fbpx Fuera porros de la UNAM exigieron los estudiantes en la marcha de CU | Almomento | Noticias, información nacional e internacional
Foto: Tania Itzel Vargas

Texto y fotos: Tania Itzel Vargas

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de septiembre, (AlMomentoMX).- Los vagones del metro de la línea verde con dirección a Universidad se encontraban repletos de estudiantes de la Preparatoria 4 de Tacubaya y de estudiantes de la Prepa 8 de Plateros. En medio de consignas, pancartas y el grito de “no somos porros, somos estudiantes”, los jóvenes de bachillerato arribaron a la estación Universidad y se encaminaron hacia la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales donde sería el punto de reunión de la comunidad universitaria que participaría en la marcha “UNAMSinViolencia”.

Cientos de contingentes se dieron cita en las inmediaciones de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales para exigir la renuncia del rector Enrique Graue, la salida definitiva de los porros de la Máxima Casa de Estudios y mayor seguridad dentro y fuera de las instalaciones de los diversos planteles universitarios, luego de ocurridos los hechos violentos del lunes pasado cuando grupos porriles atacaron con palos, petardos y armas punzo cortantes a estudiantes del CCH Azcapotzalco que se manifestaban de manera pacífica en la explanada de Rectoría.

Foto: Tania Itzel Vargas

La Facultad de Ciencias Políticas conocida por los estudiantes como Polacas presentó su pliego petitorio en el que no olvidaron exigir justicia para Miranda Mendoza, estudiante del CCH Oriente, quien fue secuestrada y asesinada en días pasados en el trayecto de la escuela a su casa; así como justicia para los dos estudiantes que hasta el momento se encuentran hospitalizados y se reportan graves luego de ser acuchillados por los porros que entraron a Ciudad Universitaria y que se encontraban acompañados por Teófilo Licona, Coordinador de Auxilio UNAM.

Asimismo los estudiantes manifestaron su apoyo a los Colegios de Ciencias y Humanidades así como a los bachilleratos para que se exija el respeto al Reglamento General de Pagos y se revisen las condiciones académicas manifestadas por estudiantes y profesores en relación a la asignación de maestros y saturación de grupos.

La marcha inició su avance en punto de las 13:00 horas con el contingente de la Facultad de Ciencias Políticas a la cabeza, se unieron la Facultad de Ingeniería, la FES Acatlán, la Facultad de Medicina, la Facultad de Veterinaria, Trabajo Social. Más adelante se encontraban los contingentes de los jóvenes de las prepas 6, 7, 4, 5, 1, 8, 9 y los CCH Vallejo, Sur, Azcapotzalco, Naucalpan; aparecieron los contingentes de la ENAH, del CUEC, de la Facultad de Arte y Diseño, Arquitectura, Psicología, Economía, Trabajo Social, entre otros planteles. La mayoría se encuentran en paros de 48 horas aproximadamente.

Foto: Tania Itzel Vargas

Al grito de “Goya, goya, cachún cachún ra, ra”, los estudiantes hijos de los alumnos que defendieron la gratuidad de la UNAM en el 99 y nietos de los estudiantes que defendieron con toda la garra a su Máxima Casa de Estudios en el 68, se dirigían a la Rectoría con la intención de entregar su pliego petitorio a las autoridades universitarias, específicamente se dirigían con la intención de encontrarse cara a cara con el máximo responsable de los destinos de los universitarios: el rector Enrique Graue.

“Queremos seguridad”, decían los estudiantes, pues resulta indignante que no se sientan seguros en sus respectivos planteles, como indignante resulta para toda la comunidad universidad la presencia de porros en la explanada de Rectoría y la agresión ocurrida en contra de los jóvenes que ahí se manifestaban sin que haya habido intervención alguna de Auxilio UNAM.

La marcha continuó su trayecto por el circuito de Ciencias hacia la facultad de Derecho y la explanada de Rectoría sin contratiempos, en un clima de indignación, pero también de compañerismo, de cuando en cuando los jóvenes quedaban en silencio en homenaje de Miranda Mendoza y de Lesvy Berlín. Los contingentes de feministas también acudieron a la marcha con banderas rosas con la leyenda #NiUNaMenos.

Foto: Tania Itzel Vargas

En la marcha también participaron alumnos de otras escuelas que se solidarizaron con la manifestación de los universitarios. Los contingentes del IPN, del Colegio de México y de la escuela Carlos Septién García marcaron presencia y se unieron a los Goyas junto a los PUMAS.

En punto de las 14:30 horas los primeros contingentes comienzan a llegar a las inmediaciones de la facultad de economía. Entre gritos de “Fuera porros de la UNAM” los jóvenes se acercan a la Rectoría en busca de solución a sus demandas.

La imagen puede contener: 6 personas, multitud y exterior
Foto: Tania Itzel Vargas

Alrededor de las 14:40 horas comienzan a llegar los estudiantes a Rectoría donde los recibe una gran manta que viste los muros aledaños a la Biblioteca Central con la leyenda “Fuera Porros de la UNAM” y el clima cambia de repente, los jóvenes se sienten nerviosos, los líderes de cada contingente empiezan a replegar a sus grupos y a pedirles que levanten el puño para ubicarse al grito de Prepa 8, Prepa 9, CCH Vallejo, los jóvenes que se colocaron listones naranjas en la muñeca levantan su puño y se ubican en grupos. Los líderes comienzan a dar recomendaciones de qué acciones seguir en caso de un ataque sorpresivo de grupos porriles.

Foto: Tania Itzel Vargas

Para los profesores y padres de familia que acompañaban a los alumnos de la UNAM resultaba inverosímil que los jóvenes se sintieran tan inseguros adentro de la que debería de ser su casa, la que de hecho es su casa, la Máxima Casa de Estudios del país.

Los chicos les recomiendan separarse en grupos pequeños y correr hacia cualquiera de las facultades y esconderse.

Los jóvenes estuvieron alerta en todo momento, mientras esperaban que los líderes de las Facultades de Ciencias Políticas y Filosofía y Letras comenzaran con la asamblea prometida; sin embargo, los minutos pasaban y los muchachos empezaban a desesperarse. Nada sucedía. Algunos se sentaron. Otros insistían con los gritos al rector exigiéndole que diera la cara.

Foto: Tania Itzel Vargas

Ni una ni otra cosa sucedía ni asamblea ni la presencia del rector.

Ya eran casi las 15:00 horas cuando la mamá de una alumna del CCH Azcapotzalco se acercó al megáfono y les dijo a los chicos que los padres de familia participan en la marcha, para exigir justicia por las agresiones contra sus hijos, quienes son menores de edad.

Los jóvenes voceros explicaron a los estudiantes que tenían el equipo de audio para llevar a cabo la asamblea, pero que no contaban con electricidad. Un comité se ofreció para solicitar el apoyo a las autoridades de rectoría para que les facilitaran el acceso a la electricidad y poder llevar a cabo la asamblea, pero no obtuvieron respuesta.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, multitud, cielo y exterior
Foto: Tania Itzel Vargas

Con ayuda de megáfonos, los voceros leyeron el pliego petitorio de la FCPyS, pero la gran mayoría de los presentes no pudo escuchar la lectura.

Alrededor de las 16:20 horas jóvenes encapuchados irrumpieron en las inmediaciones de rectoría, lanzaron petardos y con ello sembraron el pánico entre algunos de los estudiantes que huyeron en estampida. Los encapuchados se encontraban afuera en la avenida Insurgentes donde cerraron la circulación. Por lo que hubo un pequeño enfrentamiento con las autoridades que se encontraban resguardando la seguridad de los universitarios. El gobierno de la Ciudad de México desplegó 200 oficiales de la SSP para reforzar la seguridad de CU durante la protesta.

Los encapuchados realizaron pintas y reabrieron la circulación para luego internarse en Ciudad Universitaria. No hubo más disturbios.

Los estudiantes no pudieron llevar a cabo la asamblea y decidieron anunciar a sus compañeros que el viernes se llevará a cabo en la Facultad de Economía, en punto de las 12:00 horas.

Sin respuesta por parte de las autoridades universitarias, los jóvenes se retiraron alrededor de las 17:00 horas, rumbo al metro Copilco.

 

AM.MX/TIV

 

 

Comentarios

comentarios