fbpx

FRANCISCO RODRÍGUEZ

La edad adulta de los pueblos no puede ser comprobada con las tarjetas de bienestar. La regla madura de la democracia, la clave del desarrollo, la fórmula infalible de la seguridad nacional en todos los terrenos es aprender a no tenerle miedo a la verdad; sólo temerle a la mentira. Callar y obedecer, la vieja consigna del despotismo ya no funciona. Todo debe informarse, criticarse y comprobarse.

Verbos muy conocidos ‎y poco aprendidos. Poblaciones que maduran teniendo gobiernos lúcidos, sensatos, intuitivos y fundamentalmente lógicos. No resolver los problemas incendiándolos con gasolina, esclarecer nuestro sistema de vida, desolado y despreciado por gangsters de toda procedencia.

Los rituales de la gesticulación que repiten credos revolucionarios de mentiritas, imposturas infumables, artes de gobernar que sustituyen la verdad por catálogos de fantochadas, pompas y parafernalias sin límite, simulaciones sin escrúpulos, deben llegar a su fin. No está el horno para bollos.

Sólo malos recuerdos han dejado los expresidentes

Si los que pasaron por aquí violaron todas las reglas conocidas, quebraron a las empresas energéticas, desbarataron la fuerza obrera, desmadejaron el sistema educativo, acabaron con toda esperanza fiscal y destruyeron el tejido social, serán recordados de ese modo.

Los que sigan por ese camino también. No debemos olvidar que los populismos de centro, de izquierda y de derecha lograron el objetivo para el que creyeron ser electos: prolongar la agonía de un sistema político al servicio de los carteles. La población nunca fue su target u objetivo.

Nuestros problemas, producto de un sistema injusto y desigual

‎La línea de acabar con la miseria moral que tenemos en el aparato público pasa, desafortunadamente, por la misma que se necesita para luchar contra la violencia generalizada y la delincuencia. Forma parte de un serio combate por una mejor distribución del ingreso y de los bienes de la cultura.

Los problemas fueron hechos a mano por un sistema escandalosamente injusto y desigual. Desproporcionado para encubrir a los delincuentes, fabricado para medrar. Hasta los extremos del poder, permitir la complicidad existente entre las castas burocráticas y los sicarios y capos del trasiego. Parece que ya son uno solo.

La sevicia es la consigna, la música de banda es la cultura, el sonsonete macabro de los ignorantes que parten el bacalao, reparten las concesiones y prebendas del Estado es la partitura. Estamos perdidos, y nos resistimos, enajenados por los medios de comunicación vendidos, incapaces de enderezar el rumbo.

Tenemos una crisis múltiple desconocida en el sistema

Un país destruido se reconstruye con política. No hay otra solución, pero atrás de cualquier medida política, de cualquier jugada, de cualquier imaginación, debe estar el indispensable ejemplo del gobernante. El ejemplo, no la farsa ni la hipocresía, estas son dañinas en grado sumo.

Y así llegamos hasta aquí: tenemos una crisis múltiple desconocida en el sistema, pues administrativamente estamos saqueados, políticamente, estamos fracturados, económicamente derruidos, socialmente confundidos y culturalmente engañados. Todos a una. Todo, absolutamente provocado e incentivado desde la cúspide del poder.

Mafia del poder, descriptiva; cleptocracia, prescriptiva: Villamil

De ochenta años para acá, los presidentes han dado la nota. El caso de Enrique Peña Nieto, el último que indigna, el que tiende a convertirse en un ejemplo a seguir, fue revelado en un asunto menor por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. El atracomulca está inodado en un reporte de cleptocracia.

El indicio que aportan los documentos proviene del consultor venezolano Juan José Rendon, relacionado con el partido oficial de aquél entonces, el PRI. La cleptocracia se refiere a un gobernante o funcionario de alto nivel cuyo objeto principal es el enriquecimiento personal y que detenta el poder con ese único objetivo, como usted bien sabe.

El funcionario Jenaro Villamil, encargado del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Tepetitán quiso entrar al quite y francamente hundió más la espada: la mafia del poder, dijo cebándose sobre el acusado, es descriptiva, la cleptocracia es prescriptiva. La mafia del poder, agregó el iracundo, captura al Estado. La cleptocracia se vuelve el Estado.

“La cleptocracia, sigue, a diferencia de la mafia, transforma lo que son bienes públicos en bienes privados. La corrupción en la cleptocracia no es la excepción, sino la regla, y no es una práctica ajena a la institucionalidad sino el hecho que explica su funcionamiento”, refiere en su libro.

Cleptocracia: robo del capital, nepotismo, clientelismo, peculado

Nadie se explica aún por qué el boletín de prensa llegado desde el norte replica los comentarios librescos de Villamil, toda vez que se trata de un funcionario público del aparato actual. No creo que haya sido un simple desliz, sino que hay mar de fondo. En política no existen casualidades, acaso coincidencias.

Máxime cuando en el mismo comunicado se destaca que el activista angoleño ‎Rafael Marques la define como el robo del capital y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político y el peculado, impunes debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia en adelante. Sobran las interpretaciones, como usted deduce.

Las declaraciones de Lozoya, acalladas después del Pío-gate

Adicionalmente, el comunicado del Departamento del Tesoro señala a Rendón como instalador del equipo espía en las oficinas de los adversarios de Peña Nieto. Dice que los pagos derivados de los sobornos de Odebrecht a Emilio Lozoya no figuran en los gastos de campaña del toluquita, repitiendo un reportaje del ameritado diario británico The Guardian.

Se deduce del bravo comentario de las autoridades gabachas que estas esperaron una sangre que nunca llegó al río, como la que se iba a regar a borbotones con la indagatoria ofrecida sobre los fraudes petroleros. Les indigna que las pesquisas de marras se hubieran detenido después de la publicación de los videos de Pío López, el hermano del “caudillo”.

La cleptocracia, para nuestra desgracia, es el cuento de siempre

El que quiera encontrar los cómplices a modo dentro de los compañeros y socios gabachos de aventura está simplemente equivocado‎. La potencia les dará el tratamiento histórico que dio al Tigre de Tacubaya, sentenciado y ejecutado por haberles servido en la intervención armada de 1847. Pero como no tienen archivo, no tienen nada.

La cleptocracia es el cuento de siempre. Lo que puede ser diferente es la edad adulta del pueblo, la que responda a la ancestral sumisión a la mentira y a la maña.
Si no es así, todo seguirá igual.
¿No cree usted?

Índice Flamígero: La tarde del 20 de septiembre próximo pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dio a conocer que incluyó al expresidente Enrique Peña Nieto en un reporte de cleptocracia, en el que también aparecen el mandatario ruso, Vladimir Putin, y el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami. De acuerdo con una investigación realizada por BuzzFeed News, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), del cual forma parte Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la autoridad estadounidense marcó como sospechosas las transacciones hechas por el venezolano Juan José Rendón, las cuales podrían estar vinculadas con el expresidente mexicano. “El resumen donde se concentran los nombres de los mandatarios hace referencia a un reporte bancario hecho por Deutsche Bank, donde las cuentas del autollamado estratega político Juan José Rendón estaban bajo revisión por actividad sospechosa que podría estar ligada con el expresidente Peña.”, indicó Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en su página oficial. “Según el banco, Rendón envió seis transferencias bancarias por un total de 180 mil dólares entre el 21 julio de 2016 y el 6 de marzo de 2017”, agregó. Según el documento, estas transacciones podrían tener algún vínculo con el exmandatario mexicano, sin embargo, no se detallan el tipo de operaciones o los motivos por los cuales fueron marcadas. De acuerdo con la organización, esta no es la primera vez que Peña y Rendón son relacionados.

Índice Político | Noticias México, Opinión, Internacional, Política


indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Comentarios

comentarios