fbpx IFEQROO y Luis Torres compartieron constructora para la obra pública | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CHETUMAL, QUINTANA ROO, 28 de agosto (AlmomentoMX).- El nepotismo y la corrupción continúan manifestándose, tanto en las dependencias gubernamentales como en los Ayuntamientos, tal y como sucede en el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (IFEQROO), donde no se entrega obra pública a constructoras participantes, sino que se beneficia a las empresas “amigas”, cómplices o simplemente a las ligadas a los funcionarios o ex funcionarios públicos o compañeros de partido.

Desde el inicio de la gestión del titular del IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, comenzó el tráfico de influencias para beneficiar a los militantes de su partido con la obra pública de Quintana Roo; incluso, desde ese momento, se beneficiaron a las constructoras con trabajos específicos.

En 2018, Abraham Rodríguez Herrera contrató a la empresa QUITO S.A. de C.V., representada por Asdrubal Sierra Montalvo, para la construcción de la Universidad Tecnológica de Chetumal, empresa a la cual se le pagó 4 millones 774 mil 661.92 pesos para garantizar un trabajo pactado en 70 días naturales.

Comparativo a los hechos, en su momento, Luis Alfonso Torres Llanes como presidente municipal de Othón P. Blanco, desde el Ayuntamiento entregó obra pública casualmente a la empresa QUITO S.A. de C.V. ligada a la octava regidora, Elvia Contreras Casteleyro, quien también en su momento intentó apoderarse de la concesión de baños públicos de Mahahual.

Rodríguez Herrera, de esta manera, realizó tráfico de influencias y cayó en actos de corrupción tal y como lo demuestra el contrato No. LP-IFEQROO-QUITO-FAMSUP-OB-168/18, derivado de la licitación pública nacional No. LOPE-IFEQROO-FAM-095/2018.

En este caso, el contrato fue para la construcción en la Universidad Tecnológica de Chetumal, con un monto de 4 millones 774 mil 661.92 pesos, y única empresa participante para la licitación.

En relación al Ayuntamiento de Othón P. Blanco, como se recordará, Luis Alfonso Torres Llanes hizo negoció con la obra pública del Ayuntamiento y la entregó a los regidores que le hicieron comparsa.

Sol Quintana Roo, en su momento exhibió el contrato otorgado a las “Empresas Quito S.A. de C.V.”, ligada a la octava regidora Elvia Contreras Casteleyro, quien aprovechando su condición en la Comuna intenta apoderarse de la concesión de baños públicos de mercados en todo el municipio.

Sol Quintana Roo, en entregas informativas anteriores dio a conocer como el gobierno municipal del ahora titular de la Sedarpe entregó de manera directa obra pública, también, al esposo de la regidora Gabriela Cortés Talamantes, el panista Mario Rivero Leal; así como también a su cuñado.

Cabe aclarar que las Empresas Quito S.A. de C.V., es una empresa ligada a la octava regidora, Elvia Contreras Casteleyro, y cuyo representante legal es Asdrubal Sierra Montalvo, en su categoría de administrador único, tal y como consta en el contrato de obra pública COP-LO-OPB-020-2017.

La obra entregada, en su momento, fue la construcción de un domo en la colonia Fraternidad Antorchistas, en Chetumal, con un costo de 2 millones 62 mil 903.19 pesos.

La empresa, también había realizado obras como lo fueron la rehabilitación en general en la Secundaria General “Los Corales”, en Cancún, con un monto de 3 millones 185 mil 646.87; así como, la construcción en la Unidad Politécnica de Bacalar de la tercera etapa, con costo de 4 millones 097 mil 227.66 pesos; y posteriormente, la construcción en la Universidad Politécnica, Unidad Docente, con un costo de 3 millones 995 mil 600.37 pesos.

Lo anterior es otra muestra del tráfico de influencias o pago de favores que sucedió en el gobierno de Torres Llanes, igual o similar de lo que está sucediendo en el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo a cargo de Abraham Rodríguez Herrera.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios