentó algún evento de violencia física y/ o psicológica durante su infancia, 78.2 por ciento de ellas reportó tener hijos o hijas. De este último grupo, 54.7 por ciento ha insultado y/ o pegado a sus hijos o hijas.

Por otro lado, de 48.7 por ciento de mujeres que no atestiguó ni experimentó violencia psicológica y/ o física durante su infancia, 69.6 por ciento tiene hijos o hijas y 24.8 por ciento los o las ha insultado y/ o golpeado.

Adolescentes que infringen la Ley
Desde la infancia y adolescencia, se evidencia el carácter predominantemente sexual de las manifestaciones de violencia contra las mujeres. Esto fue particularmente visible tanto en los delitos registrados en las averiguaciones previas, investigaciones y carpetas de investigación abiertas por el MP como en las situaciones de violencia digital e incluso en espacios que deberían ser de cuidado total como la familia o aquellos a cargo del Estado, como el proceso penal.

Dio a conocer la Encuesta Nacional de Adolescentes en el Sistema Integral de Justicia Penal (ENASJUP) 2022 que reporta las personas adolescentes acusadas de infringir las leyes penales que son un grupo prioritario de atención por su condición de vulnerabilidad.

Las mujeres se encuentran en mayor vulnerabilidad por estar expuestas a experimentar mayor violencia sexual. En 2022, de acuerdo con la ENASJUP, 9.2 por ciento de la población en el Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes (SIJPA) era femenina y 90.8 por ciento, masculina.

De las mujeres, 38.2 por ciento tenía entre 14 y 17 años, 49.8 por ciento tenía entre 18 y 22 años y 12.0 por ciento,18 23 años o más.

La ENASJUP 2022 mide factores de vulnerabilidad en las mujeres adolescentes que están en conflicto con la ley, incluso previo a su detención.

Durante la detención, la autoridad pudo ejercer violencia psicológica. La ENASJUP 2022 encontró que 69.0 por ciento de las mujeres en el SIJPA vivieron violencia psicológica durante su detención, en comparación con 65.6 por ciento de los hombres en el sistema.

Se observa que las mujeres se les incomunicó o aisló (64.1 por ciento), o se les presionó para denunciar a alguien (49.1 por ciento) y «les hicieron otro tipo de amenazas» (20.6 por ciento), en mayor porcentaje que a los hombres en el sistema (50.1, 23.8 y 15.2 por ciento, respectivamente).

En cuanto a las situaciones de violencia física permitidas o cometidas por la autoridad durante la detención, la ENASJUP 2022 muestra que fue mayor el porcentaje, 47.2 por ciento para los hombres que para las mujeres con el 32.7.

Sin embargo, en el caso de que “las autoridades permitieron o cometieron violencia sexual (acoso sexual, manoseo, exhibicionismo o intento de violación) casi 26 veces más contra las mujeres (41.5 por ciento) que contra los hombres (1.6 por ciento).

Asimismo, es mayor el porcentaje de mujeres (9.5 por ciento) que de hombres (1.2 por ciento ) a quienes «obligaron, mediante violencia física o amenaza, a tener una actividad sexual no deseada (violación sexual).

la ENASJUP 2022 muestra que el porcentaje de mujeres y hombres en el sistema que fueron presentadas o presentados ante una Agencia del MP, y que vivieron violencia psicológica por parte de las autoridades en esta etapa del proceso, resultó similar: 45.5 por ciento de las mujeres y 45.6 por ciento de los hombres.

Los actos de violencia psicológica que las mujeres vivieron en el Sistema, en alguna agencia del MP, en mayor porcentaje que los hombres fueron: «le insultaron» (61.9 por ciento), «le amenazaron con levantarle cargos falsos» (50.8 por ciento), «le presionaron para denunciar a alguien» (39.3 por ciento), «le amenazaron con hacerle daño (golpearle, utilizar objetos para lastimarle)» (28.1 por ciento) y «le vendaron los ojos o cubrieron la cabeza para que no viera» (18.3 por ciento), en comparación con 52.6, 33.8, 21.2, 23.1 y 14.6 % de los hombres que vivieron estas situaciones de violencia psicológica, respectivamente.

En cuanto a la violencia física ejercida o permitida por las autoridades del MP o la policía ministerial contra la población en el Sistema, se encuentra que un porcentaje mayor de mujeres (21.9 por ciento) que de hombres (18.9 por ciento) fue víctima de violencia física por parte de la autoridad de la agencia.
AM.MX/fm

Artículos relacionados