fbpx

Lilia Arellano

“Los políticos siempre hacen lo mismo: prometen
construir un puente aunque no haya río”: Jrushchov

  • Saldo Lopezobradorista fúnebre, trágico, nefasto
  • Pandemia repunta en 20 estados; fallecimientos llegarán a 280 mil al finalizar el año
  • Prevalece incertidumbre para el resto del sexenio; recuperación larga y prolongada
  • Ola de violencia dejada al garete; gobierno centra esfuerzos en elección intermediaAhora van por García Luna; pide FGR a Estados Unidos extradición del ex secretario

Mañana se cumplirán dos años del arranque del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, un tercio del periodo constitucional, y como puntualmente señala Porfirio Muñoz Ledo, la cuarta transformación del país no se ve por ningún lado. Lo visto hasta hoy es un bienio con un saldo fúnebre, trágico, nefasto y adverso para los mexicanos. El mal manejo de la pandemia dejará al final de este año 280 mil muertes; la desatención de la violencia convierte al territorio nacional en un cementerio clandestino, los asesinatos superan los 64 mil en esta gestión, números mayores a los registrados en los periodos de los malos, de los de antes, de los neoliberales. La crisis económica empujó a 12 millones de personas de la clase media a la pobreza y otra cantidad similar a la pobreza extrema; el Producto Interno Bruto (PIB) del país tendrá una contracción de alrededor del 10 por ciento; decenas de miles de empresas fueron dejadas a su suerte por la administración federal y quebraron, arrojando a la calle a millones de trabajadores sin medios de subsistencia, ni siquiera en el sector informal.

En los comicios de 2018, los mexicanos eligieron a un presidente, con obligaciones constitucionales y tenían la esperanza de haber seleccionado a un estadista, pero no. AMLO en la Presidencia se ha convertido en un personaje autoritario, mesiánico, ocurrente, cínico y mentiroso, centrado sólo en la ampliación y conservación de su poder, sin importarle el Estado de Derecho, al cual hace a un lado, ha roto con la división de poderes y los preceptos legales. Nada hay para celebrar al concluir el segundo año de gobierno Lopezobradorista. Se cumplen 730 días de promesas incumplidas, discursos estigmatizantes y criminalizantes, abandono absoluto de las víctimas y de la agenda de derechos humanos, así como la destrucción y cooptación de instituciones clave. Tal vez lo más significativo de su administración es el pésimo manejo de la pandemia por Covid-19, con lo cual  enlutó a otros miles de hogares mexicanos. Muchas de las muertes por esta causa se pudieron evitar de no haber seguido el “modelo centinela”, implementado por Hugo López-Gatell, tal vez el funcionario más repudiado de este gobierno y quien ahora enfrenta sendas demandas penales por su irresponsabilidad, presentadas tanto por ciudadanos como por partidos políticos y legisladores federales.

Es inadmisible sea después de más de nueve meses del surgimiento de la pandemia nos encontremos cada días en una situación mucho peor en tanto el discurso presidencial, el oficial del sector salud, intenta convencer a la población de todo lo contrario. Hace una semana las alarmas se encendieron al registrarse 10 mil infectados en 24 horas, al día siguiente, 9 mil, el miércoles anterior 10 mil 934 y el viernes todas esas cifras se superaron llegandose a la infección de más de 12 mil mexicanos. El semáforo se maneja como les viene en gana y ni que decir de las aseveraciones sobre la compra de vacunas, con relación a los supuestos millones designados en la imaginaria o ilegalmente, porque en el PEF no hay un céntimo dedicado a estas adquisiciones.

Van 504 mañaneras 104 homilías dominicales, 80 discursos pronunciados en fin de semana y más de 30 mil mentiras. Los calificativos, las ofensas, las instrucciones al Poder Judicial, los ordenamientos para abrir o cerrar investigaciones, los perdones, los auto-desmentidos, las exigencias y agradecimientos al Poder Legislativo por el cumplimineto de los caprichos y el otorgamiento de “manos libres” al manejo de las arcas públicas han resultado incontables y, de las pifias, errores relacionados con la historia nacional, las citas sobre los sucesos históricos de otros países y hasta las referencias sobre el andar de personajes sobresalientes, definitivamente producen tal cantidad de vergüenzas que se evita su conteo.

OLA DE VIOLENCIA RELEGADA

Respecto al manejo de la ola de violencia resentida en territorio nacional, este se ha dejado de lado completamente. Empezando por el incumplimiento de regresar a los militares a los cuarteles y la promesa de desmilitarizar al país. López Obrador ha optado por lo contrario: incrementar la militarización, la creación de una Guardia Nacional completamente a las órdenes de las jerarquías militares, el ex secretario de Seguridad, hoy aspirante al gobierno de Sonora, Alfonso Durazo, siempre fue un cero a la izquierda, y la nueva titular, Rosa Icela Rodríguez, no aparece aún y todo indica será también una figura de ornato. El combate a los cárteles del narcotráfico se ha dejado al garete y lo peor: el gobierno federal se ha doblado ante ellos. Está el caso de Ovidio Guzmán, hijo del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien en octubre del año pasado, en un operativo realizado en Sinaloa, fue capturado y, posteriormente, dejado libre, por instrucciones del tabasqueño, o al menos eso dice él. Durazo sobre el particular se enredó en contradicciones, de las cuales lo único claro que se sacó fue que el Cártel de Sinaloa dobló  a AMLO.

La 4T en este periodo ha estado marcada por el retroceso en el respeto y garantía de los derechos humanos, y por una incontrovertible tendencia en la perpetración, desde las instituciones del Estado, de crímenes y violaciones graves a derechos humanos. La reciente operación de Estado para liberar al ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, evidencia el enorme poder el Ejército acumulado en esta administración. Aunque López Obrador decretó que “ya no hay torturas, desapariciones, ni masacres”, la realidad lo desmiente. Los datos correspondientes al 2019 de Political Terror Scale (PTS), la cual evalúa la situación de terror político de diversos países, tomando como base los reportes anuales publicados por Amnistía Internacional, Human Rights Watch y el Departamento de Estado de Estados Unidos, constatan: en el primer año de gobierno de López Obrador, las formas más atroces de violencia estatal (ejecuciones, desapariciones forzadas y tortura) fueron una parte común de la vida en México. Los niveles de terror político ejercidos por el Estado mexicano se han mantenido idénticos entre 2016 y 2019, años con registros de una tendencia consistente y preocupantemente alta de terror político y violencia orquestada y perpetrada por el Estado.

COMBATE A LA CORRUPCIÓN MEDIÁTICO

El combate a la corrupción ha sido sólo una bandera política y un recurso discursivo de López Obrador, pero lo peor es la actitud del tabasqueño al caer en las mismas prácticas de sus antecesores al encubrir la corrupción en su propia casa. El caso emblemático es el de su hermano, Pío López Obrador, quien luego de difundirse videos en los cuales se le observa recibiendo dinero en efectivo, el gobierno de AMLO lo ha encubierto, aunque diga lo contrario en sus conferencias de prensa mañaneras. No hay investigación en contra de él y sólo se espera una indagatoria por parte del Instituto Nacional Electoral. Otros casos son los del director de la CFE, Manuel Bartlett, y su hijo, contratista, entre otros del IMSS, ambos exonerados; la titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval y su esposo, también exonerados; la multiplicación de los contratos de asignación directa, que potencian la corrupción en la administración federal, y el manejo electoral de los programas sociales por parte de los superdelegados, también perdonados, no investigados y ahora premiados con candidaturas a gobiernos estatales.

La corrupción sólo se combate en “la huerta de mi compadre”, es decir en los gobiernos anteriores, aunque esta sea imparcial e incompleta. La persecución de Emilio Lozoya se diluyó al convertirse en delator; lo mismo sucederá con Rosario Robles, quien pretenden implicar a Luis Videgaray, el poderoso secretario de Hacienda de Peña Nieto; y de la morralla poco se conoce en este combate sólo útil para crear escándalos mediáticos. Ante los procesos que enfrentan en prisión, tanto en México como en el extranjero, Rosario Robles, ex titular de la Sedesol y Sedatu; Emilio Lozoya, ex director de Pemex en el sexenio pasado; y Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, López Obrador ha expresado que “no se le persigue a nadie”.

PROFUNDA CRISIS; RECUPERACIÓN DIFÍCIL Y PROLONGADA: BANXICO

La recuperación de la profunda y amplia crisis económica en México, que ha arrojado a la pobreza y pobreza extrema a millones de mexicanos, será difícil y prolongada, consideró la Junta de Gobierno del Banco de México, quien advirtió podría extenderse hasta mediados de 2024. Además, la recuperación comenzará a desacelerarse una vez se disipen los efectos de la reapertura. Persiste un entorno de incertidumbre y riesgo a la baja para la actividad económica, destacando los riesgos de un rebrote de la pandemia, la cual repuntó en 20 entidades de la República, y bajó los ingresos del 73 por ciento de los hogares.

El impacto de la pandemia continúa afectando el financiamiento a las empresas, destaca el contenido de la minuta número 89 de la Reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México. Eso ha afectado a las pequeñas y medianas empresas. El crédito de éstas registró una contracción anual de -6.3 por ciento, y no hay señales claras de mejora. Los integrantes de la Junta externaron su preocupación por la situación de Pemex y advirtieron constituye un riesgo para la calificación soberana. Destacaron la posibilidad de que la empresa requiera de apoyos fiscales adicionales, lo cual podría  afectar a las finanzas públicas.

La Junta de Gobierno de Banxico resaltó la actividad económica permanece por debajo de los niveles previos a la pandemia. En el periodo de enero-septiembre de 2020, el PIB fue casi 10 por ciento inferior al registrado en el mismo periodo de 2019, y disminuyó 8.6 por ciento a tasa anual en el tercer trimestre de 2020.

¿CUÁL 4T?

Porfirio Muñoz Ledo aseguró: dos años después de que Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como presidente de México, “la gente de abajo –que tiene muy buena voluntad y mucha fe- sigue creyendo en la cuarta transformación”, pero ésta simplemente no se ve, pues no se registran pasos contundentes había el fin del neoliberalismo. El ex diplomático y actual diputado federal de Morena, lamentó en el gobierno prevalezca la “arbitrariedad” al aplicar políticas públicas y sea la bancada de Morena en San Lázaro un “eco servil del Ejecutivo”.   El legislador observa, en cambio, decisiones de políticas públicas en las que priva “la arbitrariedad” sobre la razón. Y pone como ejemplos la imposición de un “presupuesto recesivo” y la eliminación a rajatabla de 109 fideicomisos. En una entrevista realizada en su residencia en Lomas de Chapultepec, Muñoz Ledo lamenta Morena haya adoptado un pensamiento único.

Explica: un Estado más compacto, mejor organizado, menos clientelar, conlleva a una mayor inversión pública para equilibrar la economía del país, pero en cambio se ha optado por rigidizar el gasto público. La extinción de los fideicomisos fue una exhibición del autoritarismo del gobierno de López Obrador enfocado en concentrar recursos económicos para sus programas sociales y obras faraónicas, como también se exhibió en la conformación y aprobación del Presupuesto Federal 2021. De nada sirvieron las continúas protestas de investigadores, científicos, artistas, víctimas de la violencia, deportistas de élite, ante la decisión del tabasqueño, quien sin pruebas estableció la existencia de corrupción en el manejo de los fondos y los 109  fideicomisos.

Muñoz Ledo critica también el “dedazo”, visible en la selección de los candidatos a gobiernos estatales. También se dice extrañado de la guía ética difundida y mandada a hacer por el gobierno federal, toda vez que, asegura, Morena hace todo lo contrario a lo que ahí se señala, pues, dice, “es un ejemplo de corrupción y de podredumbre”.

ERRORES GARRAFALES 

Prácticamente desde el arranque de su administración, López Obrador dio muestras de lo que vendría en los meses siguientes. El primer año de su gobierno fue marcado por la explosión, el 18 de enero de 2019,  de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) por robo de combustible en Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó 137 muertos. También la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ocasionó la pérdida de la confianza en el gobierno por parte de la iniciativa privada.  A la par de la cancelación de la construcción del NAIM, y el anuncio de la edificación del aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, el presidente recibió críticas por estas obras faraónicas y la destrucción del medio ambiente.

Uno de los más reiterados cuestionamientos a la administración del tabasqueño es el desabasto de medicamentos, especialmente oncológicos, principalmente por parte de familiares de niños con cáncer. López Obrador culpó a las administraciones anteriores de esto y a la corrupción del pasado, pero el problema lo causó la “austeridad” de su administración y la centralización de la compra de los medicamentos en la Secretaría de Hacienda. También culpó a las farmacéuticas de sabotaje y a los proveedores de acaparar el mercado de los medicamentos.

Incluso en su propia tierra sus paisanos han resentido las ocurrencias y los errores de López Obrador. En Tabasco,  tras las intensas lluvias que provocaron inundaciones en esa entidad, y cuyo manejo de las presas confrontó al gobernador Adán López, con el titular de la CFE, Manuel Bartlett, los pobladores de las zonas afectadas criticaron el presidente viajara en una aeronave a supervisar los trabajos en las zonas afectadas desde el aire. “¿Cómo voy a venir a tomarme la foto, ir a una colonia con unas botas que sé que no me van a cubrir”, justificó el presidente, quien admitió la responsabilidad de inundar zonas bajas para no afectar a Villahermosa. Aunque más temprano que tarde salió a relucir la verdad: evitó inundar Dos Bocas y con ello tirar al agua cientos de millones de pesos.

López Obrador también creó polémica al anunciar presentaría una consulta pública para enjuiciar a los ex presidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. La intención en el fondo no es llevar justicia al pueblo de México por las presuntas afrentas recibidas en ese periodo, sino tener un tema electoral a modo rumbo a la elección federal intermedia del 2021, objetivo alcanzado hasta el momento, mientras persiste la impunidad, sobre todo por el pacto alcanzado por la administración federal anterior. Y el pasado viernes 27 de noviembre, siguieron las instrucciones y los senadores mintieron, dieron a los mexicanos “gato por liebre” al aprobaron la iniciativa “para quitar el fuero presidencial” y que cualquier mandatario de México pueda ser juzgado por cualquier delito como cualquier ciudadano. ¿Los ciudadanos son juzgados en la Cámara de Diputados y en la de Senadores? No, y este Ejecutivo federal y sus sucesores seguirán sin ser presentados ante el Ministerio Público. Otra tomada de pelo al estilo legislativo. Otra farsa camaral.Se suman cientos de mitómanos para hacerle la competencia al “numer one”.

La serie de desaciertos del régimen auto denominado cuarta transformación, llevo a los ciudadanos a organizarse en su contra. Así se fundó el Frente NacioNal Anti-AMLO (FRENAA), el cual ha sido seguido puntualmente por el gobierno federal. Los gobernadores han formado tres frentes: Conago, los de Acción Nacional y los Aliancistas. Otros grupos de la iniciativa privada se están aliando con partidos políticos inclusive y las manifestaciones de protesta por una y mil causas se multiplican a lo largo y ancho del país. López ha avanzado en su compra de votos y en ello respalda la esperanza de continuar. Multiplica las dádivas y ese es su único activo, además de su Guía Ética elaborada por un anciano en plena senectud, una realizadora de series de narcotráfico, la amiga de su esposa, un vocero cuestionado y demandado y dos periodistas de La Jornada. El best seller de 8 millones de ejemplares se distribuirán entre otra cauda de ancianos, un par de millones de ellos, por cierto, analfabetas.

DE LOS PASILLOS

Otro pez gordo en la mira de la 4T: la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a Estados Unidos la extradición del ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, contra quien existe  una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito. Una juez del Estado de México otorgó la orden de captura, debido a que el ex funcionario, procesado en EU por recibir sobornos del narcotráfico, no demostró el origen de 27 millones de pesos que fueron utilizados para la compra de bienes inmuebles en México. La orden de aprehensión fue emitida hace unos días, pero no es el único asunto donde el ex secretario es investigado…¿Para cuando la extradición de Guzmán Loera?… Una vez aprobado el uso lúdico de la mariguana ¿cuál será el pretexto para seguir tras Caro Quintero? ¿Sigue vigente el castigo por el supuesto asesinato en contra de la “madrina” de la CIA?

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellano

Comentarios

comentarios