lunes, abril 15, 2024

Inclusión social y laboral contribuye a la rehabilitación de personas con discapacidad

CIUDAD DE MÉXICO.- La inclusión de personas con discapacidad en proceso de rehabilitación contribuye a su recuperación como elemento motivacional, afirmó la jefa de la División de Rehabilitación Pediátrica del Instituto Nacional de Rehabilitación “Luis Guillermo Ibarra Ibarra” (INRLGII), María Elena Arellano Saldaña.

La especialista informó que en México existen 7.5 millones de personas con diagnóstico de discapacidad temporal o permanente; puede tratarse de una deficiencia física, mental, intelectual o sensorial, y las diversas barreras en el acceso a servicios o infraestructura pueden impedir su libre desarrollo en la sociedad.

Dio a conocer que el INRLGII brinda servicios a personas con discapacidad motora, sensorial, visual y auditiva. Durante 2022 atendió gratuitamente a 187 mil 735 pacientes por consulta externa.

La especialista indicó que las principales causas de discapacidad en pacientes que acuden al instituto son por fracturas, accidentes y enfermedades neurológicas. Además, se atiende pacientes pediátricos con problemas congénitos que pueden desarrollar enfermedades visuales y sensoriales.

María Elena Arellano destacó que en el INRLGII se realizan investigaciones y estudios sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la discapacidad, así como de las enfermedades discapacitantes.

El jefe de la División de Rehabilitación Laboral y Educativa del INRLGII, Jorge Hernández Wence, explicó que la discapacidad es una condición de salud que puede ser consecuencia de una enfermad o un accidente. Esta deficiencia orgánica, estructural o funcional, puede obstaculizar su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

La discapacidad se clasifica en física, mental, intelectual, psicosocial, múltiple, sensorial, auditiva y visual; en las funciones del cuerpo puede ser leve, moderada, grave y completa, temporal y permanente.

Señaló que las barreras que enfrentan las personas con discapacidad son infraestructurales, tecnológicas y, sobre todo, las relacionadas con la actitud de las personas y falta de políticas públicas para su desarrollo pleno.

La División de Rehabilitación Laboral y Educativa del instituto brinda asesoría y orientación vocacional a las personas que recuperan las funciones corporales para su reinserción en el campo laboral.

Cada año, especialistas del INRLGII realizan un diagnóstico de aptitudes para el trabajo a 600 personas (promedio) con discapacidad, con el método de evaluación llamado Valpar, para la inclusión laboral de las personas con discapacidad, que pertenece a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La evaluación profesional Valpar facilita la transición de la escuela a la vida adulta y la integración de las personas con discapacidad. Permite identificar necesidades, habilidades funcionales, aptitudes, logros e intereses.

Hernández Wence destacó que el trabajo formal en una persona con discapacidad contribuye a su inclusión en la sociedad y al desarrollo de la personalidad. “Un trabajo ayuda de diferentes maneras: levanta la autoestima y estructura el tiempo, hace a las personas más responsables y maduras. Conjuntamente, les produce un sentimiento de contribución a la sociedad”.

Ambos especialistas informaron que el INRLGII cuenta con un Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (Ceniaq) que recibe de manera gratuita pacientes de todo el país sin importar edad, género o condición social. Cuenta con servicios de enfermería, nutrición, rehabilitación y cirugía plástica, así como terapia intensiva pediátrica y de adultos.

El INRLGII pertenece a la Red Nacional de Vinculación Laboral que tiene como objetivo fortalecer la inclusión de las personas en situación de vulnerabilidad, a través de la sinergia de planes, programas y acciones de las instituciones y organizaciones públicas, privadas y sociales; cuya operación impulse en el sector productivo la incorporación de políticas de inclusión laboral.

El instituto realiza conjuntamente protocolos de investigación con estudiantes de posgrado, enfocados en conocer los factores que facilitan la inclusión al empleo de personas con lesión medular, traumatismo craneoencefálico y amputaciones, tomando en cuenta componentes, ambientales, familiares y sociales.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que mil 300 millones de personas; es decir, una de cada seis en el mundo, sufren algún tipo de discapacidad.

Las personas con discapacidad presentan dos veces más riesgo de desarrollar afecciones como depresión, asma, diabetes, ictus, obesidad o problemas bucodentales.
AM.MX/fm

Artículos relacionados