lunes, abril 15, 2024

García Luna empezó a trabajar con el Cártel de Sinaloa desde gobierno de Fox

CIUDAD DE MÉXICO.- Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, comenzó sus nexos con el Cártel de Sinaloa que lideraba Joaquín “El Chapo” Guzmán desde que asumió como director de la Agencia de Investigación Criminal durante la administración de Vicente Fox, en enero de 2001, vínculos se mantuvieron hasta julio de 2020, sostiene la Fiscalía de Nueva York de acuerdo con una investigación de El País.

De acuerdo con el diario español, García Luna colaboró con el Cártel de Sinaloa durante casi 20 años, “incluso después de que fue detenido en Estados Unidos en 2019”. Dicha información habría sido revelada por la Fiscalía del distrito Este de Nueva York en una carta enviada a la corte para que avance el caso judicial contra el exsecretario de Seguridad.

“El acusado conspiró con miembros del Cártel de Sinaloa, al aceptar sobornos y ayudarles en sus actividades de tráfico de drogas”, se lee en el último documento presentado ante la corte por la Fiscalía de Nueva York.

Según los documentos de la Fiscalía, a los que tuvo acceso El País, los fiscales han afirmado que abundan los ejemplos de cómo García Luna facilitó las actividades criminales y se mantuvo como un contacto de primer nivel del cartel.

Resaltan que la Fiscalía señaló que García Luna no interfirió en el envío de cargamentos de varias toneladas de narcóticos de Sinaloa con destino a Estados Unidos y que filtró información sensible de operaciones policiales para evitar que sus líderes fueran capturados.

Además, refieren que la base de la Fiscalía para decir que García Luna siguió colaborando con el Cártel de Sinaloa es que mintió en una declaración migratoria presentada en 2018 en la que aseguró que no había cometido ningún delito y una grabación de mediados de 2020 con un falso sicario de la mafia rusa que se ha presentado como evidencia de que intentó deshacerse de testigos clave en el caso.

En el audio, García Luna supuestamente habla con un compañero de celda que lo espió a pedido de la Fiscalía sobre cómo “matar a las familias” de quienes colaboren con las autoridades.

Además, refieren que tienen 15 testigos con experiencia en tareas de Seguridad y otros seis testimonios potenciales de testigos colaboradores para respaldar sus acusaciones.

Por su parte, García Luna pide que se retiren cuatro cargos en su contra relacionados con el tráfico de cocaína y su pertenencia a organizaciones del narcotráfico. En ese sentido, sus abogados defienden que las acusaciones se basan en la hipótesis de que sacó ventaja de su posición en los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón, pero aseguran que éstas se desmoronan si se considera que su cliente no ha ocupado ningún cargo de relevancia en las administraciones siguientes (Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador).

En tanto, los abogados de García Luna tienen hasta el próximo miércoles para presentar un contraargumento.
AM.MX/fm

Artículos relacionados