fbpx ÍNDICE POLÍTICO: Con la 4T el pueblo está feliz, aunque se muera de hambre | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Ya le andaba al espíritu de Comonfort por aparecerse. Encajado en las piedras de Palacio Nacional determina el rumbo de las políticas antijuaristas que se instrumentan ahí desde hace días. Sí, es el fantasma antireformista de Ignacio Comonfort, el mismo que provocó, con su desconocimiento de la Constitución liberal de 1857, la sangrienta guerra civil de Tres Años.

‎El ánima de Ignacio Comonfort, aquél que atizado por la Iglesia Católica y por su mamá pretendió echar para abajo el ideario de la brillante generación de Reforma, aparece invocado en los momentos cruciales de la desgracia, en la cúspide de la curva nacional de la desdicha. Todavía se recuerda su alianza con los carniceros del Plan de Tacubaya, que le daba al entonces presidente de la República, facultades omnímodas y planeaba principalmente derogar la Constitución de 1857.

Ahora, alucinado por los efluvios, los púlpitos de finas maderas del viejo salón de sesiones del Constituyente del 57 en el Palacio Nacional, el dueño del pandero abjuró de todos los principios científicos y económicos de la economía, para abrazar los dejos iniciáticos de su particular economía moral, y de sus designios sobre la felicidad y la abundancia.

Todos los estudios le valen queso. Ya llegó el nuevo profeta

La felicidad, pontificó, sentirse bien consigo mismo y con el prójimo, abrazos no balazos y fuchi caca a la corrupción galopante con su permiso, son los nuevos paradigmas que, a partir de hoy, nos llevarán al paraíso con todo y chivas.

Porque salen sobrando las mediciones del INEGI y de todas las dependencias que se dediquen al estudio del desarrollo, de la inflación y del crecimiento, como el Banco de México, los centros de estudios municipales, estatales y las universidades y tecnológicos. Eso vale queso. Ya llegó el nuevo profeta.

México es él, sólo él y un pequeño puñado de consentidos

“Los periódicos más famosos del mundo mienten, calumnian, el The New York Times, el Washington Post, El País, muy famosos, pero sin ética”, por eso también ellos tienen que hacer una autocrítica, una revisión para el regreso a la nueva normalidad. La normalidad es sólo su pensamiento meteco y aislado.

Porque contra México nadie tiene razón y, en su particular doctrina despótica, México es él, sólo él y un pequeño puñado de consentidos empresariales y favoritos del juego político. Todos los demás están en la olla, o a punto de cocción.

Todos están equivocados, para lo cual ha designado a dos brazos ejecutores, solícitos a recibir órdenes para exterminar al enemigo: el General secretario Crescencio Sandoval y el Cartel del Chapo Guzmán, por si alguien tuviera alguna duda.

Todo el Cartel de Sinaloa está con López Obrador, manda decir El Chapo. Si su empresa subió algún mensaje o vídeo denigrando, vaya, casi burlándose del Presidente de la República, está usted sobrepasando la línea. Si está traicionando la patria vamos a volar las oficinas de su pinche periódico, para que no lo siga difamando.

Amenazas de la Defensa Nacional a sus militares en retiro

Por otro lado, el menaje de la SEDENA es específico también: se le comunica a los generales u oficiales que hayan solicitado el retiro por vergüenza, que son sospechosos de traición, y que si incurren en alguna crítica o ataque, se les retirarán sueldos, prestaciones y derechos adquiridos después de toda una vida de servicio a las armas.

Los carteles seguirán ejecutando a su personal manera las condiciones de los estados de sitio‎ en las regiones que controlan, repartiendo las despensas de la felicidad y de la abundancia, y exterminando a los adversarios. Si alguien lo duda, no tiene más que enterarse de las ejecuciones de El Gordo May y de El Chino Ántrax. Imposible que hayan muerto de coronavirus.

El Caudillo les ha otorgado el supremo poder del universo: el poder de matar. Y contra eso, no hay alegatos al umpire. El poder de matar, la última ratio de cualquier consideración moral forma parte especial del decálogo de la nueva economía moral, que destierra para siempre toda noción estadística sobre el crecimiento, el empleo, el hambre y la miseria.

No le interesa reducir los precios de la luz a los consumidores

Para el Caudillo la ciencia está equivocada: no existe el peligro del calentamiento global. Mientras las mentes lúcidas del planeta, como la de Noam Chomsky, proponen un acuerdo universal verde para la subsistencia humana, el Caudillo reprime y descarta a las empresas de energías limpias, y sostiene que el petróleo y el carbón, combustibles fósiles, son los que deben prevalecer.

No le interesa fomentar las energías renovables, ni reducir los precios de la electricidad a los consumidores, ni sumarse a la lucha contra el calentamiento del planeta, ni fomentar las inversiones en el sector energético. Lo de él es seguir apoyando a la vetusta CFE y alentar el coyotaje de los vástagos del sistema.

De nada sirven reclamos, desinversiones, advertencias… nada

De nada valen los reclamos diplomáticos de Estados Unidos, de Canadá y de la Unión Europea por la cancelación de las inversiones, de nada vale, no existe la lluvia de litigios internacionales que en cualquier rato nos estarán cobrando multimillonarias sumas en dólares, sacadas de nuestros exprimidos bolsillos.

De nada sirve que la prestigiada empresa productora de autos eléctricos e inteligentes Tesla haya renunciado a invertir un quinto en México, desconfiada de las actitudes del tiranuelo. Aquí sólo rifa su concepto de la felicidad: un pueblo miserable, de rodillas, dispuesto a la indignidad para seguir la ruta que se le ocurra al Caudillo.

De nada sirven las advertencias del Banco Base sobre la profundidad que va a alcanzar el desastre económico si se sigue por este camino. Sus pronósticos más optimistas: decrecimiento al menos diez por ciento del producto interno bruto, desempleo masivo y necesidades urgentes reprimidas.

Todo es en base a improvisación, soberbia, resentimiento

Los empoderados del sistemita creen que con guiñarle el ojo al Consejo Coordinador Empresarial y darle unas palmaditas en la espalda, fingiendo que van en alianza con sus pronunciamientos, todo problema se soluciona. En el fondo no hay respuesta para nada.

Todo es en base a improvisación, soberbia, resentimiento e ignorancia. Ya no hay para dónde hacerse. El espíritu de Comonfort se ha posesionado de la voluntad del Caudillo. Una ofensa histórica para el juarismo.

De nada sirven las protestas internacionales contra los asesinatos proditorios de periodistas, como el último contra el sonorense Jorge Armenta. De nada sirven los ultrajes y las masacres económicas contra la población.

El pueblo está feliz, feliz con lo que tiene… aunque sea hambre

Según el Caudillo, la felicidad y la abundancia ya no serán objeto de ningún ataque: todo se decidirá en las oficinas de Palacio, acompañado de una pandilla de palurdos que no tardarán en ser llamados a cuentas.
Porque el pueblo está feliz, feliz con lo que tiene… aunque sea hambre.
¿No cree usted?

Índice Flamígero: En su edición dominical el diario Reforma publicó ayer: “La contracción económica que ya está generando la pandemia del Covid-19 incorporará a 12.2 millones de mexicanos a la pobreza si la Administración de Andrés Manuel López Obrador no lo impide, advirtió Miguel Székely, director del Centro de Estudios Educativos y Sociales (CEES). En una investigación desarrollada en conjunto con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) se sostiene que este aumento masivo de la precariedad económica puede evitarse con la implementación de cinco programas que tendrían un costo de 159 mil millones de pesos, que representan apenas el 0.66 por ciento del PIB. México, pese a ser la segunda economía de Latinoamérica, indicó Székely, es el país de la región que menos acciones de amortiguamiento ha anunciado.”

https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @Indiceolitico / @pacorodriguez

Comentarios

comentarios