fbpx

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Parece que una pandilla de atracadores cibernéticos ha infiltrado las siempre buenas intenciones (ja ja ja ja) del régimen de la Cuarta Decepción. En los últimos días han salido a flote una serie de triangulaciones y transferencias de dinero mal habido que hacen pensar en que la Estafa Maestra ha hecho‎ escuela. Que aquella no fue un atrevimiento fugaz.

Utilizando las técnicas digitales, Pemex solicita a sus empleados que devuelvan el reparto de utilidades que les fue asignado en mayo, hace ya varios meses y tan sólo 270 trabajadores de PMI Comercio Internacional tendrán que regresar un millón de dólares que serán recolectados y depositados en una cuenta bancaria especial de esa filial de la paraestatal.

“Voluntariamente a güevo” los trabajadores al servicio del Estado devuelven porcentajes del aguinaldo recién recibido para que la 4T compre 80 ambulancias. Las cuentas no salen. Con lo recaudado podrían adquirir 800. O incluso pagar una buena parte de las campañas electorales del año que está por comenzar.

Desde España se da a conocer un fraude electoral de Podemos que es investigado desde julio por el titular del Juzgado de Instrucción 42 de Madrid, Juan José Escalona y que implica a varios miembros de la cúpula del partido español. De acuerdo con la página web de Morena, su enlace en el desvío de fondos es la Corporación Cobos y Cobos SC, encargada de realizar estudios de “consultoría estratégica y marketing”. Se presume un fraude millonario en euros.

Fonacot, Infonavit, Juegos y Sorteos, elecciones de 2021 

La Secretaría de la Función Pública determinó que Alberto Ortiz Bolaños, director del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores creó y operó de forma ilegal el Fondo de Protección de Pagos, con una bolsa de mil 324 millones de pesos.

El citado Fondo del Fonacot debía proteger a trabajadores en caso de desempleo, invalidez, incapacidad y fallecimiento. Una mala jugada en medio de la pandemia que se ha llevado a más de cien mil mexicanos, sólo en esta primera etapa. Simplemente, escalofriante.

A lo anterior, el trafique con fondos obreros, se suman los dos mil millones de pesos devueltos por los propietarios de Fibra Uno por la presión de Alejandro Gertz Manero, el que acosó a los empresarios Zaga Tawil, constructores del Infonavit, para que pusieran su cuerno en la famosa rifa del avión presidencial. Tan no existió, que el avión de marras se encuentra pintado de verde olivo en los hangares de Sedena.

El ex subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta está también en la lista de marras, pues sus maniobras en el cobro de derechos de piso en los casinos de juego están siendo utilizadas ahora para que desde la oficina de Peralta en Palacio Nacional, Gabriel Hernández, el operador de los padrones de beneficiarios de los programas sociales…

… afine aún más sus tiros de precisión para conectar incautos, con instrumentos digitales e ideas indispensables para ganar las elecciones intermedias, conservar la mayoría en la Cámara de Diputados y garantizar que el Tlatoani brinque la vara de la remoción y asegure la reelección ansiada. Como si con Trump no hubiéramos visto demasiado cómo fracasan los intentos de burlarse de la voluntad del pueblo.

Y un experto enseña a los cuatroteros a blanquear recursos 

Aún más: hace poco se supo también que Ramón García Gibson, protegido de Alfonso Romo, Raquel Buenrostro y de la ministra Ríos-Farjat, es un lavador internacional de dinero sucio incrustado desde las altas cúpulas gubernamentales en las entrañas del SAT.

Inhabilitado por todos los sistemas de transparencia de la Secretaría de la Función Pública, la FGR y la SIEDO, Ramón García Gibson fue contratado precisamente para eso: para enseñar y difundir entre los clanes de la Cuarta Decepción las técnicas y los embrujos del lavado de dinero, ahora hasta de los impuestos recaudados.

Se dice que los mismos magos digitales también han aportado sus conocimientos para hacer creer a los López, Obrador y Gatell, que vamos requetebién en el control de la pandemia, que tenemos a los mejores del mundo en esas artes, y que no hay por qué hacer más, con o sin vacunas especializadas en contra del coronavirus.

Virus de carne y hueso, se insertan en las células presupuestales 

Se trata de una pandilla de simuladores y de atracadores cibernéticos que se han metido ya hasta la cocina. Falta mucho por ver. Sus catálogos, según parece, son insondables. Preparan un gran show electoral para demostrar que sus conocimientos no tienen límite ni fronteras.

Por lo pronto, la política social, que debería ser el corazón de las responsabilidades del Estado ha pasado a la báscula de esos mequetrefes, que hacen palidecer a la policía cibernética de Carlos Slim, jefaturada por un homónimo del recién fallecido Ernesto Canto. Se quedaron cortos. Hoy están rebasados, aunque siguen siendo los dueños del mecate.

Los genios de huarache se han posesionado de las redes digitales del gobierno en curso. Se encuentran en todos lados, siempre y cuando ahí se hallen los estipendios necesarios, las mermas, las canonjías que se merecen para su reproducción.

Estos son virus de carne y hueso, se insertan en las células vivientes del presupuesto nacional, aprovechando que son los ideólogos de avanzada de la Cuarta Transformación. Aunque pocos se den cuenta aún de los desastres que causan, de las epidemias sociales y políticas que son capaces de inocular en el cuerpo de la colectividad.

Son los genios de huarache preferidos del régimen. Los que han hecho de los llamados fifís, empresarios voraces, adversarios y conservadores, la quinta columna de los que se oponen a las ambiciones descocadas del que manda, la razón de ser de su existencia, la necesidad de su contratación a precios exorbitantes. Son los responsables de barnizar el fracaso de todo lo que se intenta y de lo que no se intenta.

Son los que han caracterizado a este régimen con el sello inconfundible de la desesperación y del fracaso. Los que hacen creer al “caudillo” de Tepetitán que es el mesías esperado, el científico deseado, o cuando menos el iluminado que inunda y ahoga en Tabasco a los pobres para salvar sus ocurrencias faraónicas.

Se vanaglorian de su mediocridad para aplastar la grandeza 

Muchos ideólogos de lo insensato se han congregado alrededor de la ignorancia del gobiernito. Siempre acudirán solícitos adónde haya cómo succionar los presupuestos a cambio de ocurrencias y de ideas salvadoras, a cambio de ofrecer los trapos sucios para el remedio de cualquier ocasión, de cualquier responsabilidad.

Los que vanaglorian la mediocridad para aplastar la grandeza. Los que destruyen día con día la posibilidad de dar certidumbre y confianza. Virus humanos que florecen donde hay ineptitud y desolación. Los que nos recuerdan a toda hora los procedimientos nazis, fascistas y falangistas que sirvieron para ahogar varios países durante mucho tiempo.

Ya se encuentran en todas las nóminas gubernamentales. Pues a falta de pan, tortillas. Se ganan a pulso su puesto de imprescindibles. El poder omnímodo que los protege, más temprano que tarde habrá de pagar sus despropósitos. No tendrán argumentos para decir que no son iguales a los que se fueron… porque definitivamente son peores.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: El Oficio No. 307-A-2497 que la Secretaría de Hacienda difundió en la administración pública federal el 6 de noviembre pasado, precisa que el aguinaldo de funcionarios y trabajadores del gobierno federal se cubrirá en dos exhibiciones: 50% a partir del 9 de noviembre y la otra mitad a más tardar el 15 de enero de 2021. El documento firmado por Víctor Manuel Mojica Vilchis, jefe de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la Secretaría de Hacienda, incluye un “Tabulador de aportación voluntaria” que establece que los subdirectores de área regresarán de uno a siete días de su aguinaldo; los directores de área, de siete a 15 días y los directores generales adjuntos, de 12 a 15 días. Los directores generales de la Administración Pública Federal aportarán 16 de sus 40 días de aguinaldo; los jefes de unidad, 17 días; mientras que los subsecretarios y oficiales mayores, 18 días. Los secretarios de Estado devolverán la mitad de su aguinaldo (20 días). El 17 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que espera recaudar entre 80 y 100 millones de pesos con la donación voluntaria de aguinaldos, dinero que se destinará a la compra de 80 ambulancias para hospitales del IMSS-Bienestar.

 

https://www.indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Comentarios

comentarios