jueves, abril 18, 2024

Los glaciares de Groenlandia se derriten peligrosamente

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre, (AlMomentoMX).— Mientras estás leyendo esta noticia, los glaciares de Groenlandia se están derritiendo a una velocidad sin precedentes. De acuerdo con información de la revista Nature, de seguir con este ritmo, el nivel del mar subiría hasta siete metros. Actualmente la rapidez del deshielo es 50% más que en la época preindustrial y un 33% superior que en el siglo XX.

Según el experto en glaciología, Nick Golledge, de la Universidad de Wellington, en Nueva Zelanda, este nuevo estudio es significativo porque combina mediciones de los cambios en el derretimiento de la superficie de la capa de hielo de Groenlandia con simulaciones de modelos computarizados independientes, y ambas líneas muestran claramente que el deshielo de las últimas décadas no tiene precedentes en los últimos 350 años.

Nuestro mundo bajo el agua

La investigación muestra que a medida que la temperatura del aire aumenta sobre Groenlandia, el deshielo se acelera. En lugar de derretirse a un ritmo constante a medida que el clima se calienta, la capa se derretirá cada vez más por cada grado de aumento en la atmósfera.

Ríos de deshielo

La inestabilidad de la capa de hielo marino en la Antártida y la pérdida irreversible del hielo de Groenlandia podrían dar lugar a un aumento de varios metros del nivel del mar a lo largo de cientos a miles de años. En estos momentos, la pérdida de masa de los glaciares y las capas superficiales de estos dos polos agrega al océano 670 gigatoneladas de agua al año, lo que equivale a 268 millones de piscinas olímpicas o al caudal de las Cataratas del Niágara durante nueve años.

Este agua derretida no contribuye únicamente a elevar el mar, sino que también posee el potencial de alterar las corrientes oceánicas que, entre otras cosas, establecen un equilibrio en como se reparten las temperaturas a través del globo. Por ejemplo, son responsables de mantener zonas con climas relativamente estables y exportar el calor de las latitudes más bajas.

Para el científico Luke Trusel este estudio es “la prueba de que el deshielo de Groenlandia no forma parte de un ciclo natural”. “El cambio climático no es un problema de futuro, sino que está aquí y ahora. Su evidencia se conserva en el hielo y el impacto de la contribución de Groenlandia al nivel del mar depende en última instancia de lo que hagamos ahora y en un futuro muy próximo”, señaló el experto.

Video sugerido:

 

AM.MX/TIV

 

Artículos relacionados